Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

¿De qué va?

Hay tres escritores argentinos, Ricardo Piglia, César Aira y Rodolfo E. Fogwill –con llamarle Fogwill basta, pues así firma sus libros–, más o menos de la misma edad (1941, 1949 y 1941, respectivamente) y más o menos raros. Me explico: son lo más alejado que se puede encontrar de las novelas de gran éxito de la actualidad, tan pegaditas y dependientes de sus tramas –cuanto más enrevesadas, mejor–.

Lo normal es que cuando dices que un libro te ha gustado, una de las primeras preguntas sea “¿De qué va?”, pues al contar de qué va una novela, se suelen dar muchas claves, como el género, la época, la nacionalidad... que sitúan al presunto interesado.

Hace ya unos cuantos años, cuando empecé a reseñar algún que otro libro en la prensa, un amigo no muy aficionado a la lectura me dijo que había visto una de aquellas reseñas y que le daba la sensación de que el libro en cuestión podía interesarle, pero no estaba seguro del todo porque no había explicado de qué iba. Desde entonces, he procurado contar algo sobre el argumento, aunque sea solo una parte, cuando hablo de cualquier novela.


Pues hoy, no creo que sea capaz de hacerlo, ni creo que sea necesario, pues para interesarse por la lectura de la novela corta Help a él, de Fogwill, publicada por Periférica, el argumento es casi lo de menos, lo que importa es la sensación de que estás leyendo un momento de la vida de alguien, un momento que ha empezado bastante antes de la primera página del libro; la sensación, placentera, de leer un texto bien construido, unas frases por las que avanzas con gusto, unas escenas bien armadas... Y luego llega un elemento inesperado, que no sabes si tiene mucha relación o no con la historia, pero da igual, alcanzas al final, cierras el libro y no sabes contarte a ti mismo de que iba aquello, pero sabes que te ha gustado, que has leído un pedazo de literatura bien hecha.

Era la primera cosa del bonaerense Fogwill que leía. Siguió la otra nouvelle que acompaña a Help a él –que es de 1982– en esta edición, Sobre el arte de la novela –esta de 2007–, una fábula que tiene que ver con la relación con la madre, y con la búsqueda del destino (o eso me ha parecido). Resumiendo, a este tipo hay que leerle más.


Al terminar, me vino a la cabeza otro de los argentinos mencionados al principio, César Aira, y uno de sus relatos más famosos, Cómo me hice monja, de 1989 –hay una edición en DeBolsillo–, en el que también te metes y acaba `por importarte muy poco si aquella historia tiene un orden lógico, si puede seguirse de manera lineal o no.




Archivo histórico