Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

La semana pasada

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

 

Fallé, sí, yo pecadora lo confieso. Hay veces en las que, por mucho que lo intente, no tengo tiempo para nada. Y eso que tenía buenas razones para no faltar a la cita, y no me refiero a mi prurito iluminador, sino a causas relacionadas con el tan humano hecho de presumir: el periódico The Guardian había publicado, en el marco de su Spanish Week, una reflexión firmada por mí sobre el mundo editorial español pensando, claro, en el público lector británico. Y Juan Palomo había tenido la gentileza de citar en El Cultural una noticia que yo había dado aquí. Así que estaba contenta… pero liada. De ahí la ausencia.

Un Jordi dos veces santo

Incluso los ateos del sector están poniendo rosas en el altar del santo del libro: el 23 de abril (y luego a finales de mayo-principios de junio, en la Feria de Libro de Madrid), algunos se juegan su futuro.

Los libreros lamentan, eso sí, que este año Sant Jordi caiga en Sábado Santo, una coincidencia que restará compradores, y que en Madrid ha obligado a trasladar la Noche de los libros al 27.

El Gremi de Llibreters ha hecho cuentas: este año, la facturación será inferior a los 19 millones de euros de 2010, un descenso que anuncian y achacan a esa malhadada casualidad, y también a la tendencia descendente en la venta de libros de los dos últimos años.

¡Pues sí que estamos bien!

Hablando de coincidencias


Primero supe de la publicación de De qué hablo cuando hablo de correr (Tusquets), del novelista y maratoniano Haruki Murakami. "En mi caso —escribe—, la mayoría de lo que sé sobre la escritura lo he ido aprendiendo corriendo por la calle cada mañana. De un modo natural, físico y práctico".

Luego, me llegó el libro de un compañero, Francisco Medina, La pasión por correr (Plaza Janés), que habla de una pasión que seduce a políticos, periodistas, atletas y personajes anónimos por igual. Y ahí están: Carles Francino, Abel Antón, Cándido Méndez, Anne Igartiburu, Isaac Rosa, Eduardo Zaplana… hablando de lo suyo, que es (permítanme la broma, que me viene al pelo del último citado) poner tierra por medio.

Y ahora, recibo la nota de prensa de un texto firmado por Chema Martínez y titulado Correr es vida (Plataforma), en el que (se nos indica) el atleta se hace una pregunta: ¿Por qué alguien se calza unas zapatillas, se pone un chándal y se echa a correr por las calles de la ciudad cada día, de madrugada o por la noche al regresar del trabajo?, y ofrece la respuesta que el título adelanta.

Paco me dedica su libro: “Con la que está cayendo en la profesión no se me ocurrió otra cosa que… ¡echar a correr!”. Cambien “la profesión” por “el mundo”, y a lo peor encuentran una explicación para tanta carrera. O eso, o que los corredores, cuando se sientan a descansar, gustan de leer. Que tampoco es manera mala de salir de la realidad.

La ley, ¡ay la ley!

He recibido esta semana un correo que me recuerda que tenemos un debate pendiente. Escribe Agustín Sánchez Antequera, editor de Legados Ediciones:

Queridos amigos:

Hemos tenido que suspender la promoción de oferta de nuestros libros de hasta 50% de descuento por cumplir 3 años durante este mes de abril. Nuestra intención era dar salida a libros que los libreros nos devuelven.

Nos ha llegado un email de un abogado que representa a asociaciones de libreros advirtiendo con acciones judiciales por no respetar la Ley del Libro, que sólo permite hacer descuentos del 5% sobre el PVP. 

Actualmente tenemos 54 libros repartidos en 9 librerías, una cifra que puede romper moldes en el mundo editorial. Igual deben pensarse que con nuestra forma de aguantar un proyecto alternativo vamos a hundir sus grandes empresas. Igual quiebran por culpa de que Legados quiera llegar a más lectores, ya que sus filtros nos impiden hacerlo.

La mayoría de librerías no cogen nuestros libros en depósito. Si los libreros no cogen libros ni siquiera en depósito... Que no se quejen si se buscan alternativas para sostener un proyecto cultural. 

Así que ya no hay oferta.

Por cierto: todavía no hemos vendido ni un solo libro con esa promoción. Que nadie se alarme, no nos estamos lucrando ilegalmente. Hay que lucrarse dentro de la legalidad. Eso está mejor.

Así están las cosas. 

Abrazos legalistas.

Abrazos divertinos.

Aventurarse con Venturini


No sé si fui la primera, pero desde luego una de las primeras que supo en España de Aurora Venturini. En la distancia, sólo salvada por el correo electrónico, tuve incluso oportunidad de conversar con ella. Luego, su libro Las primas, insólito por todo: contenido, escritura, recorrido, se hizo un hueco más que merecido en el corazón de los lectores españoles, y llegó incluso a ser votado como el mejor libro en español editado en España durante 2009, recibiendo el II Premio Otras Voces, Otros Ámbitos.

Ahora, Caballo de Troya se arriesga (es una manera de escribir: arriesgada fue, tal vez, la primera apuesta; ahora, la octogenaria Venturini es un valor seguro) con su nueva obra. Nosotros, los Caserta. Me dicen que es un melodrama. No imagino a doña Aurora en un terreno más propicio.

Poemas para tiempos difíciles

Mi compañera Adriana Davidova, la mamá de Alicia, publica tres poemas en la antología Poesía Solidaria del Mundo, editada por Ana Muela y Fernando Sabido. Y, claro, nos invita a leerlos: “En estos tiempos, más que nunca... tomemos los actos solidarios con una actitud inocente y así mismo entreguemos aquello que podamos... a través de un acto, un gesto, un poema, un cometido heroico, una mirada o simplemente una caricia que alguien necesita para poder seguir”.

Hagámoslo, ¿no les parece?


En el Escaparate de esta semana:


:: Poesía completa (Volumen I), de Javier Egea (Bartleby Editores).

:: Libro de cocina de la República, de Isabelo Herreros (Reino de Cordelia).

:: El hospital de los dormidos. Una aventura de Plinio, de Francisco García Pavón (Rey Lear).

En el Escaparate de la semana pasada:


:: Las palabras perdidas (Poesía 1989-2008), de Alfredo Buxán  (Bartleby Editores).

:: Dime una palabra más, de Iaia Caputo (Xordica Editorial).

:: Livingstone nunca llegó a Donga, de Alfonso Vázquez (Rey Lear).

:: En voz activa. El papel de la mujer en la ficción inglesa (XVII-XX), de María del Mar Rivas Carmona (Ediciones Alfar).

:: Flannery O’Connor, de Brad Gooch (Circe Ediciones).

:: La tienda de antigüedades, de Charles Dickens (Nocturna).




Archivo histórico