Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El mirón impaciente

Eduardo Nabal

La sombra de los otros


La sombra de los otros (The Shelter, directores: Måns Mårlind, Björn Stein) es un thriller gótico sobre el desdoblamiento de personalidad y un vehículo para el lucimiento de Julianne Moore como una madura y entregada psiquiatra de creencias cristianas.

Con una atmósfera turbia y compacta y unos personajes bien definidos, el director consigue un relato espeluznante aunque, finalmente algo pretencioso y retorcido en su macabro coqueteo con el cine fantástico de nuestros días abandonando las claves psicológicas y el misterio lleno de ritmo de la primera mitad del filme.

A Moore se enfrenta sin conseguir robarle la película un inquietante y bello Jonathan Rys Meyer como el joven con al menos tres personalidades diferentes, alternativamente dulces y amenazadoras, y ahí se impone la brutalidad, el sarcasmo, el sadismo, la superchería religiosa y lo sangriento sobre la elegancia del comienzo.

La película desarrolla la malsana e irónica relación entre la terapeuta y su paciente, así como entre éstos y los demás personajes de la historia que los rodean. Pero estos elementos tan interesantes se ven empañados por una aparatosa resolución de brujas, fantasmas y crípticas alucinaciones visuales que devuelven a un filme tan sugerente como La sombra de los otros al terreno del fantástico más convencional.

Un filme, en resumen, que promete mucho más de lo que ofrece y que es sobre todo una elaborada partitura visual y acompañada de unas intensas actuaciones que no llevan a ninguna parte al espectador. No obstante, imágenes como las partituras musicales secándose en el tendedero, los violentos cambios del protagonista masculino o la extraña soledad de Moore frente a sus colegas permanecen en el recuerdo.

Un aperitivo




Archivo histórico