Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

¡Ha sido libro!

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

Sí, podía haber sido niño o niña, pero ha sido libro, el primer spin off de Divertinajes, 33 “pizarrines”, una selección de los firmados por Javier Goñi entre el otoño del 2009 y el verano del 2011.

«El título —explica Javier–es Milhojas de sentido, recordando la greguería de Ramón Gómez de la Serna: “Libros: milhojas de sentido”. Lo edita la editorial sevillana Isla de Siltolá, y saldrá en el primer trimestre de 2012.» 

Isla de Siltolá es una editorial con varias colecciones de poesía y prosa, más una peculiar que se llama Álogos, con una veintena de títulos, dedicada únicamente a recoger selecciones de blogs literarios.

He de confesar que me siento enormemente orgullosa, y que agradezco a Evaristo Aguirre que animara a Javier a incorporarse a lo que otro ilustre, Pedro Vallín, definió en su día como «la Confederación de Estaos de Ánimo de Divertinajes.com». Los citados y todos los demás divertinos estamos deseosos de ser tíos.

Espero, Goñi, que me lo dediques…

Preocupación

La de los editores, que aun no han recibido las subvenciones ministeriales obtenidas y aunque les dicen que sí, que llegan, no las tienen todas consigo…

Una curiosidad

El Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial ha recaído este año en dos excelentes editoriales, Salamandra y El zorro rojo. Ambas se lo merecen.

Dicho lo cual, no acabo de entender por qué los jurados sucesivos y quienes los convocan desde el Ministerio de Cultura se empeñan en conceder este premio de dos en dos (Gadir y Marcial Pons, Alba y Akal, y ahora…), como si las elegidas no se lo merecieran sin escolta.

En cuanto a la curiosidad. La mecánica del premio establece que en ganador de un año tiene plaza entre quienes eligen al galardonado del año siguiente. Alba había elegido a María Tena, escritora… y funcionaria del ministerio. La incompatibilidad era flagrante por lo que tuvo que abandonar la reunión al poco de empezar.

Otra


Que digo yo que no es esto, ¿no? (De una encuesta de IPSOS para el diario El Mundo).

Reacciones -1

A lo publicado aquí la semana pasada a propósito de la Agencia del ISBN. Y eso es bueno.

A raíz de lo que Miguel Jiménez, director de la Agencia, tuvo a bien aclararnos sobre el funcionamiento de la misma, recibí algunos comentarios que me animé a trasladarle. No se trataba tanto de objeciones a lo por él dicho, commo de dudas a propósito de la actuación y el futuro de ese organismo.

Aquí os pongo lo que mis interlocutores querían saber, y lo que Jiménez, al que vuelvo a agradecer su amabuilidad, me ha dicho.

Me dijeron…

«Tengo entendido que la Agencia y la FGEE están negociando un nuevo convenio con el Gobierno, que el año que viene ya no recibiréis ninguna subvención del gobierno y que lo que vais a cobrar está pendiente de ese nuevo convenio. Uno de mis interlocutores está preocupado por el tipo de convenio vais a firmar y por lo que supondrá para el sector editorial… Habla de secretismo, y se pregunta por qué la federación es el único agente que "puede aspirar" a gestionar la Agencia.»

La respuesta de Miguel Jiménez

El tipo de convenio que vamos a firmar es muy similar al que ya se firmó en y se publicó en el BOE en 2010. En cuanto a lo que tu interlocutor denomina «secretismo», creo que emplea mal el término: las negociaciones entre partes se difunden -mucho o poco- en función de los intereses de esas partes, en función del interés de los medios por ese tema, etc. Esta negociación la llevan directamente la FGEE, la Generalidad de Cataluña y el Ministerio. Yo por supuesto soy consultado, pero no soy la persona adecuada para dar más información sobre los términos de la negociación que la que di en una charla en el pasado Liber y la que estoy dando aquí.

