Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

El polvo de la histeria

eorue[arroba]divertinajes[punto]com


¿Se acuerdan de aquel amigo de Carlitos que arrastraba tras de sí el polvo de la historia? Pig Pen, creo que se llamaba… Pues últimamente me siento igual, pero lo que arrastro son las dudas, las quejas, los temores que escucho de quienes sienten el temblor, el polvo de la histeria, pero no saben cómo protegerse.

La depresión, señores. O peor: la tentación lampedusiana de cambiarlo todo, cuando sabemos que nada va a seguir siendo igual.

Pero no sólo

No sé dónde, ni buscando qué, vi la primera noticia sobre esta librería nueva. Luego la busqué: «Blanca Martínez Vallejo y tres socios abren en el centro de Valencia una librería con formato de espacio cultural». La noticia contaba en el primer párrafo que la señora Martínez Vallejo es un «ex algo [sic] cargo de la Generalitat».

Buscando más información, aunque sólo fuera por darles una buena noticia, encontré la misma información titulada de otra manera, más periodística (tendenciosa, dirán algunos): «De zaplanistas a libreros».

¡Qué bonito es el amor!

El horizonte

Casa del libro cambia la apariencia de su web y tira propios contra su propio tejado: funda una comunidad que permite a quienes están registrados en casadellibro.com crear su biblioteca y compartirla, encontrar amigos, y vender los libros que ya te has leído (el subrayado, las negritas y el asombro son míos. Eso  no estaba ahí antes, ¿verdad?).

Y Manuel Gil nos recuerda en Antinomias que FNAC «tiene en proyecto la apertura de unas 20 tiendas en centros de tránsito (aeropuertos, estaciones de AVE, sitios de mucho tráfico de personas) con un formato de unos 200 metros cuadrados, no solo venderán libros sino también comida y gadgets para viajeros».

Su texto, cuya lectura les recomiendo, habla de los libros en las grandes superficies, pero ese párrafo me interesaba especialmente aunque sólo sea para destacar lo mucho que están cambiando las cosas.

Y lo que te rondaré, morena.

Traducciones

Hace algún tiempo leí las galeradas de una novela francesa traducida al español en la que reiteradamente traducían maître (título que reciben los profesionales del derecho) como «maestro», significado que la palabra también tiene. Recuerdo que llamé a la editorial y les avisé… creo que llegué a tiempo.

He evocado ese momento leyendo a Arcadi Espada: «A la espera de que traduzcan (bien, si no es mucha molestia) el libro de Pinker…»

El de las traducciones enloquecidas y mocosuena es un asunto antiguo. Recuerdo un artículo, «Productos podridos» de Javier Marías en el dominical que entonces se llamaba el EP[S], un texto mostraba su enorme enfado con quienes maltratan los textos y malbaratan ediciones.

Y, más recientemente y tirando no contra todo lo que se mueve, sino contra un libro en concreto, lo que Juan Eloy Gelabert escribió en la Revista de Libros a propósito de Felipe II. La biografía definitiva, de Geoffrey Parker (Planeta), y que, para que no hubiera dudas, tituló: «Un gran empeño histórico y un desastre editorial», una crítica durísima no sólo a la traductora sino sobre todo al supervisor de un trabajo complejo.

Se admiten aportaciones…

Y también aquí

Supongo que si un arqueólogo de las palabras analiza nuestro tiempo en un futuro lejano, desenterrará expresiones, locuciones, que definen la época que nos ha tocado vivir. La definen y la dibujan, debo decir, porque de tanto repetirlas las convertimos no en espejo, sino en manual de instrucciones.

· «Vida Líquida», por Zygmunt Bauman. El filósofo nos ha convencido de que hay realidades sólidas y líquidas. Yo creo que nuestra realidad es más bien gaseosa, pero es sólo una opinión.

 · «Dictadura del relativismo», por Benedicto XVI. ¡Y yo que estaba tan orgullosa de nuestra democracia razonablemente relativista! Cuando el Papa dice lo que dice, yo oigo «yo soy el camino único, la verdad absoluta y la vida reglada». Qué yuyu.


· «Que España me juzgue», por Belén Esteban. No sé si fue la primera, soy consciente de que no es la única, pero ella y sus secuaces nos han erigido a nosotros, la audiencia soberana, en tribunal popular y, mira tú, les hemos absuelto. Qué pena.

¿Tienen ustedes más frases de estas?

Telelectores

A raíz de lo comentado la semana pasada sobre las series televisivas y su espejo editorial, he recibido varios correos en los que se me dicen que me olvidé de tal, o que ignoré a cuál.

Por citar una: Hispania, la novela de la serie de Antena 3, que escribió Miguel Ángel Fernández «a partir de la idea original de Ramón Campos», según leemos en la web de la serie. La editorial es Singular.



En el Escaparate de esta semana:

:: Metro (XIV Premio de Poesía Eladio Cabañero), de Federico Abad (Reino de Cordelia).

:: Derecho civil en versos, de Juan Luis Codes Anguita y Guadalupe Codes Belda (Editorial Reus).

:: El forastero misterioso, de Mark Twain (Rey Lear).

:: Aires de gloria, de Antonio Mata Huete (Ediciones Alfar).

:: ¡FUNCIONA! Niños sanos todo el año, de Isidro Vigara Lizandra (Grijalbo ilustrados).

:: 27 técnicas de persuasión. Estrategias para convencer y ganar aliados, de Chris ST. Hilaire con Lynette Padwa (Conecta).




Archivo histórico