Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Cifras y letras

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

Lunes 23, Día del Libro... Nicanor Parra no ha podido venir, el rey no puede asistir (ni tampoco presidir el tradicional almuerzo ofrecido a una representación del mundo de las letras, que tiene lugar hoy viernes). Será el Cervantes más raro de la historia, el Cervantes de los herederos.

¿Será verdad que…

… una gran editorial planea sacar un sello exclusivamente electrónico del que repescaría para la edición en papel los libros que mejor se vendan?

Desproporciones

Esta semana recibí el email de un lector (atento, cosa que le agradezco) a la par que editor (y que, por serlo, me pide que omita su nombre):

Leo en tu último Círculo que los libreros de Cataluña esperan que el 23 de abril sirva para alegrar un año que está siendo pésimo para el mundo del libro. Me imagino que todos dentro de la profesión esperamos lo mismo, y que la Feria del Libro de Madrid también nos ayude a superar estos malos momentos.

De tu artículo me llamo la atención la facturación del año pasado, 17 millones. Como había oído que Sant Jordi era muy importante en Cataluña, por curiosidad quise comparar las cifras de facturación con las de la Feria del Libro del Retiro. Y me lleve una enorme sorpresa al ver que el año pasado se facturaron 7,95 millones de euros.

¿Cómo es posible que en 17 días de Feria, con 6 festivos, se facture menos que en un solo día?

No he estado nunca en Barcelona en Sant Jordi, por lo que no sé cómo se organiza ahí este día. Pero llevo unos pocos años trabajando en una editorial que acude todos los años al Retiro. Vamos con una caseta bastante grande, y siempre hay mucha demanda de nuestros libros. He visto las 30 casetas más cercanas a la nuestra completamente vacías, y la nuestra llena. Ha habido días que no hemos dado abasto, con hasta 3 o 4 filas de gente delante (solo se veían cabezas), gritándonos de todos lados para comprar un libro. Nuestra mayor cifra de ventas, en un día, ha sido de poco más de 6000 euros (con lo que se pagaban todos los gastos que conlleva ir a la Feria). Si multiplico esta cifra, considerable para un solo día, por 442, que son las casetas que fueron el año pasado al Retiro, da poco más de 2 millones y medio de euros. ¿Cómo puede ser que en un día en Cataluña hagan 15 millones más? Entiendo que pueden abrir alguna hora más que las nueve y media que se abre un festivo en la Feria, ¿pero tanto como para llegar a esas cifras de ventas? Nosotros, por una simple cuestión de logística, podríamos vender, como mucho, el doble de esos 6000 euros que comento, y aún así seguiríamos teniendo una cifra muy pequeña en comparación con Sant Jordi.

No sé si me podrás dar una explicación o si es uno de esos misterios (otro más) que rodean al mundo del libro en España.

Pensé en llamar a Iker Jiménez, pero me contuve, me limité a responderle que intentaría sacarle de dudas. Para lo cual, debía salir de ellas yo misma. Así que me puse en contacto con el Secretario Técnico del Gremi de Llibreters, Eduard Garrell, quien me ofrece esta explicación:

Hay que tener en cuenta que Sant Jordi no es una feria de libros, sino una fiesta espontánea y profundamente sentida y compartida por la mayoría de ciudadanos que viven en Catalunya, que compran para sí y para regalar uno o más libros, incluso los no lectores regalan libros a sus parejas, hijos o amigos, compromisos laborales, etc.

Hay que tener en cuenta que Sant Jordi se celebra en cada una de la ciudades, pueblos grandes i minúsculos y en todas las escuelas de Catalunya, si es día laborable. Cuando no existe una librería son las numerosas  entidades culturales, asociaciones de todo tipo que tenemos repartidas por el territorio quienes venden los libros en estos casos, esto sin contar con la competencia desleal, puesto que los pequeños y grandes supermercados se suman a la fiesta y cualquier comercio que disponga del epígrafe de librero.

Hay que tener en cuenta que Sant Jordi tiene todas la librerías del país abiertas, sea laborable o festivo,  y cada librería con sus mesas en frente del negocio o en las centralidades de pueblos y ciudades. Hay un enorme despliegue de firmas de autores  en las grandes librerías, pero también autores  locales en el resto de demarcaciones, un enorme despliegue de actos culturales y literarios que estimulan la compra.

