Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

Los contracorriente

Contracorriente: en contra de la opinión general.

En todos los grupos, los humanos al menos, hay un contracorriente… o varios.


Todos tenemos un amigo al que no le cae bien Rafa Nadal, un catalán que no es del Barça, un raro que no entiende esa absurda costumbre de celebrar los cumpleaños, alguien a quien no le gusta CSI… lo que viene siendo un contracorriente.

—Vaya, esta vez  también te  vas a meter conmigo.
—No Tío Ra, tú no eres así.
—Bueno, yo no soy del Barça.
—Pero es que no eres catalán.
—Eso es verdad.


Todos tenemos alguna amiga a la que no le gusta ir de compras, ni George Clooney, ni el pastel de chocolate…

—Por lo que veo tampoco hablas de mí.
—Tú tampoco eres una contracorriente Julieta.
—Vale, pero que conste que prefiero los pasteles de nata.
—Nadie dijo que fueras perfecta.

Siempre hay alguien que prefiere el sosísimo helado de vainilla al de cualquier otro apetitoso sabor.

—Eh, ¿qué tiene de malo el helado de vainilla?
—Es soso.
—Es mi favorito.
—Quizá tú también eres soso.

Hay gente que entre un cruasán de mantequilla y un bollo suizo, elige el bollo suizo.

—Me encantan los bollos suizos.
—Lo sé Julieta, pero donde esté un cruasán…
—¡Qué dices! Yo he tenido sueños eróticos en los que Clooney venía hacia mí comiéndose un bollo suizo.
—Por Tutatis, ¿quien quería saber esto?

Incluso conozco gente que prefiere las porras a los churros.


—Yo prefiero las porras.
—Lo sé Tío Ra, pero te quiero lo mismo.
—Te estás pasando, sobri, las porras son mucho más ricas que los churros.
Tío Ra, eres madrileño, llevas el amor a las porras en los genes.
—Puede ser.
—Como me digas que tienes sueños eróticos en los que salían porras, me da un ataque.
—No porras no, pero Scarlett Johansson sí.
—¿Ves? Pues yo conozco hombres que piensan que Scarlett no es sexi.
—Malditos contracorrientes.

Hay gente que no dice tacos, ni aunque la situación lo pida a gritos.

—Jopetas, eso no es un defecto.
—No digo que lo sea.
—Pero lo piensas.
—De acuerdo, no es un defecto, pero es raruno.
—¿Ser educado es raro?

Y otros que no gritan, así los maten.

—Nunca he visto a una persona matada gritar
—No seas pesada Julieta, sabes a qué me refiero.
—Lo que no sé es a donde quieres ir a parar.

No quiero ir a parar a ningún sitio, constato una realidad empírica. ¿Quién no conoce a alguien que prefiere la Pepsi a la Coca-Cola?

—Vamos hombre, no me j…orobes. Eso sí que no me lo creo.
—Pues haberlos haylos. Los contracorriente se niegan a hacer lo que hace la mayoría.
—¿A propósito?
—Los de verdad no, les sale de natural.
—Pero qué tiene de contracorriente el helado de vainilla, es que no te sigo.

Lo que quiero decir es que, igual que en todos los grupos hay un macho alfa, siempre hay también alguno que, tras su apariencia normal, esconde un espíritu amante de la contradicción.


—¿A quién contradigo comiendo un helado de vainilla?
—¿Al buen gusto?
—Ya estamos, que a ti no te guste el helado de vainilla no quiere decir que esté malo.
—¿No?
—No, solo quiere decir que a ti no te gusta.
—Uf, qué hartura. Vale, retiro lo del helado de vainilla de la lista de rarezas.
—Seguro que a Rafa Nadal le gusta el helado de vainilla.
—Ya está Tío Ra, lo he retirado.
—Se podrá ser del Barça  y que te guste el helado de vainilla.
—Ya está Tío Ra, lo he retirado.
—Eso ya lo has dicho antes.
—Pero tú no has debido de oírlo.
—Retira también los de las porras.
—Vale.
—Y lo de Scarlett.
—Me la trae al pairo Scarlett.
—Envidiosa.

El caso es que, si tienen un amigo al que no le alegra que gane Rafa Nadal, que siendo catalán no sea del Barça o que le guste el helado de vainilla.

—Dijiste que lo habías retirado.
—Cierto. Señoría que no conste en acta.

Si tienes un amigo así, decía, ármense de paciencia. Y cuando esta se les acabe, consuélense pensando que podría ser peor.

—¿Peor?

Podrían ser así ustedes. Y eso no tendría remedio.




Archivo histórico