Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Ámbito en expansión

Puestos a decir una obviedad, podría empezar señalando que la de El Corte Inglés se ha convertido en librería de referencia para muchos lectores. Puede gustarnos más o menos, pero negar la evidencia sirve de poco...

Otra: Ámbito Cultural, promotora cultural del grupo de distribución que se encarga de realizar toda suerte de eventos culturales, tiene una ambición y una potencia de tiro inigualables de las que dan fe los más de 3.000 actos que organizan cada año. Y sin embargo, hay un terreno en el que muestra una cierta debilidad, basta acudir a su página web para percatarse de que Internet no es lo suyo.

Hasta ahora. En el mes de abril, quizá a principios pero con toda seguridad antes del Día del Libro, Ámbito tendrá preparada la página en la que trabajan desde hace tiempo con la ayuda de Hotel Kafka, que lleva camino de convertirse en el perejil de todas las salsas literarias y que, en este caso, se ocupa de los contenidos.

Ramón Pernas, responsable de Ámbito Cultural e impulsor de esta modernización, sueña con una ventana abierta a todo el mundo cultural en español, un espacio que sirva de escaparate para sus propias iniciativas, sea tribuna de expresión para los creadores y se convierta en lugar de encuentro de las publicaciones que hacen cultura en la red.

Lo dicho: el estreno, en abril. Permanezcan atentos a su pantalla.

La tozudez del traductor

No hace falta insistir en la importancia que un buen traductor tiene para la marcha satisfactoria del mundo editorial. Pero, no sólo por su capacidad para hacernos entender textos que de otro modo nos resultarían incomprensibles, también porque en ocasiones son ellos los que descubren a los editores esos libros que luego podemos disfrutar.

Hace no mucho me lo comentaba Santiago Tobón, de Sexto piso, a propósito de una joya, un capricho, La librería de los escritores, con textos de Mijaíl Osorguín, poemas de Marina Tsvietáieva e ilustraciones de Aléxei Rémizov, un volumen de poco tamaño pero enorme valor editado por su editorial en colaboración con Edicions de la Central. Fue de Selma Ancira, la traductora, de quien partió la idea.


Ahora, me cuentan una historia similar a propósito de Habitaciones separadas, de Pier Vittorio Tondelli, en el que la traductora, Alesandra Picone, que vive en Madrid y trabaja en el Instituto de Cultura Italiano, ha trabajado dos años. Fue ella quien hace tres ofreció el libro a la editorial Barataria, y eso que otros trabajos de Tondelli habían sido publicados en España por Anagrama y Ultramar. Pero no éste... y aquí es donde entra en juego la pasión de Picone, y la especial relación que su familia tiene con Tondelli. Porque, al cabo, todo queda en casa: Alesandra se ocupa de la traducción y su hermano, amigo del autor y experto en su obra, firma el prólogo.

Lo curioso del caso es que Habitaciones separadas ya había sido vertida a una lengua española: al catalán, en 2002 y por Angle Editorial.

Reencuentros


Recibí un correo electrónico de Editorial Navona, en el que se anunciaba la aparición de una colección, Reencuentros, que se estrena con las ediciones (especialmente las traducciones, pero igual de mimada la tipografía, maqueta, diseño...) de Tortilla Flat, de John Steinbeck, El pretendiente americado, de Mark Twain, Situación límite, de Joseph Conrad y Epitafio para un espía, de Eric Ambler. Confieso que me picó la curiosidad, así que me puse en contacto con Gemma Martínez, que es editora y relaciones públicas de la editorial.

¿Cómo surgió la idea?

Más que una idea fue una especie de necesidad: libros que queríamos releer y no encontrábamos, pues a editarlos. O si los encontrábamos, las traducciones eran pésimas. El lector sofisticado (que cada vez son más) no puede soportar un libro, por muy clásico que sea, con tan bajo nivel literario de las traducciones. Así que la segunda fuerza que nos empujó, con igual intensidad que la primera, fue la de dejar unos textos dignos, que no traicionen la intención, o simplemente la línea, estética de un buen autor.

Los dueños, que ya son mayores, buscaban libros que habían disfrutado en su juventud, y yo, que soy joven, esas joyitas que buscamos en las librerías de viejo. Al no estar en el mercado y algunos imposibles de encontrar, vamos escogiendo los que consideramos que aún pueden conectar con el lector actual.

¿Por qué sólo autores extranjeros?

Casualidad de la primera andanada. Si nos apetece un clásico de cualquier literatura del estado, también lo publicaremos.

¿Y por qué estos?

Puro gusto personal, además de los límites que va marcando la posibilidad de contratación.

¿Teníais ya los derechos?

Conrad y Twain son de derecho público; y Ambler y Steinbeck hubo que contratarlos (esa otra gran odisea de la edición).