No conozco ningún país en que se haya hecho un concurso abierto para designar a la agencia del ISBN; si tus interlocutores conocen algún ejemplo, me encantaría que me lo dijeran. La designación de la agencia del ISBN para un país es responsabilidad de la International ISBN Agency (IIA) y el Ministerio de Cultura es (y sigue siendo) la entidad designada en España. Esto también está reflejado en el convenio citado y en él se explican las razones del encargo de la gestión de la Agencia a la FGEE. Por cierto, tanto el convenio de 2010 como los borradores del 2011, han sido conocidos y aceptados, antes de su firma, por la IIA.

Me dijeron…

¿Se mantendrá la base de datos del Ministerio alimentada por la Agencia cuando no recibáis subvenciones?

La respuesta de Miguel Jiménez

La respuesta es sí y las razones son dos:

1)        Porque como expliqué en mi anterior correo todavía no tenemos una alternativa y nunca dejaríamos de cumplir nuestra obligación de hacer públicos los datos de los libros con ISBN. La Agencia tiene como misión gestionar el ISBN para facilitar y mejorar el comercio del libro en España. Y «el comercio del libro» quiere decir para nosotros, el comercio de todos los libros publicados.

2)        La segunda es más palmaria: el convenio (el nuevo también) nos obliga a ello.

Me dijeron…

Estoy preocupado por la convergencia entre ISBN y Dilve, que técnicamente estaría bien, pero que mucho me temo puede ser una estratagema del gremio para controlar aún más toda la cadena de metadatos. Porque para poder darse de alta en Dilve como editorial te dicen que es gratuito pero que un requisito imprescindible para hacerlo es estar asociado a algún gremio de la Federación. Por lo que hay que pagar por eso. La pregunta sería si el día que converjan ISBN y DILVE se pedirá que una editorial esté agremiada si quiere pedir un ISBN. Y también si se encamina la federación hacia un modelo de «institución de cobro» (por así llamarla) para cualquier cosas que afecte al sector del libro.

La respuesta de Miguel Jiménez

No hay ninguna estratagema, a no ser que esté en la mente de gente que prefiere la novela negra a la observación de los hechos. Ninguna agencia del ISBN (nosotros tampoco) puede poner ningún requisito como el que se plantea en tu pregunta. Dependemos de las directrices de la IIA y el ISBN es una norma ISO. Vamos a seguir atendiendo las solicitudes de todos los que necesiten un ISBN sin dar prioridad a los agremiados sobre los no agremiados ni a los grandes sobre los pequeños.

No tengo autoridad suficiente para decir hacia dónde se encamina la FGEE pero, por lo que respecta a la Agencia, el modelo que vamos a poner en marcha –sobre todo a partir de 2012- es el de dejar de percibir subvenciones provenientes del dinero de todos los contribuyentes y cobrar nuestros servicios con el único objetivo de recuperar nuestros costes de funcionamiento. Hasta la fecha, el modelo español ha sido: pagaban todos los contribuyentes por el ISBN. El nuevo modelo es: pagarán por el ISBN los que requieren el ISBN para comercializar sus libros. La IIA conoce nuestro proyecto y está de acuerdo y el modelo es similar al de Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Australia, Holanda, Italia….

Al final, Jiménez me sugirió que buceáramos en la web de la Agencia española del ISBN y también en la web de la IIA, donde hay bastante información (incluida la que hay en los enlaces) sobre muchos de esos temas.

Lo haremos, claro.

Reacciones -2

Menos sesuda, más divertida, vino provocada por esa desafortunada coincidencia de titulares que señalé en el Círculo anterior.

Pues bien, una compañera, Marta Sebastián, me descubrió un blog, Señorita Puri, en el que la bloguera así llamada (o tras ese nombre escondida) reproducía dos portadas de ABC donde información y publicidad parecían enemigas íntimas. Juzguen ustedes mismos aquí (presidentas menopáusicas) y aquí (el sexo es vida, Yes We Khan).

