Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Una conversación

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

 


Tuve la oportunidad esta semana de charlar largo y tendido con Javier Cortés, presidente de la Asociación de Editores de Madrid. Fue una conversación franca que le agradezco sinceramente.

Tuvo lugar en la sede de CEDRO, de la que es tesorero (además de ser director general del Grupo SM) justo antes de que acudiera a la firma de los papeles imprescindibles para poner en marcha el cambio de sede: abandonan Santiago Rusiñol 8, donde compartían edificio con tantos organismos relacionados con el mundo del libro (Patrimonio quiere recuperar lo que, en definitiva es suyo) y se mudan a la calle Vallehermoso.

Pequeños y grandes

Asegura Cortés que “los desencuentros” que en su día hubo en la asociación madrileña entre editores grandes y pequeños están zanjados, sobre todo gracias a la labor de la Comisión de Pequeñas editoriales, y que las grandes batallas del sector “no han separado” a unos y otros. “El 90% de los recursos del Gremio se dedican a esa gente”, calcula.

En cuanto a las discrepancias Editores de Madrid- Editores de Barcelona… “La Federación está muy tranquila”, insiste. Sea.

EnRedados

Es su firme convicción que “el sector editorial en bloque apuesta por los libreros”, razón por la cual, aunque podían haberlo hecho, los editores no quisieron crear una web que les permitiera saltarse las librerías.

Y es en el contexto de esa apuesta en el que hay que entender iniciativas como Libranda (“una decisión inédita en el mundo: como si todos tuviéramos un solo almacén”) que, insiste, funciona bien… digan lo que digan algunos internautas. Concede: hay que bajar los precios, “es evidente que el libro virtual tiene que ser más barato”, pero no cede: “lo que no funciona bien son las librerías digitales”. Y vaticina: “Cuando llegue a España, Amazon tirará de Libranda”.

En cuanto a la piratería… “Estamos exigiendo simplemente un estado de derecho. Aquí nos la estamos jugando.” Ahí, y en el terreno de la opinión pública, “mucho más difícil”.

Lamenta la exasperante lentitud en la aplicación de las tímidas reformas contenidas en la Ley de Economía Sostenible, y culpa de la situación por igual a Gobierno y oposición. De hecho, evoca una reunión que mantuvieron varios editores de grueso calibre y representantes del Gremio y la Federación con Esteban González Pons, del Partido Popular, y sólo hacerlo le da escalofríos…

Más comprensión encontraron en la Embajada de Estados Unidos, con cuyos representantes también se han encontrado, quizá en el convencimiento (es mi impresión) de que toda ayuda es poca.

Sea como fuere, es evidente que la gran batalla que deben librar los editores tiene que ver con cómo afrontar las nuevas realidades: su futuro está en juego.

El estado de las autonomías

Sostiene Gómez que a diferencia de otras comunidades (cita Andalucía, donde el recorte ha sido brutal, y la Comunidad Valenciana, cuya política es calamitosa —el calificativo es mío, aunque me parece respetuoso con el espíritu de lo dicho por mi interlocutor), Madrid se porta bien. Están hablando con el Gobierno regional de la posibilidad de otorgar créditos a los actores de un sector necesitado de ellos, y mientras tanto se benefician de unas ayudas que, a pesar de los pesares, siguen llegando. “Como tenemos LIBER —me dice—, recibiremos más que el año pasado. Sin LIBER hubiera sido un 8% menos”. Además, la Comunidad ha mantenido las compras…

El IVA ¿cero?

Reivindica el presidente de los editores madrileños un IVA reducido, “eso es lo que queremos”. ¿Y el IVA cero que algunos reclaman? Le escucho la palabra “demagogias”, y alusiones al deseo de algunos de “quedar bien”… “El IVA reducido es lo que queremos.”

Eso, y mantener el precio único que es “fundamental, irrenunciable. Sin precio fijo Carrefour nos mataba, y El Corte Inglés también.”

El año que vivimos peligrosamente

No es, me dice, 2011 peor que 2010, quizá todo lo contrario: este año, la tendencia se acerca al 5% (hablamos de descenso del negocio, claro).

En ese contexto, la Feria del Libro de Madrid se avizora, todos los años lo es, como una tabla de salvación. “Espero que sea un éxito social y cultural, como lo ha sido siempre. Y que las ventas se mantengan”, desea, al tiempo que recuerda que la Feria del año pasado fue mejor que el año pasado.

Un libro divertino


Hoy mismo, por la noche (22,30 horas) y en el Ateneo de Madrid, nuestro compañero Manuel Francisco Reina La vocación del zángano (La Compañía de Versos), una mirada sarcástica al mundo a través de la poesía.

¿De qué habla? Me cuenta que es un poemario extraño, inusual, ya que parte de una visión descarnada, sarcástica y mordaz del mundo, no exenta de melancolía, muy contemporánea, en la que se introducen elementos del hoy como la “telebasura”, “la crisis”, o la hipocresía, así como de la eficiencia salvadora o no de la cultura, no habituales del mundo poético. Y aunque le vienen como anillo al dedo a la crisis que vivimos, son ecos de una crisis pasada, puesto que, como dice Manuel Francisco, “fueron escritos al albur de la crisis anterior, mi querido Fernando Quiñónez conoció parte del mismo, tras las famosas Expo 92 y las Olimpiadas de Barcelona, en la que sufrimos una crisis económica similar, con todas sus manifestaciones socioculturales de pesimismo, crisis de modelos y de planteamientos que, visto lo que ha vuelto a suceder, no fueron resueltos entonces”.

Porque la poesía habla de nosotros y de nuestras circunstancias. (Que se lo pregunten a Paul Chowder, el protagonista de la estupenda El antólogo, de Nicholson Baker, que ha editado Duomo y que he leído con gusto y provecho. ¡Y eso que no conozco a muchos de los poetas, rimados o no, que por ahí aparecen!)



En el Escaparate de la edición independiente de esta semana:

:: Llorar lo alegre, de Rafael Saravia (Bartleby Editores).

:: Poemas africanos, de Javier Reverte (Reino de Cordelia).

:: Querida catástrofe, de Teresa Moure (Pulp Books).

:: Dónde y Cómo Pescar en León, de Eduardo García Carmona (Reino de Cordelia).

::Tejidos y novedades, de Cristina Grande (Xordica Editorial).

:: La consagración del otoño (XIV Premio de Poesía Ciudad de Salamanca), de Miguel Ángel Feria (Reino de Cordelia).

El quiosco


Revista Delibros

Dossier: los libros pequeños tampoco son para los tiempos de crisis
 
En 2010 la producción de papel se incrementó en un 9,1%
 
La Feria del Libro de Londres
 
Pequeñas editoriales, nacer en tiempos de crisis
  
Portadas, el arte de conquistar al lector a través del impacto visual

Libros, videojuegos y nuevos formatos
 
Entrevista a Paco Ignacio Taibo II
 
Mercedes Cebrián: “Me interesa pensar sobre la vida moderna”
 




Archivo histórico