Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Las críticas cítricas

Maruja Limón

Vacaciones de verano


Una tiene una edad…

—18, Maru: lo demás es experiencia.

MariPepa anda suelta. Una tiene una edad, y una cultura. La mía pasa por sentencias filosóficas del tipo:

Vacaciones de verano para mí,
caminando por la arena junto a ti.

O también, más mística:

Un rayo de sol, oh, oh, oh,
me trajo tu amor, oh, oh, oh,
un rayo de sol, oh, oh, oh,
a mi corazón, oh, oh, oh.

Afirmaciones todas que hablan bien a las claras de lo mucho que hemos tenido que superar…

—¡Y de los años que tenemos, Maru!

Santiago, que acaba de conseguir trabajo en la sastrería de Forever Young…

—La de José Tomás.
—¿El torero?
—El sastrecillo valiente.

En fin. Una tiene su edad. Y, por decirlo todo, muchas ganas de vacaciones. Iremos a… a…

—¿Cómo se llama el sitio ese con chorros de agua y césped?
—Piscina municipal.


Ahí, a la piscina municipal. Yo no tengo un refugio secreto, a diferencia de Valeria Mazza, que ha abierto a ¡Hola! las puertas de «Finca Valeria,  su refugio secreto en Punta del Este (Uruguay)».

—Y los periodistas, ¿cómo llegaron? ¿Con los ojos vendados?
—Supongo que no, ¿por qué?
—Entonces no será tan secreto, ¿no?

Es que los del ¡Hola! tienen, te lo digo yo, un problema con las palabras y los números. Mira si no: «Carolina y sus hijas, tres bellezas en el Concurso Internacional de Hípica de Montecarlo».

—¿Tres de tres de una, dos y tres? Pero, ¿Carolina  no tenía una hija y dos gilipollas?

Pues eso, que los de ¡Hola! no saben contar. O tal vez sea que Carolina provoca cortocircuitos neuronales. Leo en Lecturas:  «Carolina cede el trono a su cuñada, Charlene». ¿El trono? ¿Qué trono? «La hija mayor de Rainiero y Grace dejará de ser a partir del 1 de julio primera dama del principado, una distinción que ostentará Charlene cuando se convierta en la esposa de Alberto.» Sigo sin ver ningún trono…


Y luego pasa lo otro… que son cursis y elementales. Los de ¡Hola!, mi principal fuente de inspiración.

Prueba 1: «El príncipe Alberto y Charlene, entrevista exclusiva en su palacio con excepcionales fotografías realizadas por Karl Lagerfeld: "Vamos a convertir la boda en toda una celebración"». La noticia sería, vamos digo yo, que la convirtieran en un velatorio…

Prueba 2: «Los príncipes de Asturias apoyaron la excelencia, la educación y el espíritu emprendedor de los jóvenes». Noticia sería, digo yo, que apoyaran la desidia, la mala educación y el espíritu nihilista.

Pero ahí tienen a los periodistas cardiacos, destacando lo obvio.

Y lo inane. «Belén y Teresa, enfrentadas. “Aquí nadie es más que nadie”», dijo al parecer la Esteban, no sé si antes o después de homenajear a su hija, de 12 años, en una discoteca. ¿Alguien necesita un orientador para saber dónde acabará Andreíta? Pero bueno, siempre es mejor hablar de la «guerra de las doñas» que de las guarras y las ñoñas… o de los conflictos que asuelan el planeta.

En fin, voy terminando, que mi hija se está preparando un bikini. Yo siempre lo he llamado sándwich mixto, pero ella dice que eso es en invierno… y que le ayude, porque no sabe si el jamón va antes o después que el queso.


Cuenta Semana que José Manuel Soto cumple 25 años en la música. Dice de Soto como «uno de los exponentes de la canción ligera con aires de rumba de finales de los ochenta y de los noventa». Y Soto dice que en un momento de su vida tuvo que elegir entre la proyección internacional de su carrera y la familia y optó por lo segundo: «Casado y con tres hijos, decidí llevar una vida familiar y provinciana».

En cuanto lo vea…

—No será en la piscina municipal…

… se lo diré a Julio Iglesias, que el pobre no debió encontrar la fórmula y por eso tiene familia numerosa y vive donde le da la gana.

Feliz verano.




Archivo histórico