Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Viajar al óleo

Armando Cerra

El Mediterráneo de Sorolla

Para conocer la enorme e ingente obra de Sorolla, los mejores lugares a los que podemos acudir son el museo que recibe su nombre en Madrid, en el barrio de Chamberí, y el edificio de la Hispanic Society of America en Nueva York, institución que encargó y conserva un parte muy importante del legado artístico de este pintor de finales del siglo XIX y principios del XX.

Precisamente allí, haciendo esquina con la avenida de Broadway y vecino al río Hudson y el puente Georges Washington, se encuentra este lienzo: La playa de Valencia con luz matinal de 1908.


"La playa de Valencia con luz matinal", de Sorolla

Sin embargo, para conocer la esencia de la pintura de Joaquín Sorolla, el destino obligado es su tierra natal, Valencia, y aunque él, tanto por trabajo como por su renombre internacional, viajó por toda la Península, gran parte de Europa y Estados Unidos, lo cierto es que la impronta valenciana siempre la llevó consigo y la trasladó una y otra vez a sus óleos y dibujos.

Aunque, durante todos esos viajes Sorolla se empapara de las corrientes vanguardistas del momento, sobre todo del impresionismo, sus movimientos posteriores y el luminismo, siempre los adaptó a su estilo particular, a sus vivencias y a su tierra. De hecho, se podría decir que esos estilos artísticos se adecuaban perfectamente para ser transformados y plasmar el paisaje costero valenciano.

Retrató su mar, el Mediterráneo, cientos de veces, siempre de aguas plácidas y brisa refrescante. Captó su luz brillante. Hizo verdaderas postales de la bonanza de su costa, y sobre todo de sus playas, con un gran protagonismo de la Malvarrosa. Ahí, bañistas, pescadores y veleros, disfrutan y viven un entorno privilegiado.


"Amanecer mediterráneo", de Mónica Grimal

En realidad, muchas de sus obras podrían servir como slogan visual para la atracción de turistas al Levante español. Aunque tal vez, a Sorolla no le hubiera gustado semejante uso de su obra, porque la costa que él pintó, hoy, un siglo más tarde está tremendamente  transformada y quizás no la reconocería y no le encontraría ese ambiente bucólico que él imprimió en sus vistas.

Sin embargo, mirando el Mediterráneo al amanecer, se descubre qué es lo que pintó Sorolla.

Visita la web del autor:
www.maletadevuelta.blogspot.com




Archivo histórico