Gracias, Marta.

¿Solucionado?

Veo en Clarín que sí, que en Argentina se ha alcanzado un acuerdo para liberar los libros retenidos en la aduana.

Lean la noticia entena, no tiene desperdicio, pero les adelanto un párrafo de las consecuencias:

Los grandes de la Cámara de Publicaciones tienen listo el acuerdo que firmarán el lunes 31 con la ministra de Industria, Débora Giorgi; el ministro de Economía, Amado Boudou; Moreno [Guillermo Moreno, secretario de Comercio] y el Secretario de Cultura, Jorge Coscia. Allí se comprometen a: “Mantener el equilibrio entre las exportaciones e importaciones, efectuadas de tal manera que resulte la paridad entre las mismas”. Si no lo hacen, «se obligan a efectuar un aporte irrevocable de capital por el monto necesario para lograr el equilibrio comprometido».

No quiero pensar que es porque ya pasaron las elecciones… las de allá, claro.

Me alegro, porque hace apenas una semana, Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España, no era tan optimista, a juzgar por este correo que dirigió a sus compañeros.

Queridas/os amigas/os,

Al finalizar la tarde de ayer y según lo previsto, me llamó nuestro Consejero Comercial en Buenos Aires y tuvimos una larga conversación en la que me transmitió la entrevista suya y la del señor Embajador con el Sr. Moreno.

Voy a tratar de sintetizar y de que entendáis los matices y el ambiente.

1.       La Aduana sigue parada, no está arreglándose el problema.

2.       La medida es muy popular como suele pasar con todas las tonterías. (...)

3.       El problema no es singular ni específico del libro, sino de todos los productos, de hecho nuestra Embajada está concertada con las restantes de los países de la Unión Europea en la presión política y sigue y van a seguir presionando de manera conjunta para intentar resolver el problema. (...)

4.       El Sr. Moreno tiene el absoluto apoyo de la Presidenta (...)

5.       Ante sus problemas de balanza comercial y, casi seguro, de pago, en vez de acudir a los procedimientos internacionalmente previstos, han defendido y, al parecer, con convicción, este sistema de Barter que no es sino una modalidad del viejo trueque (...)

6.       Nuestra gente allí piensan que la situación no va a cambiar tras las elecciones, que si al final el acuerdo con la CAP se escenificara con fotos y compromisos singulares y específicos, abrirían la mano algo, pero con el riesgo alto de volver a las andadas.

7.       La oficina va a seguir, como digo, presionando políticamente y, a su vez, va a tratar de identificar a exportadores e importadores españoles para intentar facilitar algún comercio triangular y, por supuesto, a todo aquel que haga una denuncia particular, singular y concreta, esto es, con nombre y apellido le van a apoyar hasta el final. De hecho, del maremágnum que hay montando solo hay una empresa, no nuestra, que ha decidido llegar hasta el final e incluso va a plantear judicialmente la problemática.

8.       En estas circunstancias y si la situación se mantuviera, creo que habría que reflexionar si tiene sentido que la Federación vaya con stand propio a la feria de Buenos Aires.

«Siento las malas noticias —terminaba el correo electrónico–. Seguiremos trabajando.»

Pendiente

Van a matarme, pero es que este Círculo ya me ha quedado muy largo. La semana que viene cumpliré con el compromiso que adquirí la semana pasada. Perdónenme, compañeros.



En el Escaparate de esta semana:

:: La Behobia. Crónica de un desafío, de Koldo Bravo Goñi (Erein).

:: El Diablo Listo y Otros Poemas, de Nikolay Gumiliov (Reino de Cordelia).

:: Las tres Marías, de Arantxa Urretabizkaia (Erein).

:: El nombre de las cosas. Cuando el nombre marca la diferencia, de Fernando Beltrán (Conecta).

:: SLIDE:OLOGY. Arte y ciencia para crear presentaciones convincentes, de Nancy Duarte (Conecta).




Archivo histórico