Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Feliz Novedad

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

 

Me dicen que, seguro de su amistad preferente con el Nobel, hizo las maletas a Estocolmo, donde estaba trabajando, pegadito al premiado, aquel con el que no pierde oportunidad de meterse.

Me cuentan que en la capital sueca el galardonado o se hizo el sueco o se supo desbordado o, simplemente, constató que no tenía ya más entradas que repartir, por lo que no pudo complacer el deseo de quien tantos kilómetros había recorrido para presenciar el momentazo.

Me aseguran que, al final, el viajero inesperado tuvo que armarse de paciencia, imagino yo que luchar por no ahogarse en un mar de celos, y a diferencia de aquel con el que (por así decirlo) compite por el cariño (o por el título de "español de cabecera") del escritor glorificado, ver la entrega de los premios por la tele, mientras el otro (¡qué cruz!) disfrutaba de todo sin necesidad de intermediación catódica.

Eso me dicen, me cuentan, me aseguran.

Felices Navidades

Sí, los editores llevan semanas enviándonos sus planes editoriales para 2011, Felices Novedades.

Entre ellas, una que se presenta como el gran fenómeno de Twitter: Las chorradas de mi padre. «Con más de 1.800.000 seguidores en Twitter y serie de televisión propia en la CBS, el fenómeno editorial que nace a partir de los consejos más crueles que Samuel Halpern (padre) ofrece Justin Halpern (hijo) se publicará en España el 20 de enero en RBA», leo. Y leo más, algunas de esas chorradas previamente twitteadas y ahora impresas:

«Nunca es momento para tener hijos, pero siempre lo es para follar. Dios no es idiota; sabe más de lo que crees.»
«Tienes buenos amigos. Me caen bien. No creo que se tirasen a tu novia, si la tuvieras, claro.»
«En los aviones sirven Jim Beam. Sabe a meados. Tú no distinguirías la diferencia porque bebes mierda; pero yo, sí.»
«Eres adulto y universitario, pero aún vives en mi puñetera casa. Buf, suena aún peor cuando lo digo en alto…»

¿Y Feliz Año Nuevo?


El intríngulis de la cosa es saber si el año próximo, además de ser nuevo (de eso no nos cabe duda alguna), será feliz.

A falta de certezas, los editores buscan a quién encomendarse. El año pasado, los amigos de Edhasa nos desearon lo mejor con este texto:

«Se acaba el 2009, año de la crisis, y se nos viene encima el 2010, año del vaya usted a saber... Es una tradición muy hispana encomendarse a una Virgen protectora cuando los tiempos vienen malos... Visto lo visto, y sin saber lo que ha de venir, nuestra tradicional felicitación para el año nuevo se ha convertido en una estampita, con unas cuantas jaculatorias impresas para que Nuestra Señora del Libro nos libre de todo mal y nos dé la salvación.»

Ahora ya sabemos que el Año de la crisis, en realidad, ha sido 2010 (y mucho nos tememos que en diciembre de 2011 seguiremos en las mismas), pero quizá porque al menos la oración sirvió para frenar el ímpetu del libro electrónico (¿se acuerdan? Hace un año lo anunciaban como quien alerta por la llegada del lobo…), los de Edhasa lo vuelven a intentar, en esta ocasión con la felicitación que reproduzco a la izquierda y con este texto de Daniel Fernández, editor y director general:

«En muchos lugares de España, la mañana del domingo de Resurrección, tras la semana de Pasión, sale en procesión Jesús Resucitado, ‘el resucitadillo’ en muchos pueblos y ciudades que pasean una figura menos impresionante que las Dolorosas y los Crucificados de la Semana Santa, pero que resume y sublima la esperanza en la resurrección de los cristianos…

»Este año, tras implorar el año anterior la ayuda de la Virgen de los Libros, nos ha parecido apropiado procesionar con el Resucitado, en la esperanza de que nuestro tiempo de sufrimiento y crucifixión haya acabado.

»Ojalá que en este próximo 2011 resucitemos, aunque sea en diminutivo…»

Ojalá, sí, ojalá.

El buzón

Me escribe Núria Barba, Editora de Ediciones CEAC / Para Dummies a propósito de un Círculo anterior. Y me dice, a propósito de una portada que allí coloqué y que puede llevar a confusión:

«¡Justamente Catolicismo para Dummies no ha sido publicado en España, sino en Estados Unidos! Al poner la cubierta de este libro en vuestro post (que además lleva la mexicana Virgen de Guadalupe), creo que podéis confundir a los lectores.

»Como editora de la colección en España quería añadir una pincelada positiva a vuestro comentario: si os hacéis con un Dummies, veréis que son libros gruesos, con gran cantidad de contenido, tratada siempre por un experto. Como dijo uno de la casa, "la mejor información, explicada de la mejor manera". Uno de nuestros autores más recientes, Fernando García de Cortázar (Historia de España para Dummies), supo expresarlo de forma muy sencilla en una entrevista: "historia de España para cortos... yo digo, ¡para cortos de tiempo!). Se trata, pues, de libros para lectores con la humildad de reconocer que no saben todo lo que querrían sobre alguna cuestión y con la ambición de querer subsanar ese vacío.

