Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Poesía con luz

Nunca han sido muy bonitos, como objeto, los libros de Ediciones Vitruvio, sin embargo hay uno de Fernando Beltrán, Aquelarre en Madrid, que me gusta mucho. Este libro de poemas es de 1980, obtuvo un accésit del premio Adonais en 1982, y en 1998 lo rescató esta editorial.


Un mendigo o un borracho, o quién sabe quién, duerme al lado de un banco de piedra en una calle; es una foto triste y es una portada simple. Pero me gusta. Y también me gustan los versos que contiene.

Ahora, se ha publicado Donde nadie me llama (Hiperión), la obra completa de este poeta nacido en Oviedo en 1956, una obra que arranca con ese Aquelarre en Madrid, su primer libro, que se ha alimentado de otros nueve entre 1980 y 2010.


Cuando leí, tarde con respecto a su publicación, Aquelarre…, nada sabía de Fernando Beltrán, hasta que al cabo de un tiempo le vi en la prensa porque tenía (tiene) un estudio en el que se dedica a inventar, crear marcas, nombres de empresas, de proyectos, que se llama El nombre de las cosas.


(c) Alejandro López Pedrero

Si me preguntan, les diría que la poesía de Beltrán es luminosa, que tiende a ser alegre… aunque leyendo Donde nadie me llama, me he encontrado con más tristeza (en los versos que ya conocía) de la que recordaba; o quizá sea simplemente melancolía. También hay enfados, indignación. Pero la luz sí que está.

Y hay muchos, y muy buenos, poemas de amor, que es una cosa que siempre está bien, porque se corren muchos riesgos escribiendo poemas de amor, y cuando quedan bien, da gusto. 

Y ahora, unos versos de 1991, escritos en la conmoción de aquella primera guerra del Golfo, que dos caracteres arriba, dos caracteres abajo, bien podría cruzar el mundo como un mensaje de Twitter…  

“Epílogo”: “Por mucho que se empeñen / en aguarnos la fiesta / los de siempre, / a estas horas la tierra / es un inmenso blanco. / Es absurdo decir / que el futuro está negro”. (del libro El gallo de Bagdad).

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico