Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Ya tá

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

No sé si es que somos paletos, o si es que nos tratan como si lo fuéramos.

Me refiero, claro, a la presentación española de Amazon, que ha decepcionado sin excepción a todos los analistas asistentes, casi me atrevería a decir existentes.

Imagino que la decepción es proporcional a las expectativas creadas, a pesar de que el silencio amazónico previo no hacía presagiar nada bueno… ¿Para qué van a esforzarse en comunicar nada, si les estamos haciendo la campaña? Se han permitido no contestar a los diarios de referencia que hicieron reportajes sobre su aterrizaje, a las radios más escuchadas que organizaron coloquios explicando el cambio… ¿Por qué iban a ser más explícitos el día de su puesta de largo española? Un ejemplo, en El Confidencial:

«Ni novedades sobre el Kindle, su lector de libros electrónicos, o la futura tablet de Amazon que competirá con el iPad. Tampoco ningún atisbo sobre cifras de negocio o actividades concretas de la compañía en España. ¿Precios? Algunos de los videojuegos más buscados más caros que en otros países. Ni siquiera la matriz de Seattle se hizo eco del lanzamiento español en su página web. Greg Greeley, responsable para Europa de Amazon, se limitó a realizar una presentación comercial sobre las bondades del rey del comercio electrónico mundial y su implantación en España con un mensaje centrado en el cliente y las ofertas que puede realizar la escala de la empresa.
(...)
»Greely, eso sí, declinó comentar cualquier cifra de negocio de la compañía en nuestro país, las unidades de Kindle que se han vendido en España y que potencialmente podrían descargar libros electrónicos desde la web. Además, no podrán hacerlo de momento. Tampoco concretó detalles con los grupos editoriales españoles que tienen los derechos de autor de miles de títulos.»

En fin, para qué más. Saben que las cosas están cambiando, y que el viento sopla a su favor…


En el metro de Madrid, esta semana.

A falta de información más precisa

Lo que domina los corrillos es, básicamente, el temor que en algunos casos es, directamente, miedo...

… temor, porque (aunque es cierto que la industria editorial española se ha mostrado tímida, cuando no reticente, a cualquier tipo de innovación), Amazon perjudicará a quienes ya se han puesto en marcha y han hecho inversiones.

… temor, porque algunas de las condiciones que quienes han dado un paso al frente han aceptado (en caso de conflicto, litigar en Liechtenstein, por ejemplo) crean más inseguridad que otra cosa.

… temor porque hay editores a la par que libreros que echan cuentas y no les salen: ni siquiera pueden vender sus propios libros al precio que Amazon ofrecen.

…  temor porque Amazon recurre a estrategias inaccesibles para otros. El envío gratuito, por ejemplo, que no deja de ser un descuento encubierto que se viene a sumar al 5% que traen de serie.

… temor porque pasan cosas raras. Me dice un autor: «He encontrado uno de mis libros a un precio más bajo que el que la editorial me ofrece a mí como autor. Es como si lo tuvieran a precio de saldo… pero que yo sepa, no lo han saldado aún».

… temor porque, como me cuenta un editor, «tienen mis libros y no sé cómo».

… temor, porque hasta Planeta se tienta las posibilidades y se niega a entrar (antes ha de ver hasta dónde resiste la tienda on line de Casa del Libro).

Las razones de quienes han decidido esperar son poderosas. Faro de Vigo recogía, por ejemplo, las esgrimidas por dos editores gallegos (y en gallego, pero creo que se entiende) que tampoco han firmado, al menos de momento:

Carlos del Pulgar, de Nova Galicia: «Esperamos que Amazon sexa unha nova canle de venda, todo axuda nestes momentos de crise pero haberá que agardar que se aclaren as condicións do contrato que nos obrigan a uns descontos elevados» (hasta un 70%, según su indicación y en algunos casos).

Manuel Bragado, de Xerais: «O modelo de distribución parece disparatado [ya que está centralizado en Francia]. Non podemos enviar un libro de Vigo a París e logo que vaia de París a Nigrán. Isto crea perplexidade. Non obstante, no negocio de terceiros hai que ser respetuoso».

Al final, todos estarán, qué remedio, pero de momento…

El libro, en el nuevo mundo

Amazon es el mundo nuevo, pero hay otro mundo que está en este…

Un amigo me pasa estas tres fotografías tomadas en Trujillo, Perú.


En la de la izquierda se lee: «Con 300 nuevos soles reserve sus libros… el saldo páguelo como pueda».

