Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Reiniciando

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

 

Constatación: a unos les cuesta dios y ayuda ponernos en marcha, otros han iniciado el año con mucha marcha. Confesión: me sitúo sin complejos en el primer grupo, este 2011 del que ya llevamos degustados unos días me produce una pereza enorme.  

Entre los segundos imagino a los miembros de ese triunvirato integrado por Asun Lasaosa, editora, Jorge Eduardo Benavides y Carlos Andrade, ambos escritores, que han puesto en marcha un el Centro de Formación de novelistas.

“La brecha que separa a los escritores y a los editores sigue siendo enorme, si no mayor que nunca –me dice Asun Lasaosa-. Cada vez más los editores se dedican a coordinar procesos y personas, a estar pendientes de sus cuentas de resultados y, con un poco de suerte, a cuidar las relaciones con sus autores. Como consecuencia, en la práctica les queda muy poco tiempo para leer y buscar nuevos valores. Por eso hacen falta equipos como el nuestro, que estén con los ojos abiertos y leyendo mucho para encontrar libros que merezcan la pena, apoyarlos y tratar de darles una oportunidad.”

Se me ocurre preguntarle si se están saltando a los agentes literarios. “Creo que no –me contesta-. Más que saltárnoslos, los estamos complementando. Los agentes literarios suelen tener también una cartera de autores muy llena y no es fácil tampoco que den la oportunidad a los escritores que no tengan una trayectoria previa. Es decir, hacemos un trabajo que la mayoría de ellos no pude asumir. El mundo está lleno de escritores a los que nadie nunca ha leído su original y todo lo que han recibido de agentes y de editores es una carta tipo en la que se les explica que no pueden hacerse cargo de su libro. Y sin embargo, periódicamente se publica un libro de alguien sin antecedentes en la escritura y surge la sorpresa de una acogida inesperada y estupenda. ¡Que se lo digan si no a María Dueñas!”

Así que no tienen voluntad de agentes… “ni de editores. Somos en cualquier caso un paso previo. Porque además tenemos la capacidad de poder dar al escritor un apoyo personalizado durante la fase de creación. Escribir es una tarea muy solitaria y a veces hace falta que te ayuden a desbloquearte, a corregir errores o simplemente que te acompañen en el proceso.”

Suerte en la aventura.

Los caminos y su condición inescrutable

Habrá más ejemplos, supongo, pero a la cabeza me viene uno: La Rosa de Jericó-Evlex, con el que Roca Editorial inició su andadura, un libro cuyo autor, Francisco Martos, había publicado previamente pagando la edición de su bolsillo.


Ahora, Espasa se atreve con El bolígrafo de gel verde, de Eloy Moreno, libro que no he leído aunque, a tenor de lo que me cuentan desde la editorial, puedo decir desde ya que es un hombre testarudo: se autoeditó el libro el año pasado, se encargó de la promoción y también de la distribución (y consiguió que su libro se vendiera en muchos puntos de la Comunidad Valenciana, él es de Castellón) y abrió en internet una página que ha conseguido reunir a lectores muy activos.

“Nos llamó la atención la cantidad de cometarios positivos tenía un libro que apenas era conocido –explica Sergio García, de Espasa- y nos hicimos con un ejemplar.”  Miryam Galaz, editora de ficción, lo leyó, le encantó la historia y llamó a Eloy para hacerle una propuesta y editar la novela a nivel nacional.

A veces, la lotería toca.

¡Que les corten la cabeza!


Entiendo que es un recurso estético válido, pero no puedo dejar de sufrir por estas pobres mujeres semidecapitadas… qué manía la de los portadistas, por dios Jesús.

¿El signo de los tiempos?

Recibo un aviso:

“Por si acaso trabajáis con la editorial XXX Editores os informo que corréis el riesgo de no cobrar.

 “La editorial XXX Editores, dirigida por XXX, y perteneciente al grupo XXX, no paga a parte de sus proveedores. En junio de 2010 encargó a la editorial XXX una segunda reimpresión de su libro XXX, que había recibido el Premio XXX, y que además está patrocinado por XXX. Habiéndose cumplido el vencimiento en octubre no abonó su importe sino que entregaron un pagaré con vencimiento el 31 de diciembre, con dos meses de retraso.

