Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Círculo Express

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

 

El título de hoy tiene algo de nombre de tren polar, pero no: hablo sólo de velocidad. La que llevo yo en estos días de locos…

Maldita crisis

Agente

Me encuentro con una, a la que pregunto por el negocio. Se queja, claro, y resopla: las cosas, ¡ay las cosas, van mal! “Mira, he recibido un manuscrito de un tipo que se presenta: ‘Soy el asesino de la catana’… Brrrrrr.”
Al parecer, no es la única destinataria, tan inquietante autor ha realizado un envío múltiple.

Editor

“Si las cosas siguen así, y en función de cómo vaya la Feria [del Libro, claro], en junio se acabó. Antes por lo menos con los pedidos, incluso si luego te devolvían libros, podías ir tirando, pero es que ¡ahora los libreros ni siquiera hacen pedidos! Estoy…”

Y hace un gesto, pasándose los dedos índice y corazón a los dos lados de la nariz. A dos velas.

Librero

“Tirando, vamos tirando.” Tirando de ahorros, de ganas, de dedicación. “Pero las ventas, esas están tiradas”. Menos 25%, me dice. Y claro, esto no hay cuerpo que lo resista.

Ordinales

Con motivo de la entrega del XIV Premio Alfaguara, los de Santillana echaron la casa por la ventana. A diferencia de otros años, cuando la convocatoria nos citaba en la sede de la editorial (algo alejada del centro: aclaración para los que no viven en Madrid), en esta ocasión la invitación lo ponía bien claro: en el Hotel Palace.

Alguno mostró su sorpresa, incluso s indignación, por el dispendio, en estos tiempos en los que las empresas del Grupo Prisa andan despidiendo a gente, pero conviene no olvidar que las empresas alcanzan en ocasiones acuerdos que les permiten mantener el tipo.

Juan Gabriel Vásquez fue el ganador, así que la calidad de El ruido de las cosas al caer está casi garantizada. Con él, este galardón cuya línea pocos entiende, que ha dado tantos bandazos, apuesta sobre seguro.

Pero a mí, que tengo pasión por los detalles, lo que más me llamó la atención fue que cuando Ignacio de Polanco se dirigió al público asistente desde el estrado, habló de “la catorce edición del premio” y sin que nadie le reconviniera, sin que nadie ni siquiera carraspeara desaprobatoriamente, se vio en la necesidad de aclarar que lo decía así porque no sabía qué ordinal tocaba. Sí, no sabe decir “decimocuarta”, pero dijo que era un “ordinal”, que es la que la gente suele no conocer.

¿Ignorancia o broma mal entendida?

Caperucita


Cuando los cines se disponen a acoger a la nueva Caperucita Roja, encarnada (je, je) por la actriz Amanda Seyfried y dirigida por dirigida por Catherine Hardwicke (Crepúsculo), varias editoriales recuperan el clásico.

De la mano de la peli, Alfaguara publica Caperucita Roja. ¿A quién tienes miedo?, de Sarah Blakley-Cartwight. Los lectores de la novela tendrán acceso a un 'extra' a través de Internet: un capítulo final añadido que la editorial hará accesible online tras el estreno de la película.

En abril, es decir, coincidiendo con el estreno de la peli (el 22), Diego Moreno publicará en Nórdica una edición con las tres versiones más importantes del cuento, que irá ilustrada por todos (o casi todos) los ilustradores que han trabajado con él. Vaya, que se regala una Caperucita para su quinto cumpleaños.

Por fin, Narval publica una versión sin texto, ilustrada por Adolfo Serra. Da más miedo que si te lo estuvieran contando...

Si Perrault levantara la cabeza…

Señor Anson, por favor


Pillado en las páginas del periódico desde el que Luis María Anson ha iniciado una campaña para que contraten correctores que pulan las faltas de ortografía en los SMS que se muestran en algunos programas televisivos.

Los amigos de Ludo


Soy francófila, lo confieso. Y la admisión no es baladí, en estos tiempos de anglomanía aguda.

Por eso, me alegré un montón cuando recibí una invitación para asistir a un pase de Les petits mouchoirs (Pequeñas mentiras sin importancia es su título en español), película dirigida por Guillaume Canet e interpretada, entre otros grandes, por Marion Cotillard. También es cierto que estaba sobre aviso, porque había leído un comentario muy elogioso en el blog de Arcadi Espada

Entiendo que a él como a mí nos gustan esas películas de apariencia ligera, en las que se diría que no pasa nada cuando en realidad un mundo se está derrumbando. A mí me recordó a Los amigos de Peter: un grupo que se conoce desde hace tiempo pero se ocuta muchas cosas, encerrados en circunstancias excepcionales, obligados al cabo a decírselo todo, a afrontar sus miedos, sus cobardías.

Me gusta el cine francés porque en él se habla mucho, a veces demasiado. Es un cine que se podría leer. Es un cine en el que me reconozco. 



En el Escaparate de la edición independiente de esta semana:

:: Una ola con sabor a pez, de Núria Riera Carrillo (Bartleby Editores).

:: Prensa y partidos políticos durante la II República, de Antonio Checa Godoy (Centro Andaluz del Libro).

:: Oraciones de Vailima & Sermón de Navidad, de Robert Louis Stevenson (Rey Lear).




Archivo histórico