En la segunda: «Reserve sus libros y páguelos como desee».

En la tercera, Juan José Millás mira al precio preguntándose «cómo ha/he podido caer tan bajo».

La hora de los valientes

Por eso, porque hay temor en el aire, me llama más la atención la decisión adoptada por tres valientes: las libreras Ángela Egúzquiza y Lucía Barahona más Darío Ochoa, amigos y residentes en Pamplona, Londres y Madrid, respectivamente, que están poniendo en marcha Automática Editorial.

Me cuenta Darío me cuenta que llevan tiempo hablando porque los tres saben de demasiados libros sin buena fortuna editorial en nuestro país. «No seguiremos tendencias, no seguiremos modas, serán apuestas muy personales», dice, y también que sus primeros títulos estarán en las librerías en febrero.

En cuanto al nombre de la editorial, procede directamente del blog de Lucía.

¡Ah! Si quieren ponerse en contacto con ellos, aún no tienen web pero sí tienen correo electrónico: nombre-de-pila@automaticaeditorial.com.

Les deseamos toda la suerte del mundo.

Un abrazo

Se lo mando, y muy cariñoso, a Ramón Acín: por motivos personales (cuídate, paisano) y por el cambio de color político en el Gobierno de Aragón (Partido Popular), el programa «Invitación a la lectura» que ha dirigido durante 25 años ha dejado de existir.

Tuve la oportunidad de participar en una ocasión en una de esas invitaciones. Ramón me llevó a un instituto de Zaragoza para hablar de un libro ante un auditorio que a mí me pareció enorme, e imposible de satisfacer, de estudiantes de —creo recordar— 15-16 años. Me temía lo peor, pero fue una experiencia gratísima y me consta que otros muchos autores pasaron por esas aulas aragonesas para descubrirles a los chavales.

Un abrazo, Ramón.

Un correo

Me escribe Alfonso Blasco:

«Hola, Eva,

»Respecto a la foto que pusiste el otro día en tu blog con un cartel que rezaba: "Por la compra de 3 bragas regalamos un libro", me parece que no te fijaste en un detalle muy importante de la foto: El libro de la izquierda se titula "Elegía en Astaroth", de Ángel García López, y en letra pequeña aparece nada menos y nada más que "Premio Nacional de Literatura 1973" (en la modalidad de Poesía).

»Ahí es nada, todo un Premio Nacional de Poesía a cambio de unas bragas de mercadillo. Adónde hemos llegado.»

Tiene razón. Yo me refería sobre todo al título del otro libro, Oratorio del Guadarrama y Miserere en la tumba de R.N., del ferrolano José Luis Prado Nogueira, autor también premiado, pero no lo escribí con claridad. Y puesta a precisar, precisaré también que esa foto circula por internet desde hace tiempo.

Un abrazo, Alfonso, y mil gracias.

Repes

Cada loco con su tema. El mío son las portadas repetidas.

Hace tres años, JdeJ (léase: Javier de Juan) coeditó con La Esfera un libro sobre la Guerra Civil cuya primera edición se agotó, por lo que lanzaron una segunda: La Guerra Civil. Las fotos que hicieron historia, conun estudio introductorio de Paul Preston, Tres años que desafían el olvido.
Ahora, Lunwerg lanza, firmado por Paco Elvira, La guerra civil española. Imágenes para la historia, otro libro de fotografías de la Guerra Civil.


Que digo yo que siendo un libro de fotos, y habiendo tantas, anda que los de Lunwerg (que han sido los segundos) no podían haber buscado otras.

Rite, rite…


Mucho nos hemos reído los periodistas de las famosas y muy publicitadas faltas de ortografía de Esperanza Aguirre (technicalities, las llama ella) o quien demonio le sirva de negro epistolar.

Pero, antes de que se nos desencaje la mandíbula, haríamos mejor en tentarnos la ropa…



En el Escaparate de esta semana:

:: Mary; Maria / Mathilda, de Mary Wollstonecraft / Mary Shelley (Nórdica Libros).

:: Mi España particular, de Edgar Neville (Reino de Cordelia).

:: Las pruebas, de James Dashner (Nocturna).

:: Tatuaje, de Junichiro Tanizaki con ilustraciones de Manuel Alcorlo (Rey Lear).

:: MBA personal. Lo que se aprende en un MBA por el precio de un libro, de Josh Kaufman (Conecta).

:: Miss Zilphia Gant, de William Faulkner (Nórdica Libros).




Archivo histórico