“Dicho pagaré ha resultado carecer de fondos. La crisis económica ha sido muy dura también con el sector editorial en 2010, ¿pero cómo se explica que en un libro reimpreso y con dos financiadores no se pague por los servicios de imprenta?”

He sustituido los nombres propios de los denunciados (además, el correo viene firmado y su autor se identifica plenamente) y las referencias geográficas porque no he podido comprobar personalmente que lo que allí se dice sea cierto (cosa de la que, por lo demás, no me cabe duda). Pero si éste es el signo de los tiempos, malditos tiempos. Y si es sólo cuestión de un editor sin escrúpulos, entonces, habrá que tomar medidas.

Ay, los derechos - 1

Recibí, como todos los socios de CEDRO, una Carta de Juan Mollá, presidente, en la que se me anuncia 2011 como un año decisivo. Y asegura que tres son los asuntos que durante este año recién inaugurado centrarán su atención y esfuerzos:

- Impulsar entre empresas, centros educativos, universidades y otras instituciones las licencias que autorizan el uso complementario de los contenidos de las publicaciones de sus miembros.

- Trabajar para que el más que probable cambio del sistema actual de compensación por copia privada no suponga una merma en el reconocimiento de los derechos de propiedad intelectual y en la remuneración para autores y editores de libros y otras publicaciones por este límite a sus derechos.

- Apoyar las iniciativas que tengan como fin conseguir una regulación que evite las descargas no autorizadas de las obras protegidas por el Derecho de Autor en Internet, entre ellas el libro.

Ay, los derechos - 2

Casi al mismo tiempo, me llegó un correo electrónico desde la Plataforma de Creadores y Artistas por el Copyright, que ha puesto en marcha una página web para informar sobre el grave problema al que se enfrenta la industria cultural si no se establece con urgencia un marco jurídico que garantice la defensa de los derechos de autor frente a la piratería en internet. “Si estás de acuerdo con nuestras reivindicaciones, por favor, firma el Manifiesto que encontrarás en la web y contribuye a su difusión.”

Cosa que hago gustosa, porque estoy sustancialmente conforme con lo que ahí piden, si bien creo que falta algún gesto de cara a quienes llevan tiempo pagando un impuesto por si acaso hacen algo que no todos hacen, piratear.

Llamo su atención sobre dos puntos del Manifiesto:

2.- Apoyamos el desarrollo y la potenciación del copyleft y de las licencias de Creative Commons, que ya están contempladas en la legislación española y pueden ser empleadas por los creadores sin ninguna traba. Dichas licencias, sin embargo, deben ser siempre voluntarias y estar sancionadas por el autor o por las personas y empresas que le representen. Esas modalidades permiten a quien lo desea divulgar su obra libremente a través de Internet. Nadie que quiera acogerse a la licencia de copyright, sin embargo, puede ser obligado a emplearlas por la fuerza de los hechos o por la desprotección efectiva de sus derechos.

(En efecto: nadie discute el derecho de quien así lo decida a difundir su obra libremente. La cuestión es: si yo, autor, no quiero, incluso si eso es al decir de los internautas suicida, ¿por qué he de tolerarlo?)

6.- El derecho al acceso a la cultura, que con frecuencia se invoca, no debe ser confundido nunca con el derecho a acceder gratis a cualquier producto cultural y de entretenimiento. Los creadores nos declaramos dispuestos a colaborar en la búsqueda de fórmulas que permitan el disfrute de los productos culturales a estudiantes y a personas sin recursos, pero no aceptamos que en una sociedad completamente mercantilizada nuestras obras sean el único bien de acceso universal no retribuido.

(Si hablamos de productos de primera necesidad a los que se pueda acceder sin pagar, ¿para cuándo el pan y la sal gratis? Y conste que no estoy dando ninguna idea.)

