Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

Esencia

¿Cómo podemos saber si algo es justo aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente e invariable de ellas? ¿Cómo podemos acercarnos a esa esencia de las cosas y no desvirtuarla al aproximarnos demasiado?

Alicia se escapa tapándose los oídos y corre de puntillas en dirección opuesta a mí. La ventana está muy cerca. Demasiado cerca. Alicia es tan rápida que prácticamente se eleva encima del suelo mientras su cuerpo se desliza hacia la ventana abierta.


¿Cuándo fue la última vez que te sentiste amado? ¿Cuándo fue la primera vez que fuiste amada? Hace tiempo las mariposas eran grandes y tú las veías hermosas y llenas de luz... Ahora hace siglos, milenios, eternidades... que no has visto mariposas posarse sobre la hierba. Ahora hace tiempo que la esencia de lo que pensabas, sentías, notabas, se ha diluido ante el horror y el miedo que lo tibio y el vacío siembran en ti. 

Alicia no saltes aún. Aún no. Espera a que el tiempo cambie, a que los tiempos y los vientos, las tempestades y los mares se pongan a favor una vez más. Alicia detente y quédate inmóvil y expectante. Quédate para mí, por mí, conmigo. Alicia eres un espejo de plata, un espejo que vive su propio sueño, su propia historia llena de vida. Estás quizás más viva que yo, más viva que nunca mientras huyes ante mis pensamientos, ante mis palabras, ante mi miedo gris. Qué no te alcance ese miedo Alicia, que no te toque. Que lo gris no roce tus pies y sin embrago no saltes. Para. ¡Para! La ventana siempre estará allí en ese mismo y único lugar. Pero tú... Y yo. Tú y yo somos más efímeras que la historia de esa ventana, más efímeras que su estructura, más vulnerables que la madera que la sostiene. Tú y yo somos como de aire, como de agua transparente, como de humedad y lluvia. Tú y yo somos como de sangre. Hechas de sangre cálida. 

 

Pequeños Deberes- Cierra la ventana. Vuelve a entrar. Ven. Ven a mí una vez más y déjate caer o elevar hacia un beso, hacia todos los besos del mundo recogidos en único instante.

A.AliciaNlaRealidad@gmail.com

 

 

Fotos-Adriana Davidova "Esencia" por Liberto Rabal

Visita la página de la autora- http://www.cimamujerescineastas.es/espacioweb/web5/productos.php?id=287&usuario=adrianadavidova&id_usuario=2325

http://vimeo.com/31729859




Archivo histórico