Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

Hombres, dioses, héroes...

Luminosos destellos... Interferencias entre lo frío y lo cálido.
Un grito
Una contención de euforia
Se acerca la hora... la hora de mirar al espejo del otro


Tiempos en los que los dioses quieren sentirse hombres, los hombres quieren ser dioses y los héroes son los supervivientes del ansia de los hombres y de los dioses. Tiempos extraños, tiempos en los que todo está a punto de estallar y a la vez ese mismo ciclo que parece estar finalizando, podría de repente sorprendernos y reiniciarse o prolongarse eternamente, indefinidamente... Sin ningún tipo de sentido aparente o visible.
Tiempos de terremotos, de guerras, de duelos, de amenazas nucleares y primarias, de tecnología avanzada hasta lo insospechable, de propuestas y deseos humanitarios... Mientras tanto, propuestas más oscuras incluso que las medievales, envuelven y desvalorizan aún las vidas de miles de seres humanos. Lugares ennegrecidos donde las mujeres son quemadas, torturadas, silenciadas, lapidadas, asfixiadas debajo de la sinvergüenza fanática y trágicamente bestial de los hombres que a su vez son engendros de la incultura, violencia, miedo, adoctrinamiento tribal en el sentido de la incapacitación y desgana absoluta de mirar hacia la luz, de ir hacia la verdad. Conmovedores agujeros de tiempo donde las niñas gaseadas por querer ir al colegio, son además condenadas al silencio posterior y al soporte de un día a día sin derecho a ser. Pequeñas niñas, involuntariamente convertidas en heroínas y los hombres que las han condenado falsamente endiosados, ciegos monstruos con pretensiones de acercamiento a lo divino y a la religiosidad. ¿Qué sienten mientras los dioses? ¿Llegan a sentir la intensidad de la lágrima cuando te quema o hiela los ojos? ¿Qué sienten los dioses? ¿Qué sensaciones les resultan más plácidas; las de las víctimas o las de los verdugos? ¿Sienten la adrenalina rápida en la piel del político que se lanza a violar a la mujer? ¿O sienten el escalofrío paralizante de la médula de la mujer que tendrá que sobrevivir a la agresión y al agravio? ¿Podrá sobrevivir?
¿Qué sienten los dioses cuando quieren ser humanos?
¿Dónde sienten lo humano, cómo lo sienten?
Tiempos de solidaridad genuina y también tiempos de solidaridad calculada, tiempos de información real y tiempos así mismo de información parcial. Tiempos de desinformación, de incomunicación y al mismo tiempo, tiempos de hipercomunicación, megacomunicación, extracomunicación......... ¿Qué comunicamos? ¿Cómo lo comunicamos? 
Tiempos extraños, tiempos amados, tiempos indefinidos, tiempos precipitados, tiempos sostenidos por un impulso de fe y por un deseo de perdurar para siempre, siempre, siempre...
Tiempos de dioses, de héroes, de hombres. Tiempos nuevos como en los viejos tiempos. Tiempos viejos que dejan paso a los nuevos tiempos. Tiempos temidos. Tiempos esperados. Los tiempos que son, lo que es, lo que hay... Aquí está. Lo que son. Aquí están mis tiempos, nuestros tiempos. ¿Lo estamos haciendo lo mejor que podemos, lo mejor que sabemos acaso?
¿Podemos participar activamente en el transcurso del tiempo? ¿Qué es lo que nos gustaría que pasara? ¿Qué es lo que nos gustaría vivir? ¿Qué tiempos?
Probemos, porque los dioses están muy cerca... Son buenos tiempos para transformar lo que no nos gusta, para crear aquello que deseamos... Tiempos en los que el grito de los frágiles es sentido por los dioses. Los que son o los que invocamos imaginando. 

 

Pequeños Deberes- Sostén tu anhelo hasta verlo aparecer ante tus ojos. Aunque para ello tengan que pasar eternidades y tú estés en el fondo de algún oceáno... inmóvil, apretando tu deseo fuertemente contra el pecho, repitiéndolo como una plegaria una y otra vez.

 

Conoce la página web de la autora-

http://www.cimamujerescineastas.es/espacioweb/web5/productos.php?id=287&usuario=AdrianaDavidova&id_usuario=2325

 

Foto- Adriana Davidova - por Eva Davidova




Archivo histórico