»Espero haber aclarado un poco mejor cuál es el espíritu de la colección para Dummies.»  

Lo has hecho, Núria, muchas gracias por escribir.

¡Pobres autores!

CEDRO se aprieta el cinturón. En una carta firmada por Magdalena Vinent, Directora General, los socios han (hemos) sido informados de que han suspendido durante el año 2011 la mayoría de las actividades integradas en la Función Social. Esta decisión afecta, se nos comunica, a gran parte de las ayudas sociales que desde hace años vienen ofreciendo, y que son financiadas a través del 20% de la recaudación de la compensación por copia privada, tal y como establece el artículo 155 de la vigente Ley de Propiedad Intelectual.

«El motivo de esta decisión –explica- se debe a una medida de cautela de nuestra Junta Directiva por la incertidumbre que se plantea en el actual sistema de copia privada, y por lo tanto, en la evolución de la recaudación de las cantidades que sirven para financiar la función social, tras la reciente sentencia del Tribunal Europeo de Justicia sobre copia privada (conocida como ‘caso Padawan’). Esta sentencia reconoce la legalidad de esta compensación para los titulares de derechos por la copia para uso privado de sus obras, sin embargo establece una serie de condiciones para el abono de estas cantidades en determinados casos, que podrían afectar directa y gravemente a la gestión que lleva a cabo CEDRO y, por tanto, a la recaudación de estas cantidades.»

En fin…

Literhartura


Era una crítica feroz, firmada por Margarita Nelken y titulada «Mañas, menos que cero», que contenía frases demoledoras como ésta: «Mañas quiere reinventar el género y le sale una novela vieja y vulgar a más no poder». Vaya, que no le gustó Sospecha (Destino), la última obra publicada por José Ángel Mañas.

No juzgo la novela, que no he leído, pero mi atracción fatal por lo anecdótico me llevó a pararme en la primera línea del ejercicio de destrucción, que en teoría reproduce una frase del libro, página 95: «El coche camuflado era un Citroen Zara de color caca». A la señora Nelken la afirmación le parece un indicio sólido de que la novela es un fiasco. A mí me parece que es un error o de Mañas, si es que efectivamente lo ha puesto así, o de Nelken, si es que la ha traicionado algún duendecillo de las compras. Porque yo, en la web de Citroën, encuentro el modelo Xsara pero ni rastro del aparentemente patrocinado por una conocida marca de ropa.

Qué pena, tener perro y no tener cadena


Algunos pensarán, y no sin razón, que es un asuntillo banal. Pero a mí me parece significativo, mire usté. Quizá debería escribir "sintomático" (Perteneciente o relativo al síntoma, esto es, al fenómeno revelador de una enfermedad. Social, en este caso).

Lo que ven a la derecha aparece en un cartel que exhiben en una tienda de cocinas de lujo. Es decir, que en un sitio donde te cobran un potosí por cuatro muebles (vale, de excelente calidad) pueden colgar un anuncio de sus propios productos que, cuando menos, podemos considerar descuidado, poco respetuoso con las normas de ortografía y con la sensibilidad ortográfica de sus clientes, si es que tal cosa existe. Es evidente que o bien les da igual, o bien no les importa, ni a los que escribieron el cartel, ni a los que lo imprimieron, ni a los que supervisaron su colocación en las tiendas, ni a los dependientes que en esos establecimientos pasan por delante una y mil veces sin sufrir un respingo y optan por dejarlo ahí, gigante, torpe, ofensivo.

Qué pena.

  

Lo que sé de las editoriales cortoplacistas

Esto...

Resulta increíble que las editoriales más grandes de nuestro país hayan creado una plataforma gigante de libros digitales cuyo objetivo parece ser el de no vender libros digitales.

... no lo dice un internauta furioso, pirata en sus horas libres. Lo dice Juan José Millás en este artículo de El País, diario que pertenece al mismo grupo menguante que una de esas editoriales confabuladas, que es a su vez compañera en ese extraño viaje a ninguna parte de la casa con la que Millás publica sus libros.



En el Escaparate de la edición independiente de esta semana, último del año 2010:

:: Patricia Highsmith, de Joan Schenkar (Circe).

:: Markéta Lazarová, de Vladislav Vančura (Contraseña).

:: Así en la tierra como en el infierno; Los locos. Los reclusos; Ave Virgilio, de Thomas Bernhard (La Uña Rota).

:: La Piel del Miedo, de Javier Vásconez (Viento Sur).

:: Tren de la noche, de Víctor Claudín (HG).

:: Imagen perfecta. Vivir en la era de la foto oportunista, de Kiku Adatto (Quálea Editorial).




Archivo histórico