Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Las críticas cítricas

Maruja Limón

Parecidos razonados

Quería yo lo primero recordarles que Divertinajes cumple años: nació tal día como hoy, en 2003. ¡Cómo pasa el tiempo! Éramos unos niños, la vida nos sonreía, Santiago tenía trabajo fijo...

—Te lo digo yo: esto no lo entiende ni Iker Jiménez.

«Esto» son las revistas. Resulta que Santiago se ha propuesto hacer un estudio socio-ilógico sobre la prensa del corazón…

—Se dice «un ensayo».


Él lo intenta, sí, es muy malo estar en casa todo el día.

—Si dice «estar en el paro».

Presumía de poder descifrar los códigos cardiacos en un santiamén. Por despecho…

—Dos pechos, los de Belén Esteban  en la portada de Lecturas, la revista a la que concede todas sus exclusivas. La Preysler tiene el ¡Hola! y la Esteban, Lecturas. A cada quien su cada cual.

Por despecho, decía, porque está enfadado conmigo: sostiene que le dedico más tiempo al papel cuché que a estar cuché con él.

Así que se había propuesto demostrarme que, con sólo leer el sumario, él ya sería capaz de entender lo que se mueve en el mundo rosa. Y ahí lo tienes, de buena mañana, avanzando por las procelosas aguas del sumario del ¡Hola!.


—Ta chupao.

«Andrea y Pierre Casiraghi, la 'dolce vita' en el lago Como.»

—Bueno, este no, que nadie me dijo que yo tuviera que saber idiomas. Además, les faltan palabras, «el lago Como», ahí falta por lo menos un punto y que cuenten como qué…

«La nueva sonrisa de Adriana Abascal, fotografiada junto al empresario americano con el que se le relaciona.»

—Esto es fácil: a la tal Abascal, que tiene que ser prima de Nati porque esto del corazón es muy de repartírselo entre familiares, le han hecho un complet en una clínica dental.  

«George Clooney y Elizabetta Canalis, romántica cena.»

—Pero, ¿no dicen en otro sitio que se han separado? Un poco de coherencia, señores.

«Gran cita nupcial de las familias reales danesa y griega en el castillo familiar de Alemania.»

—El castillo familiar, ¿de cuál de las dos familias? ¿De la familia real griega o de la danesa? Yo no puedo ejercer de analista si no me dan toda la información.

«La princesa de Asturias se apunta de nuevo al rojo.»

—Como su suegro, que ya lo dicen los del PP, que el Rey nunca se llevó bien con Aznar y es más de Zapatero que de Rajoy.

«David Bisbal y Elena Tablada, una ruptura que ha sorprendido a todos. Bisbal continúa con sus conciertos. Elena Tablada aclara: “No voy a decir nada, de verdad, pero ha sido un acuerdo amistoso por parte de los dos”.»

—Yo tampoco voy a decir nada, que nunca he sido un cotilla, pero si primero se dice «Bisbal continúa con sus conciertos», la lógica más elemental exige que la frase que empieza «Elena Tablada aclara» termine diciendo el qué: «la voz», por ejemplo, porque a nivel aclaraciones, «No voy a decir nada, de verdad, pero ha sido un acuerdo amistoso por parte de los dos» no me parece de las más aclaratorias.

«Pippa Middleton y Chelsy Davy, ¿mujeres sin compromiso?»

—¿Mujeres? Tienen nombres de coche antiguo.

«Harry, un príncipe familiar y divertido.»

—¡Qué cosas! Antes eran azules y aguerridos.

«El príncipe Alberto y Charlene asisten a una Misa prenupcial en la catedral de Mónaco.»

—¿Una misa prenupcial? ¿Para santificar sus relaciones prematrimoniales?

« 'Glamour' real en el hipódromo de la Reina durante la carrera más elegante del mundo.»

—Mucho más, convendrás conmigo Maruja, que la de todas tus amigas entrando las primeras en El Corte Inglés el día de las rebajas… ¿Ves como no era tan difícil?

Y mas fácil que sería si nos dieran la herencia que dicen que va a recibir la niña de Alba… Lo recuerda Semana: que Cayetana Fitz-James Stuart, la duquesa de Alba, dueña de una fortuna personal de mil millones de euros, deja en su testamento a cada uno de sus seis hijos no menos de 110 millones. En efectivo…


Y claro, así se entiende que Semana diga que «Eugenia Martínez de Irujo brilló con luz propia en una gala de premios de joyería en Madrid, donde presumió de nuevo look, muy fresco, con el pelo más corto y despuntado, además de un sugerente vestido de prenunciado escote. Eugenia, de 42 años, sin duda está viviendo una buena etapa personal, sin pareja conocida desde hace tiempo, y en plena renovación. Y eso se trasluce en el exterior.»

—Para mí, que es una expresión en clave para referirse a una nueva operación de cirugía estética.
—¡Qué ganas tengo, Santiago, de que encuentres trabajo, y no te dediques sólo a dármelo!

Pero la confesión impactante de la semana está en Lecturas y la realiza Belén Esteban, en un reportaje «emulando a famosas». De entrada, a Ana García Obregón, porque el posado de la Esteban es como la versión (más) cutre (aún) del de la bióloga. Aunque lo curioso es que emula (¿la utilización del verbo es una pista?) a varias famosas (Ava Gardner, Ursula Andrews o Bo Derek… ¡ja!) menos a la famosa a la que más se parece: Javier Bardem.


«Llevamos un año buscando un hijo», declara. Que digo yo que será porque Andreíta y su padre ya no le dan pa largar, y necesita materia fresca. Y añade que si no lo logra por las buenas, se someterá a un tratamiento. ¡Un tratamiento! ¡Con la de probabilidades que eso tiene de acabar en parto múltiple! ¿Se imaginan? «Yo por mis seis hijas ma-to.» Y del consumo de pollo, ni hablamos…

—¡Maruja! Y ahora que te he hecho todo el trabajo, ¿tienes tiempo o no?

Hombres. Siempre pensando en lo único.




Archivo histórico