Ay, los derechos – y 3 (por ahora)

Y en esas estaba cuando me llegó, también por correo electrónico, un enlace a un artículo que Amador Fernández-Savater, coeditor de Acuarela Libros, escribió tras participar en una reunión con la ministra de Cultura y otras figuras relevantes de la industria cultural española (entre ellas, muchos firmantes del Manifiesto antes comentado) para hablar sobre (en su caso, contra) la Ley Sinde. “La cena del miedo”, lo titula. Si no lo han leído ya, háganlo, es muy interesante. Les dejo con este párrafo para la reflexión:

“Quizá haya por ahí algún morboso preguntándose qué nos dieron para cenar. Yo se lo cuento, no hay problema, es muy sencillo. Fue plato único: miedo. El miedo lo impregnaba todo. Miedo al presente, miedo al porvenir, miedo a la gente (sobre todo a la gente joven), miedo a la rebelión de los públicos, miedo a la Red. Siento decir que no percibí ninguna voluntad de cambiar el rumbo, de mirar a otros sitios, de escuchar o imaginar alternativas que no pasen simplemente por insistir con la Ley Sinde o similares. Sólo palpé ese miedo reactivo que paraliza la imaginación (política pero no sólo) para abrir y empujar otros futuros. Ese miedo que lleva aparejado un conservadurismo feroz que se aferra a lo que hay como si fuera lo único que puede haber. Un miedo que ve enemigos, amenazas y traidores por todas partes.”

ISBN

¿Soy yo la única que tres semanas después de que los editores asumieran la gestión de la agencia del ISBN sigue sin poder acceder a ella? “Con estos cambios la Federación pretende dar mayor visibilidad a la oferta editorial durante todo su período de vida en el mercado”, se decía en el comunicado (fechado el 21 de diciembre pasado) en el que se anunciaba el cambio.  Definan visibilidad, por favor.

¿Lo han visto?

Es un vídeo: http://www.leerestademoda.com/.



En el primer Escaparate de la edición independiente de este año:

:: Cartas a Lord Holland sobre los sucesos políticos de España en la segunda época constitucional, de Manuel José Quintana (Alfar).
:: Divinas y Chamuscadas, de Diana Raznovich (Hotel Papel).
:: Refranero anticlerical, de José Esteban (Reino de Cordelia).
:: La vida que llevamos dentro. Genes, células, historia y más, de Federico Abascal Sebastián de Erice (Hélice).
:: Cristal embrujado, de Diana Wynne Jones (Nocturna).
:: Vidas y muertes mías, de Carlos Feal (Alfar).

El quiosco


Revista Trama&Texturas

· Francisco Rico: Fragmentos y vínculos
· Adolfo Castañón: Bibliotecas propias y ajenas
· Robert Darnton: ¿Es posible crear una Biblioteca Nacional Digital?
· Michael Kandel: Ser editor
· María José de Acuña: El rol de las agencias de comunicación editorial en el mundo postdigital
· Enrique Pascual: El entorno digital y las publicaciones jurídicas
· Paul Carr: Una humilde propuesta para los autores que quieren librarse de sus editores
· Íñigo García Ureta: Arroba
· Fco. Javier Jiménez: Aforismos diabólicos del libro y la edición
· Cecilia Tan: Visibilidad: el gran reto del libro
· Richard H. Adin: Los editores no leen 'e-books'
· Libros y blogs


Revista Eñe

Eñe publica los 10 relatos ganadores de Cosecha Eñe 2010, el premio de relatos que convoca cada año la revista.

Los escritores premiados son Horacio Convertini, Jon Bilbao, Carlos Burgos, Gabriel J. Gil Pérez, Marcelo Luján, Verónica Martín, Ernesto Pérez Castillo, Fedosy Santaella, Julio Trujillo y Eduardo Verdú Ferrándiz.

Además, la revista incluye 6 relatos ganadores del concurso Coca-Cola Jóvenes Talentos, premio literario escolar que cumple 50 años; un adelanto de La viuda embarazada de Martin Amis, que se publicará en España el próximo año; y el Diario de Ignacio Echevarría.

Las ilustraciones de este número son obra del diseñador Alberto Corazón.


Mercurio

Consagrada a Pere Gimferrer.

· "En su literatura caben simultáneamente todos los registros de las artes y todas las menudencias de la vida". ANTONIO MUÑOZ MOLINA
· "Su curiosidad lo acerca a los géneros artísticos que puedan potenciar los niveles de comunicación estética de la poesía". JULIA BARELLA*
· LA POESÍA EN CATALÁN.  
· LA PROSA DE CREACIÓN GIMFERRERIANA. JOSÉ LUIS REY
· "Según Gimferrer en la vida de los mitos se siente el latir de una época". JUSTO NAVARRO
· "Después de leer a Pound y a Gimferrer supe que lo que me proponían era lo que yo quería decir en mis versos". LUIS ALBERTO DE CUENCA




Archivo histórico