Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Esferando, que es gerundio


Del verbo Esferar, tr., tener la gente de La esfera de los libros esperanza de conseguir lo que se desea.

Porque nadie dirá que ésa no es una editorial de ficción comercial, a juzgar por los muchos súper ventas que anidan en su catálogo. Cierto que muchos lectores conocen la casa sobre todo por sus obras de no ficción, pero verdad también que sus series de novela histórica funcionan más que bien.

A pesar de lo cual, no parecen plenamente satisfechos, y es por eso que han fichado a Aranzazu Sumalla, editora que fuera de Umbriel, responsable entre otras cosas de que esa editorial publicara El Código da Vinci o La historiadora, para poner en marcha una colección que de momento, y a falta de una etiqueta mejor, definen como de «ficción comercial».

La idea es ampliar el territorio narrativo, abrirlo hacia la novela femenina y el thriller, mediante una colección (no sello) claramente diferenciada en el punto de venta y destinada al gran público, incluido el juvenil mayor —para entendernos, el post Harry Potter—, al que intentarán atraer con obras del género fantástico.

Sumalla trabaja desde Barcelona en la contratación de los primeros títulos, que saldrán después del verano. Mientras tanto, en la editorial siguen trabajando en los libros que están a punto de dar el salto a las librerías, entre ellos dos en los que depositan grandes esperanzas.

Uno, El alquimista holandés, de la zaragozana Isabel Abenia, una recreación de la vida del famoso pintor Hieronymus Bosch, más conocido en nuestro país como El Bosco. Abenia es licenciada en Derecho y pintora, también realizado estudios de Historia Medieval y Arte. Esta es su primera novela, y la editora María Borrás cree haber detectado a una autora de enorme potencial.

Otro: Be water, my friend. La filosofía de Bruce Lee, de John Little, con un prólogo de Linda Lee Cadwell, viuda del actor y madre de sus hijos. Una guía completa y fácil para entender del mundo casi desconocido del maestro del kung fu, que iba a titularse El guerrero interior hasta que una publicidad exitosa les hizo cambiar de opinión…

Una perla negociando

Que un autor cambie de editorial no es nada raro, ni siquiera cuando con esa editorial ha alcanzado un éxito de ventas notabilísimo. Al revés, es más que probable que desee permanecer en la casa que tan bien le ha servido…

Sin embargo, no es siempre el caso. No daré nombres, pero alguien que escribió una obra millonaria en ventas (y no sólo entre nosotros), y que ha decidido confiar su próximo libro a una editorial española que no es la de entonces, explica su decisión describiendo la actitud de la persona encargada de negociar el nuevo contrato, que desde el principio disgustó al escritor y que, cuando las cosas se pusieron mal para sus intereses, optó por una estrategia de acoso (por teléfono y correo electrónico) que al cabo se reveló de lo más contraproducente.

«Con cualquiera menos con ellos», fue la consigna que recibió el agente literario. No se trató, pues, una cuestión de dinero, sino de química… para satisfacción de quienes ahora tienen todas sus esperanzas puestas en el libro que viene.

Picasso, poeta


El sábado, en la columna que semanalmente publico en Público, comenté la aparición, allá por el mes de junio y en Plataforma, de una recopilación de poemas de Picasso realizada por Androula Michaël: Picasso. Poèmes, que vio la luz en 2005 y en la editorial parisina Le Cherche Midi, será por fin traducido al español.

Será la nueva y sin duda arriesgada apuesta de la editorial de Jordi Nadal, quien en estos días anda entusiasmado con un libro cuyo autor nos va a visitar, para satisfacción de periodistas con olfato para las buenas historias que se lo han rifado para entrevistarle. Me refiero a Thomas Buergenthal, juez de la Corte Internacional de Justicia que a los 10 años ya había sobrevivido al campo de exterminio de Auschwitz y al de Sachenhausen. Buergenthal, del que me cuentan que es un encanto, habla además español (está casado con una peruana), pero sobre todo atesora una de esas historias que deberíamos conocer.

Con la publicación de Un niño afortunado. De prisionero en Auschwitz a juez de la Corte Internacional, Nadal hace realidad un sueño (confiesa su pasión de amante de la literatura y la historia por las historias del Holocausto que algunos rechazan —¡otra de víctimas judías!—), que tendrá segunda parte con la publicación de la historia del alsaciano Jean Samuel, Pikolo, el más joven —tenía 22 años— de los miembros del comando de la química en Auschwitz.

Copio de un artículo dedicado a él que apareció en noviembre del año pasado en El País:

«En Si esto es un hombre, el gran libro de Levi, hay un capítulo —El canto de Ulises— en el que aparece Pikolo, que "suma a su astucia y fuerza física maneras afables y amistosas: al mismo tiempo que lleva su combate secreto y personal contra el campo y contra la muerte con valentía y tenacidad, no deja de mantener una relación humana con sus camaradas menos privilegiados". Y es ese Pikolo el que elige a Levi para que le ayude a llevar la marmita de sopa de 50 kilos de las cocinas hasta los prisioneros. Eso significa que durante dos horas, el tiempo del trayecto de ida y vuelta, ellos dos pueden hablar y gozan de una cierta autonomía, de una pizca de libertad en un lugar en el que ni tan sólo la palabra existe.