De los dos primeros decís que se trata de nuevas traducciones, ¿qué ocurre con los otros dos?

Intentaremos hacer nuevas traducciones de todos, como El pretendiente americano y Tortilla Flat, magistralmenet traducidos por Piquero. En los casos en que la traducción sólo necesite una revisión que hacemos "en casa" para que quede al nivel que exigimos, no hace falta. Es el caso de Epitafio para un espía, muy buena de Pais Antiqueira, y el de Situación límite por Cusó, que actualizó enseguida. Nos preocupan mucho las traducciones, están cuidadísimas; como te decía antes, no entendemos la publicación de un libro sin una traducción coherente, seria  y en la misma línea estética del autor, totalmente casada con ella.

¿Qué queréis decir con “libros de bolsillo ‘de lujo’”?

Que hay un cuidado no habitual siendo de bolsillo: pequeño formato, y baratos (12,50 euros), el lector tienen un libro de primera fila (o clásico o joyita olvidada), con una edición de alta calidad: diseño muy estudiado (en este caso hemos contado con la elegancia y actualidad de los diseños de Eduard Serra), tienen solapa ancha, la tipografía está muy bien estudiada para una lectura gustosísima (una Bodoni), con detalles de calidad (como las miniaturas o el UVI de cubierta) y cuando los tengas en tus manos comprobarás que resultan unos libros muy bonitos. Al menos estamos teniendo un feed back impresionante por parte de las librerías y de la prensa, y eso sí que no es nada habitual.

En los últimos años, las editoriales “pequeñas” están haciendo una labor ingente de recuperación de obras de fondo editorial. ¿Queda aún mucho por hacer?

TODO. No sabes la de maravillas que hay sin traducir de las literaturas de tantos países o de aquí al lado, de Galicia por ejemplo.

¿Cuál es el camino?

Saber escoger títulos que aúnen CALIDAD y aceptación para el público de hoy.

La colección, ¿hasta dónde llegará?

Hasta donde el mercado absorba, y el lector acoja.

Acuse de recibo


Kafka va al cine
Hanns Zischler
Traducción: Jorge Seca
Minúscula


Franz Kafka fue un apasionado espectador de los primeros días del cinematógrafo tal como revela esta original lectura de sus cartas y diarios. Kafka va al cine indaga en esa pasión que se esconde en las páginas más íntimas del autor checo y sigue el rastro de las películas que le fascinaron en las salas de París, Milán y Múnich, que visitó en sus viajes junto a Max Brod, o en las noches de Praga y Berlín. Con el propósito de descifrar los efectos que generaron esas imágenes en Kafka, que encuentra en el cine un sugerente contrapunto a su atormentada cotidianidad así como un poderoso estímulo para su escritura, Hanns Zischler investiga en archivos y estudia anuncios, críticas y fotogramas de filmes olvidados o que se creían perdidos. De esta búsqueda detectivesca resultan algunas lúcidas hipótesis sobre la relación entre el escritor y el séptimo arte y una mirada novedosa al enigmático mundo kafkiano.


La pensión Eva
Andrea Camilleri
Traducción: María Antonia Menini
Salamandra

Inspirado por los recuerdos de su infancia. Camilleri ha escrito una deliciosa novela de iniciación sentimental y erótica, descrita por el mismo autor como «unas vacaciones narrativas... en la inminencia de mis ochenta años». El argumento gira en torno al despertar a la vida de un muchacho algo ingenuo, a finales de los años treinta, sobre el trasfondo del mundo provinciano y soñolietno de Vigàta, la cuidad imaginada por el autor para situar al comisario Salvo Montalbano. Con sus persianas permanentemente cerradas, la misteriosa casa de nombre tan sugerente es como imán irresistible para el adolescente Nenè y sus amigos del alma, Ciccio y Jacolino


Europa y la fe
Hilaire Belloc
Traducción: E. A. Lanús
Ciudadela

A través de las páginas de este ensayo histórico, Hilarie Belloc explica cómo la Iglesia Católica, en las Edades Oscuras, ayudó a salvar Occidente, preservando lo mejor de la civilización griega y romana y cómo los europeos, todavía hoy, se benefician de instituciones sociales y formas políticas de indudable origen católico.


Perdona si te llamo amor
Federico Moccia
Traducción: Cristina Serna
Planeta

Federico Moccia se ha convertido en el gran fenómeno editorial italiano de los últimos años con más de tres millones de libros vendidos. Su tercera novela, Perdona si te llamo amor, con ventas que superan el millón de ejemplares, ha pasado a ser un verdadero punto de referencia para varias generaciones de nuevos lectores, que se ven reflejados en la autenticidad de su historia.




Archivo histórico