Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

¿Recuerdas?

Siempre

 

¿Recuerdas aquel momento, aquel lugar, aquella mirada lánguida o terca, aquel crepúsculo sobre la nieve, aquellos árboles, aquel espasmo de la tierra en tus manos, aquel sonido atravesándote el corazón, el alma, la piel... aquel pequeño y extraño pájaro que tiembla cuando lo aprietas entre tus manos, aquel grito, aquella risa, aquellos gemidos, aquella boca, aquellos labios, aquellos besos, aquel lugar, aquel instante congelado para siempre en el tiempo eterno, en el tiempo que permanece pese a todo, pese a todo... pese a todo?
Recuerdo que me gustaba caminar sobre arena calentada por horas de luz, caminar sobre hierba, caminar descalza, caminar despacio, caminar rápido, caminar sin más, sin rumbo... caminar decidida, caminar dirigida, caminar dirigiéndome hacia un objetivo, encaminada. Encaminarme hacia el fin, hacia la meta, hacia el deseo que desenlaza lo que hay dentro del hueco, dentro del hueco que habita entre mi garganta y mi vientre.


Tú recordarás la mano entrelazada, las manos entrelazadas. Las huellas discontinuas sobre la arena, las huellas borrándose. El viento moviendo el mar y levantando la arena fina y blanca. Arena semejante a nieve. Nieve que se posa en tus pies. La nieve helada de la montaña que tanto temes. Que tanto temías. ¿Recuerdas?
En mi memoria mueres sin morir. Mueres tirada sobre la arena con la saliva del mar rozando tu cara. Mueres bajo la nieve mientras tus ojos se cierran congelados. Mueres así, muchas veces y de distintas formas para no morir dentro del recuerdo, para no morir en mí, para no morir sin mí.
Te recuerdo.
¿Recuerdas?

Te conviertes en luz, en aire, en semillas de deseos perdidos, de deseos deshechos por la muerte.
Te conviertes en esencia, en un palpito, en un pensamiento continuo, en mi aliento, en una respiración detenida, detenida y neutra.
Para siempre.

 

Siempre.

 

Pequeños Deberes- ¿Puede la memoria crear vida donde sólo el reino de la muerte se expande?

 

Fotos- Eva Davidova




Archivo histórico