»Esas dos horas —"no hay que perder tiempo"— Levi las dedica a enseñarle italiano a su amigo francés. Y lo hace rememorando a Dante, un episodio de la Divina comedia. Es un momento de gran emoción. Los versos les permiten saberse hombres, comprender que la maquinaria nazi, pensada para transformarles en números, en escoria numerada, ha fracasado. Los dos häftling (detenidos) discuten sobre la superioridad de la expresión misi me, por lo que comporta de manifestación de voluntad, respecto a la traducción francesa je me mis, que no redobla la idea de que es una decisión soberana del propio Ulises la de lanzarse al mar abierto.»

Ése es el hombre entonces veinteañero, que hoy ha cumplido los 85, al que podremos conocer un poco mejor gracias a Il m'appelait Pikolo (Me llamaba Pikolo), que en Francia editó por Robert Laffont y en España disfrutará de una buena Plataforma.

Mudanza

Sin abandonar Barcelona, Barataria abre sede en Sevilla. Concretamente en La Puebla de Cazalla, el pueblo de Sevilla donde nacieron el padre de la editora Carola Moreno, José María Moreno Galván, y su tío, el pintor Francisco Moreno Galván, cuya casa-estudio acoge ahora a la editorial. La mudanza se debe en parte a «razones sentimentales. Nos gusta pensar que este trabajo que requiere apasionamiento y dedicación casi artesanal, se instala ahora, regresa, a los lugares en los que directa o indirectamente se formó nuestra sensibilidad. Lo que amamos, lo que nos gusta leer y publicar tiene mucho que ver con nuestros orígenes en La Puebla de Cazalla.»

En esta nueva etapa, Barataria se dice dispuesta a ser pionera en el uso de las nuevas herramientas editoriales, los e-books, a partir de sus cuidadas ediciones sobre papel. Además, aspira a poner en marcha otros proyectos, como libros de temática andaluza, clásicos o narraciones de viajes.
 
En este viaje a al sur, Carola va acompañada por Juan Diego Martín, su sobrino, nacido en La Puebla de Cazalla. Suerte.

Acuse de recibo


De la elegancia mientras se duerme
Vizconde de Lascano Tegui
Impedimenta

Decadente y provocador, transgresor y marginal, amigo de Picasso y Apollinaire en la bohemia de Montparnasse, el vizconde de Lascano Tegui es una de las figuras centrales de la literatura argentina de principios del XX. De la elegancia mientras se duerme, publicada en París en 1925, es su obra más lograda. En ella, un narrador excéntrico, exquisito, fatigado por el peso de sus vicios, se debate morosamente entre el lujo canalla y el hastío que éste le provoca, mientras se acerca de modo irremisible a la consumación de un crimen. Nos hallamos ante un peculiar «diario de un asesino», ante la crónica del fin de una época, que es a la vez un sutil retrato del alma humana, con todos sus excesos y veleidades.

Lascano Tegui, vizconde sin condado, está considerado un precursor de Genet y uno de los malditos más desconocidos y sorprendentes de la moderna literatura en lengua española.

«Un genio oculto de la literatura argentina.»
(Le Monde)


El otro amor
Javier García Sánchez
Planeta

Un día Eva recibe una visita inesperada en la funeraria que dirige: es la Muerte, que le anuncia que sólo dispone de un año de vida y que pasado ese tiempo, volverá a recogerla. Tras este escalofriante encuentro, Eva echa la vista atrás y se da cuenta de que nunca ha conseguido querer a nadie, que ha sido totalmente incapaz de entregarse al amor; para ella dar o recibir afecto supone un modo de dependencia, de renuncia, de cárcel al fin y al cabo. Sin embargo, no quiere morir, desea una segunda oportunidad que le permita descubrir el verdadero placer de amar. Una novela de amor y desamor, de entrega y desapego en la que la vida y la muerte parecen jugar al mismo juego.


Los crímenes del Museo del Prado
Tomás García Yebra
Funambulista 

El misántropo y mordaz periodista Mariano Larra y el intrépido y seductor fotógrafo Fran Kapa serán los testigos y a la vez los únicos sospechosos de unos inexplicables asesinatos mientras realizan un reportaje sobre una exposición de Velázquez en el Museo del Prado. Estos dos anacrónicos y atrabiliarios personajes, junto con otros cuatro —un guasón estudiante de robótica, una extravagante danesa admiradora de cuadros sobre enanos, un escritor empedernidamente romántico y el oportunista director del dominical Todos Encantados—, se verán envueltos en una trepidante investigación que les llevará, en su búsqueda de la verdad, hasta las entrañas del propio museo y de sus insondables misterios.


La muerte del león
Henry James
Traducción de Eduardo Rabasa
Sexto piso

Neil Paraday es un escritor inglés de salud muy deteriorada que, tras su ascenso tardío a una posición de celebridad, es engullido por la aspiración y el deseo de la alta sociedad de codearse con una figura intelectual. Lo convierten en objeto de culto sin molestarse siquiera en conocer su obra. El escritor cuenta, como fiel aliado, con un joven periodista tan ávido de protegerlo como incapaz de oponerse al torrente que lo avasalla. Entre estas dos fuerzas se sitúa Paraday, el escritor-hombre, que experimenta la ineluctabilidad del destino y a través del cual Henry James reflexiona sobre el oficio de escritor.




Archivo histórico