Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Porque sí

¿Cómo se estudiará, dentro de varias generaciones (si la cosa aguanta), esta época nuestra? Hace un par de años, el historiador de la economía Gabriel Tortella publicó un libro, Los orígenes del siglo XXI (Gádir), y una de sus tesis era que nunca se había vivido tan bien en el mundo, incluso donde se vive mal, como en la actualidad. Y puede que tenga razón, pero la sensación de caos, de engaño, de injusticia y de imposibilidad de hacer nada quizá nunca haya sido mayor. Será que una cosa implica la otra, no sé. El descubrimiento de apabullantes timos financieros, la sucesión de tremendas trolas políticas, bien aderezadas por grandes grupos que controlan muchos medios de comunicación de masas, la imposición de la ley del más fuerte chulo están empezando a resultar elementos normales de nuestro paisaje.


Hay una novela (habrá más, seguro; al menos eso espero) que se ha metido con algunos de estos asuntos. Se titula Union Atlantic y su autor es Adam Haslett (Ry, Nueva York, 1970); está publicada por Salamandra, con traducción de Ismael Attrache Sánchez. Un ejecutivo de una gran entidad financiera, la Union Atlantic del título, está embarcado en una operación económicamente agresiva y atrevida; un eufemismo para hablar de algo muy chungo y poco legal y nada ético. Es rico y ostentoso (parece que es una obligación, ¿no? Miren a su alrededor) y se hace construir una aparatosa casa en un lugar en el que no se deberían hacer esas cosas. Una vecina entabla una lucha contra aquel desatino.


La vecina representa eso que una mayoría entendemos por democracia y por libertad: igualdad, justicia, equilibrio, cultura y también inferioridad de condiciones e impotencia frente al sistema (qué underground y contracultural es hablar así, ¿verdad?, pero qué necesario). El fulano representa lo contrario, claro, la seguridad en uno mismo, la incapacidad de ponerse en la piel de los demás, la mirada a corto, cortísimo, plazo, el comportamiento porque sí. Hay otros dos personajes interesantes, como el hermano de la mujer, un alto cargo de la Reserva Federal, y un jovenzuelo desorientado que está entre el instituto y la universidad. Entre los cuatro, podemos encontrar los diferentes modelos de personas que componen la sociedad contemporánea, la americana, la europea… 

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico