Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

Empatía

"Un trozo de Dios está dentro de mí. Y ese trozo escondido en lo más remoto de los tejidos de mi materia, clama por ser amado por ti. Porque tú eres yo, yo soy tú, tú como yo, te mueves despacio en esa red de sueños y esperanzas llamada tiempo. O llamada Nostalgia. Nostalgia del tiempo en el que fuimos uno. Nostalgia del tiempo en el que fuimos dichosos. ¿Es Dios dichoso alguna vez?"


empatía.

1. f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

 

Estar en la soledad y mirar a alguien que no te ve. Mirar a alguien que no te oye, que no te percibe... Eso es algo ácido y pastoso. Como si no pudieras tragar la saliva que el sabor ácido estimula en tu boca. 

Tú no estás solo. No estás sola. Tú no.
En una mirada se refleja el alma del que está enfrente.
En una mirada. Una sóla mirada.
¿Qué es mirar? ¿Qué es mirar al otro? ¿Qué es sentir al otro? ¿Qué es percibirle, intuirle, abarcar parte de su imaginario, parte de su bagaje subjetivo?

La Empatía no es remilgada, ni ñoña, ni es una pose. Es una cualidad real, depositada en nuestro mapa genético, heredera o consecuencia de las neuronas espejo primarias. La empatía hace que lo del otro, el otro en si mismo... nos resuene a nivel físico, emocional, mental, psíquico... y ello nos modifica. Nos modificamos en resonancia con ese otro al que observamos. Nos modificamos en resonancia con el otro.
Te miro. Me miras. ¿Me ves?
Me muevo. Te mueves. ¿Me sientes?
Te pienso. Me piensas. ¿Me intuyes?
Sientes. Siento. ¿Me percibes?

Empatizar, ponerse en el lugar del otro, vivir en paralelo su vivencia durante unos instantes. Aunque sea unos instantes apenas... Apenas unos instantes para prestar los latidos de tu corazón a otro.
¿Cuántos latidos caben en una mirada, en un beso, en una caricia, en un susurro, en un secreto, en una sonrisa, en una mano tendida y cálida?


 

Pequeños Deberes- Toma aire. Respira. Imagina ahora a alguien a quien tengas muy cerca y a quien sin embargo desde hace tiempo no has observado sin juicio de valor, sin pensamientos u observaciones predeterminadas. Imagina que le ves por primera vez y mírale desde ese lugar interno de permitir que la esencia del que imaginas que miras, se revele ante ti una vez más. ¿Le reconoces?

 

Fotos- A Davidova+E Davidova




Archivo histórico