La cifra de 17 M€ es a la baja, puesto que era un día festivo con mucho desplazamiento de población. Las ventas calculadas del día de Sant Jordi están en la media del 8% de la facturación anual de las librerías.

Las negritas son mías.

También me interesé por la más modesta cifra (7,95 millones el año pasado) de la Feria del Libro de Madrid. Su director, Teodoro Sacristán, me recordó que es aproximada, puesto que se obtiene a partir de una encuesta que realizan diariamente entre editores, distribuidores y libreros y, a partir de las respuestas dadas por quienes dan respuesta, la organización realiza la proyección que se ofrece como cifra orientativa.

Al cabo, no sé si mi ¿investigación? ha sido provechosa para quien me escribió. Pero sí aclara algunas cosas, ¿no?

Por cierto

La Feria del Libro de Madrid está, no podía ser de otro modo, en marcha. Las casetas han sido sorteadas, pero el único sorteo por el que se interesan algunos malpensados es el que se hará en Zarzuela para determinar qué miembro de la Familia Real, o de la Familia del Rey, o de... bueno, ya me entienden, asistirá este año a la inauguración. Je. Je. 

Feas no, gracias

El miércoles, Planeta presentó en Madrid Capricho, la novela con la que Almudena de Arteaga, autora que ya en 2004 había obtenido el Premio Novela Histórica Alfonso X El Sabio con María de Molina, ganó el último Premio Azorín.

Capricho está ambientada en el Madrid del XIX, y en ella Goya reconstruye en retrato de sus tres musas: la duquesa de Alba, la de Chinchón y la de Osuna. Esta última es la que aparece en la portada… bueno, su mano. «No le pusimos la cara porque era muy fea», aclaró De Arteaga. A modo de curiosidad aquí tienen portada y retrato, para que ustedes juzguen.


Por lo demás, la autora, sin renegar de su trayectoria pidió que no se tipifique ésta como «novela histórica» (la etiqueta cansa incluso a quienes la han lucido con más dignidad) y explicó que cuando terminó la obra, se la presentó a su agente, y su agente le dijo: «con esto hay que hacer algo grande. Y lo ha conseguido». Curiosa manera de contarlo.

Pensamiento mágico

Un día, una va a comprarse unas gafas y la óptica, una buena lectora a la que le gusta prestar libros, le anuncia que el siguiente será La casa de las bellas durmientes, del Nobel Yasunari Kawabata.

Al día siguiente, justo al día siguiente, me llega la edición que acaba de lanzar Emecé de este texto que inspiró a García Márquez para escribir su Memoria de mis putas tristes, y del que Vargas Llosa dijo: «Breve, bella y profunda, La casa de las bellas durmientes deja en el ánimo del lector la sensación de una metáfora cuyos términos no son fáciles de desentrañar.» 

Les invito a comparar las portadas de las distintas ediciones: tres de Caralt, una de Círculo, y dos de Emecé (2011 y 2012)… ¿Cuál les gusta más?


Felicidades, compañeros

El próximo viernes 27 de abril, El Marcapáginas, programa que dirige y presenta David Felipe Arranz, cumple un año en Radio Inter. En estos tiempos en los que mantener en antena un programa cultural, sobre libros, es lo más parecido que conozco a un prodigio, me parecía oportuno reseñarlo, más aún cuando el milagro catódico acontece en una emisora convencional.

Al cabo de este tiempo, Arranz sostiene que «no es cierto que los receptores quieran consumir desinformación o un entretenimiento puro y duro que no les deje un poso: la resposabilidad es de los programadores de las distintas cadenas y, por supuesto, de quienes hacemos espacios culturales, que debemos luchar por ellos más que en el caso del deporte, la sociedad o la política, temas de la agenda mediática que saturan las parrillas».

Si queréis saber más, podéis visitar su web o seguirles en Twitter: (@marcapaginasRI) y Facebook (EL MARCAPAGINAS DE RADIO INTER).



Esta semana:

:: El final de una pasión, de Ana María Navales (Bartleby Editores).

:: La niña de la calle del Arenal, de Edgar Neville (Reino de Cordelia).

:: Inglés Sin Censura, VV.AA. (Langenscheidt Ibérica).

:: Xingú, de Edith Wharton (Contraseña).

:: Diez minutos antes de la medianoche, de Enrique Jardiel Poncela (Rey Lear).

:: Poniente, de Miguel Veyrat (Bartleby Editores).




Archivo histórico