Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

De colores

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

Me he levantado esta mañana, vaya usted a saber la razón, con esta canción incrustada en lo más profundo del cerebro: De colores, de colores se visten los campos en la primavera (aquí, en versión de Nana Mouskouri).  

Los colores son un gran argumento para el optimismo, como demostró Louis Armstrong, y hubo un tiempo en el que un tal Toquinho nos emocionó diciendo cosas tan simples como que en los mapas del cielo el sol siempre es amarillo, y otras lindezas pelín cursis.

Sí, amigos. En algún momento, las acuarelas eran un instrumento de futuro. Ahora pintan bastos…

:: Un librero lamenta: «Nos han quitado la línea de crédito. Nos lo cambian por un crédito hipotecario. Y hoy no hemos hecho ni cien euros de caja. Así no podemos seguir.»  

:: Un editor se queja: está padeciendo el punto mínimo de la crisis del pasado otoño, tres meses con una facturación de ciento veinte euros totales de ventas.

¡Auch!

Al mismo tiempo…

:: Ayer jueves se presentó M.A.R. [Miguel Ángel de Rus] Editor, «un espacio para los clásicos de los últimos 200 años y los clásicos vivos». En el acto, Joaquín Leguina pidió el cielo para Rus por parir una editorial en tiempos en que las empresas culturales están cerrando.

:: Luis Felipe Díaz Galeano, director general (autor además del primer título), y Belén Abati Lallana, directora editorial, han puesto en marcha Editorial Atmósfera Literaria, que nace bajo la advocación de San Mario Vargas Llosa, cuyo discurso ante la Academia Sueca citan como motivación: quieren publicar para que algunos autores abandonen «ese limbo de los escribidores sin suerte, sin editores, ni premios ni lectores cuyo talento acaso, triste consuelo, descubrirá algún día la posteridad».     

:: Se anuncia la aparición de un nuevo sello de novela romántica (ah, ese filón), Editorial Cristal, cuyos primeros títulos llegarán a las librerías  el próximo mes de mayo, y que se proclama dispuesta a dar prioridad «a escritoras o escritores de habla de hispana  que nos ofrezcan nuevas historias de emoción y belleza».

Patidifusos


Automática editorial, de cuyo lanzamiento hablé hace algunas semanas, tiene ya en la calle su segundo título, una recuperación: La Torre Herida por el Rayo, de Fernando Arrabal.

Arrabal cumple este año, concretamente el 1 de agosto, 80 años, y hay quien piensa que sería justo y necesario rendirle un homenaje, a ser posible con su inefable presencia. De momento, y a falta de convencerle de la necesidad de su asistencia, los automáticos andan preparando una fiesta patafísica, que organizarán junto con otra editorial independiente en alguna librería-café de Madrid. Habrá proyecciones quizá una representación teatral patafísica o un concierto no menos patafísico...

Me pregunto si…

Nos acercamos a los dos meses grandes del sector. En abril, el Día del libro y Sant Jordi; en mayo, tantas Ferias del Libro, no sólo la de Madrid: Sevilla, Zaragoza…

Los encargados de esas citas dicen que, a pesar de la situación o quizá por ella, son más fundamentales que nunca. Que los patrocinadores públicos están haciendo un esfuerzo (lo cual no equivale a que se vayan a mantener todas las subvenciones). Y que será difícil mantener las cifras de venta de otras convocatorias, pero que eso no impedirá que, un año más, buena parte del negocio del año se haga en esas fechas.

Lo que me pregunto es que ocurriría si alguna de esas convocatorias adoptara la costumbre arraigada en otros lares. En París, por ejemplo, cuyo Salon du livre de Paris, más breve que otras ediciones (cuatro días), ha atraído a 190.000 visitantes (+5%) que, y aquí está el detalle, pagan 10 euros por entrar no sólo a comprar los mismos libros que tienen en las librerías sin peaje sino, sobre todo, para disfrutar de los autores.

Lo sé, el modelo es distinto. Pero me gusta jugar al «y si…». Aunque no todo es positivo: en algún salón francés han tenido que cortar el número de invitaciones para los protagonistas del sector porque revendían las entradas. Jesús.

En tiempos de fanatismos


Una vacuna:  La guía de Dirk Quigby al más allá, de E.E. King (Milrazones), una novela sobre los distintos cielos alcanzables de la que Ray Bradbury dijo que es impío y deliciosa, «una divertida guía Zagat al cielo». Digo yo que en estos tiempos en los que tantos creen saber a qué huelen las nubes, y que hay que hacer para lograr asiento de primera fila en el anfiteatro celestial, bueno será darse un paseo por el lado irónico y salvaje. Amén.


Aprovecho para deciros que una buena amiga de Divertinajes, Merche Rodríguez,  ha publicado COLGADOS ;-) Emociones en la Red (Sepha), el resultado de dos años y medio recorriendo la web, entrando en sus rincones más abiertos, también en otros más oscuros, analizando el uso y el abuso que hacemos de ese infinito espacio virtual.  Un libro en el que los usuarios de Internet nos reconocemos como somos, o como (adicción mediante) podríamos ser.



Esta semana:

:: La habitación amarilla, de Juan Carlos Suñén (Bartleby Editores).

:: La prehistoria de la ciencia ficción, de Pollux Hernúñez (Rey Lear).

:: Toba Tek Singh, de Saadat Hasan Manto (Contraseña).

:: Ruta de Falla, de Antonio Flor Borrego (Ediciones Alfar).

:: Ocultos, de Jordi Sierra i Fabra (Montena).

:: Don Picoco de los Cerros. Señor de los fogones, viajero incansable y anfitrión amable. Segunda parte, de Francisco Casas Delgado (Ediciones Alfar).




Archivo histórico