Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

El olvido


¿Qué es olvidar?

 

 

Observo la pequeña masa de carne  y sensaciones vibrantes que es ahora Alicia ante mis ojos que la miran entrecerrados y desenfocando la imagen a voluntad.

Alicia está acuclillada en el suelo. Con la espalda encorvada y los pies descalzos firmemente apretados contra la madera. Está escribiendo algo sobre una hoja blanca pero avejentada, como si hubiera estado guardada durante mucho tiempo antes de ser ahora usada. También, alguna mancha dactilar se mezcla con las letras grandes y exaltadas de la escritura de Alicia.

¿Qué escribe? Juego esta vez a enfocar bien la mirada únicamente en el papel y en lo que en el hay puesto. 

Olvidar la señal de salida

Olvidar las miradas de los que miran sin ver

Olvidar el dolor del cuerpo,

del espíritu, de la mente

Olvidar el duelo, los duelos repetidos tras la pérdida

Olvidar los instantes de agonía, de desesperación y de pánico.

Olvidar aquellos fragmentos de cristales clavados en la garganta

Olvidarlos y volver a reír. Reír con fuerza o con fluidez,

con ganas, con alas, con voz

y sonido de pájaros

Olvidar el duelo y no olvidar la luz que brilló.

Luz......  como esta luz que bordea los movimientos precipitados y nada controlados ni impostados de Alicia que acaba de dejar el lápiz junto a la hoja escrita. Dejo de desenfocarla. La luz vibrante se extingue. Alicia está totalmente quieta, como paralizada, estática con la mirada fija en no se sabe qué punto del espacio que tiene por delante.

¿Cuántas cosas olvidamos? ¿Cuántos espacios, vivencias, pensamientos, imágenes, sentimientos, sensaciones, personas, miradas?.... ¿Olvidamos aquello que no queremos recordar? ¿Olvidamos lo que no sabemos recordar? ¿Olvidamos lo que intentamos capturar sin éxito o lo que nos deja atrás a nosotros sin darnos ni una sóla opción de volver atrás y recuperarlo?

Olvidamos o somos olvidados... ¿Olvidamos o somos olvidados?

Sin embargo cuántas cosas hay que deben ser recordadas. Cosas que ni siquiera han sucedido aún. Cosas por hacer. Cosas por cumplir. Cosas por entregar. Cosas por compartir. Cosas por enseñar.

Recordar por ejemplo que es necesario crear un futuro. El futuro. Aquel futuro que deseamos dejar para los que vienen detrás. Crear un futuro para los niños que algún día deberían poder recordarnos, deberían poder recordar con cierta sensación de alivio, de alegría... sensación de deseos cumplidos.

¿Podremos recordar lo que no ha de ser olvidado?

Alicia vuelve a inclinar la cabeza ligeramente ladeada sobre la hoja... Toma el lápiz entre sus dedos.

 


Pequeños Deberes- ¿Podemos recordar lo que no ha de ser olvidado?

A.AliciaNlaRealidad@gmail.com

 

 

Imagen- Copyright-A.D-L.R




Archivo histórico