Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

El mirón impaciente

Eduardo Nabal

Zona DVD: "La isla interior"


Con La isla interior el tándem formado por Félix Sabroso y Dunia Ayaso pasó con cierta dignidad y soltura de la comedia ligera al drama con mayúsculas.

Construida como un largo flash-back, la película nos acerca a los problemas de una familia sacudida por el fantasma de la locura. Un guión hábil, unos personajes bien definidos y un sólido reparto son el soporte de una historia que oscila entre el melodrama coral y la comedia negra para acabar desembocando en la tragedia intimista.

La isla interior es una historia sobre la psicosis personal y la estupidez  colectiva, sobre la frontera entre la cordura y la insania y sobre la familia como germen de las desdichas y también como tabla de salvación. Sin grandes alardes, pero tampoco grandes logros, con una  puesta en imágenes sobria, aunque algo plana, los realizadores se acercan sin miedo a cinco seres abatidos por la demencia y sus dificultades por hacer frente a situaciones cotidianas y  conjugar la vida personal y laboral, la debilidad y el coraje.

La historia no es nueva ni está tratada con demasiada originalidad y, en algunos momentos, se deja ver la tendencia de la pareja de guionistas y realizadores al trazo grueso aunque, gracias al esfuerzo de los intérpretes, su historia nos llega más o menos  de cerca. Ayaso y Sabroso logran hilvanar un tipo de historia poco contada en nuestro cine y que debe algo al cine independiente estadounidense en su forma sencilla de acercarse a familias y personajes “disfuncionales”. No obstante, en los tramos más retóricos los directores se dejan llevar por diálogos y monólogos cercanos a una versión devaluada del teatro de Tennessee Williams. La isla interior es un filme  de perdedores que, a pesar de todo, juegan sus cartas,  fotografiado con cierta belleza y que sabe que la fuerza del relato reside en el extraordinario trabajo de todos los actores y actrices.

Aunque los realizadores rozan los estereotipos y la ironía no es todo lo fina que debiera, es una grata sorpresa en el cine español del año gracias a la fuerza de unos seres que deben luchar contra un legado cultural y humano que amenaza con abocarlos al fracaso. En definitiva, un filme imperfecto y algo afectado pero estimable, valiente  y lleno de humanidad.




Archivo histórico