Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

La boda del presidente


Monsieur Sagcosi

—¿Quién?
—El Presidente de la República Francesa.
—¡Ah!, Sarkozy.

La pronunciación de mi amiga Julieta cuando habla francés siempre ha dejado mucho que desear.

—Ce n’est pas vraie.

Sarkozy, decía, se ha casado con Carla Bruni.

—Vaya notición. Eso pasó la semana pasada.
—Ya lo sé, pero como el Pan Tumaca sale los miércoles, me tengo que esperar al miércoles para escribir sobre eso.

Se casaron en sábado, como la mayoría de la gente.

—Aquí la gente bien se casa en viernes, es mucho más chic.

La verdad, sería poco serio que Monsieur le President hiciera fiesta un viernes para casarse. No sabemos si harán luna de miel.

—Si la hacen no creo que se vayan a Punta Cana, eso sería un exceso de normalidad.

En la boda sólo había 20 invitados.

—Pues serían sus ex y sus hijos. Sumando los ex novios de ella y las ex mujeres de él a los cuatro hijos que tienen entre los dos, casi da 20.

Dicen que ella iba de blanco, lo lógico en una boda…

—… en la que la novia sea virgen.

Y que a los novios se les veía felices y enamorados. Y a ella bellísima.


—Ella lleva los dientes postizos y él se parece a JJ Santos.

Los franceses andan divididos en sus opiniones: a unos les gustaba más Cecilia y a otros…


—A los otros casi les gusta más Claudia Schiffer.

En general les sorprende haber pasado en tres meses de tener un Presidente casado, a tenerlo divorciado y vuelto a casar, esta vez con una modelo y cantante italiana. Con los suyos que son los franceses, esto no parece muy fácil de digerir.

—O la la! Francia se pone a la altura de Italia y Marbella en el cuadro de honor de presidentes frikis, quién lo iba a decir.

Si quieren saber lo que pienso…

—No gracias, que no queremos.
Julieta, ¿por qué no te callas una miaja y me dejas en paz?
—Porque soy tu amiga, no lo olvides.
—No podría, tú no dejas de recordármelo.

A lo que íbamos, a mí me da un poco de vergüenza ajena toda esta historia. No sé por qué cuando los veo me acuerdo de las primeras veces de la Pantoja y Julián Muñoz, paseando su extraño amor por el Rocío.

—No sé qué parecido les encuentras. Se parecen como un huevo duro a una castaña.

Yo tampoco lo sé con seguridad pero, ¿se acuerdan de aquello de «Dientes, dientes, que es lo que les jode»? Pues de eso me acuerdo cuando salen en las noticias como desafiantes ante la opinión del mundo mundial.

—¿A que no sabéis de qué se ha vestido Carla Bruni estos carnavales?

Tío Ra, fiel consumidor de revistas de corazón y periódicos deportivos, siempre tan bien informado.

—De Primera Dama.


Y ahora  han denunciado a una compañía aérea de bajo coste por utilizar sin su consentimiento una foto de ambos para publicitarse. Monsieur Sarko ha pedido un euro simbólico y la retirada del anuncio. Madame Bruni ha pedido 500.000€, cifra que, según sus abogados vale cualquiera de sus fotos…

—Será desnuda. Y ni siquiera, Internet está lleno de fotos de la chica en bolas.
—La Primera Dama de Francia adornando las cabinas de los camiones, los talleres mecánicos, las taquillas de los soldados en los cuarteles. Eso sí que es contentar al pueblo.
—Y tú que lo digas. La mujer de Zapatero canta en un coro y la critican por eso. ¿Sabes, Tío Ra? Me pregunto qué diríamos aquí si la mujer de nuestro presidente fuese Carla Bruni.
—Mmmmm, ¿que está buenísima?
—Pues a lo mejor.

Vivir para ver. Para ver como la folie llega alo Eliseo.




Archivo histórico