Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Amigo


Lo dije –lo escribí– por aquí hace unos años –sí, estas erratas ya llevan mucho tiempo circulando por la red–: solo había escrito dos novelas, y así siguen las cosas, pero daba igual porque Félix Romeo (Zaragoza, 1968) era, es y será un pedazo de escritor. Sus colaboraciones en prensa, sus prólogos, sus traducciones y demás lo han estado atestiguando, pero queríamos, necesitábamos más libros.

Y ha llegado Amarillo (Plot).

El 27 de febrero de 1992, Chusé Izuel (Zaragoza, 1968) se tiró por la ventana del piso de Barcelona que compartía con sus colegas Bizén y Félix. A sus 24 años, Chusé estaba empezando o quería empezar o lo pretendía o ya lo había hecho, estaba iniciando sus relaciones con la literatura: leía, colaboraba en un periódico haciendo reseñas, entrevistas, narraba, aunque no hubiera rematado aún… A Chusé le había dejado su novia –de no estar muerto diríamos una novia: tenía 24 años– un día 27.

El Félix compañero de piso era Romeo, amigo de Chusé desde niños, vecinos de barrio, compañeros de colegio, colegas de juergas y de intereses intelectuales.


Este Amarillo es algo así como la búsqueda de explicaciones, la exposición de hechos, la presentación de excusas de Romeo ante el suicidio de su amigo, un suicidio que no supo/pudo prever/adivinar. A través de las cartas que Chusé le escribió a Félix, de los escritos de este joven –sus amigos lograron que se publicara, en 1994, un volumen de relatos que él había dejado casi preparado: Todo sigue tranquilo (Ediciones Libertarias)–, a través de las indagaciones personales, íntimas de Romeo, Amarillo resulta un texto elegiaco al tiempo que autobiográfico. Hay tantas cosas, parece, de Chusé que lo fueron también del Romeo veinteañero; hay tantas explicaciones para la muerte de uno que lo son, da la sensación, de la vida del otro. En cualquier caso, la muerte del amigo es un ladrillo fundamental del edifico vital de Romeo.

Y Amarillo es un libro estupendo, para quienes creemos en la literatura de Félix Romeo, un disfrute y una reafirmación.




Archivo histórico