Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Welcome back

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

Me dice un editor: «Me van a cobrar por almacenar los libros, tengo que deshacerme de ellos…»
Me dice un editor: «Hemos congelado las publicaciones de otoño. A ver si sobrevivimos…»
Me dice una librera: «Hay días que hacemos cajas de 100 euros…»
Me dice una periodista de la sección de cultura: «Estamos dos, no damos abasto…»
Al menos los amigos de La Central combaten el blues abriendo librería a lo grande en el corazón comercial de Madrid.

Jesús, jesús. Bienvenidos a la nueva temporada. ¿Alguna aportación sugerente a propósito del estrés posvacacional?

Una vieja práctica


El tránsfuga

Ayer se falló el premio RBA de Novela negra que, como ya sabrán, ganó Michael Connelly y con polémica: de entrada, porque el nombre del ganador se conocía desde agosto (una práctica escandalosa que ya no escandaliza a nadie; pero, sobre todo, porque de este modo RBA se hace con un autor que hasta ahora publicaba en Roca editorial.

«La idea de presentarme fue de mi editor. Me dio un masaje de ego» ha declarado el flamante tránsfuga. « Le va a crecer la nariz...», ha respondido desde Twitter su exeditora.

Esta de cambiar a golpe de premio es una práctica añeja. Basta con leer, a modo de botón de muestra, lo que en Divertinajes (antiguo formato, qué tiempos) publicamos hace ya algunos años respecto al fallecido Francisco Casavella.

Conste que no creo que la culpa sea de las editoriales (vale, muy elegantes no son) que tientan a quienes tienen contrato en activo con otra: si a alguien se puede señalar como culpable, es a los escritores y a sus agentes. Hay quien me ha recordado que Andrea Camilleri aceptó el RBA pero a condición de no cambiar de casa en España (Salamandra).

Que digo yo que a lo peor las editoriales tienen que hacer como los clubes de fútbol e instaurar la cláusula de rescisión.

Visionario


Bethune

¡Ya tengo regalo de Navidad para la ministra Mato! Un libro de la editorial riojana Pepitas de Calabaza anuncia, para octubre, Las heridas, del doctor Norman Bethune, autor que defiende vigorosamente una atención médica universal, en la que el médico sea un servidor público y los enfermos sean atendidos sin importar su extracción social o su capacidad adquisitiva.

Bethune nació en 1890 y murió en 1939. Y ya lo sabía… visionario.

(Por cierto: lean hoy a Adriana Davidova. Alicia también sabe…)

Pregunta tonta

Ariel publica Ética de urgencia, de Fernando Savater. ¿Para cuándo una Ética de importancia? Ah, que esa es la de siempre. Vale, pero ¡la tenemos tan olvidada!

(Ya perdonarán, sé que la queja es fácil. También urgente e importante.)

Triplete


Reincidente

Curiosamente, Debate anuncia para el 22 de noviembre dos libros de Savater, Las ciudades y los escritores («el filósofo recorre las principales ciudades del mundo y nos muestra el profundo vínculo que une a un escritor con su ciudad») y Los diez mandamientos en el siglo XXI («la obra recorre uno a uno los mandamientos (…) el autor se dirige directamente a Dios tuteándolo y recriminándole…»).

No seré yo quien haga el obvio juego de palabras… pensándolo bien, ¿por qué no? Fernando se savatea a sí mismo. Ja.

Un poquito de buen rollo

Miquel Silvestre, escritor motero al que aquí seguimos con fruición, me escribe:

«Hola, Eva. Mira como mola mi vídeo. De aquí tiene que salir un libro. Y por cierto, Un millón de piedras ha alcanzado su 5ª edición y dos años después de salir, sigue entre los más vendidos de viajes en la Casa del Libro. Todo un fenómeno underground.»

Fenómeno, que eres un fenómeno.

Onán o el escritor con la autoestima baja

Leí el otro día la denuncia de un grupo de hoteleros: reciben amenazas de clientes internautas, que piden regalitos a cambio de no realizar críticas negativas a sus establecimientos en los foros de internet.

Me recordó la noticia algo que había leído un poco antes, nada que ver, pero perteneciente a la misma escuela filosófica: R.J. Ellory, quizá porque estaba triste (no sé si a la manera de Cristiano o a la de la princesa) y necesitaba un chute de autoestima, se había dedicado a elogiarse a sí mismo on line.

Peor aún (porque lo hasta ahora dicho es onanismo, y una no está necesariamente en contra): decidió denigrar a sus compañeros de armas literarias en Amazon.com, que es donde se les hace daño. Y le pillaron.

El bribón ha pedido perdón, mientras escritores británicos y estadounidenses condenaban en el Daily Telegraph el curioso fenómeno de las «falsas críticas».

Lo bueno sería concluir escribiendo que este es un caso aislado. Pero, quiá. Por no hablar de otras prácticas dudosas

Adiós

«Esta mañana Horacio Vázquez-Rial ha perdido la batalla contra el cáncer. Ha muerto acompañado de sus hijas. Queda libre de todo sufrimiento.» La noticia la daba el editor Pere Sureda, amigo del autor, en Internet. Descanse en paz.

Este verano…

Encontré algunas de esas cositas tontas que tanto me gustan. Una triple  muestra:

En El País:


A ver, a ver...

En alguna página de Internet:


Yo las vitalicias sí, pero con las vitalícias tengo dudas porque sospecho que tienen algo que ver con una marca de productos lácteos. (Pensiones para siempre pagadas con yogur Vitalínea. Mola).

Y de nuevo en El País:


La broma convertida en norma o el poder de Rouco Varela.




Archivo histórico


Comentarios

Los comentarios son propiedad de quien los envio. Esta página no se responsabiliza de ellos.

En estos momentos pueden escribir comentarios:Todos los usuarios

Opciones de visualización de comentarios




Total. Páginas Comentarios

1