Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

¿Miedo? ¿Quién dijo miedo?

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

 

Lo primero es lo primero

Quería dar las gracias a Pilar Paz Pasarán, gran poeta insuficientemente conocida y reconocida a la que tuve la oportunidad de conocer y entrevistar tiempo atrás, su alusión en la columna que publica en Diario de Cádiz. Sabes, Pilar, que divertirse es una estrategia, un modo de vida. Y que no concebimos el trabajo de otra manera. Un beso.

Lo segundo, una apuesta

Supongo que es casi obligado. Lanzar un nombre, el del ganador del Premio Planeta. Aun a riesgo de hacer el ridículo, les cuento lo que he oído: Javier Sierra.

Hablando de patinazos...

¿Ustedes vieron el nombre de Vargas Llosa en alguna quiniela del Nobel? Años figurando en todas y los suecos, esos cachondos, se lo dan cuando nadie lo esperaba. "Esta vez, el Nobel es para un escritor conmocido", dice el diario La Republicca (estoy en Milán). Conocido y reconocido, sí. Gabo ya tiene quien le acompañe...

Un libro ciertamente singular


Y hermosísimo. Me refiero al que publica Nórdica Libros: una edición ilustrada tipográficamente de La metamorfosis de Kafka y de tres textos de Borges, en edición limitada de 999 ejemplares. Un lujo, uno de esos trabajos divertidos (¿verdad, Pilar?) que justifican el oficio de editor.

Me cuenta Diego Moreno, editor nórdico, que el proyecto se lo presentó  la ilustradora Verónica Moretta. Fue hace un par de años, y después de que Moretta hablara con varios profesionales del sector de Barcelona, que le indicaron que Nórdica era la única editorial que podía llevar a cabo el proyecto. Un proyecto técnicamente muy difícil… pero ¡tan tentador!

El  factor Kodama

A favor de la extraordinaria iniciativa jugaba el hecho, no menos extraordinario, de que a María Kodama, la viuda de Borges, le hubiera gustado mucho la idea, ella sabía que el sueño de Jorge Luis era salir publicado con Kafka, su autor favorito. Tanto le gustó que regaló al editor los derechos de 1.000 ejemplares.

¿Miedo? ¿Quién dice miedo?

«Tras hablar con la imprenta y la encuadernación, y después de darle muchas vueltas, consigo que se involucren en el proyecto ―prosigue Moreno―. El resultado es un libro único, plegado a mano en parte (el laberinto) y encuadernado sin lomo para que se pueda abrir completamente. Y, claro, sólo hemos realizado 999 copias, que van numeradas.»

Libros encadenados


No sé en qué orden han sido publicados, pero…

… un día, vi un libro de Barataria: Bestias, de Federigo Tozzi (en traducción, dicho sea de paso, de la editora Carola Moreno), un conjunto de fragmentos que aparentemente tienen una sola cosa en común, en todos ellos aparece, de forma casual o secundaria, un animal.


El título, sin duda potente, me recordó un libro que acababa de leer: Bestias, de Joyce Carol Oates, un libro publicado recientemente por Papel de liar


… pero la portada me trajo a la mente un libro editado por Reino de Cordelia: El cuervo y otros poemas góticos, de Luis Alberto de Cuenca, con ilustraciones de Miguel Ángel Marín.

Me acordé de un libro, Cuervo, de Leo Timmers, una historia de cuatro pájaros alocados publicada en 2009 por Alzira.


Además, recibí información sobre una novedad de Alfabia publicada con motivo del segundo aniversario de la editorial: El Cuervo, que es el fruto de la colaboración entre el músico Lou Reed y Lorenzo Mattotti, ilustrador y autor de cómics italiano, y es la adaptación del álbum conceptual The Raven (2003), disco de Reed inspirado en el universo de Edgar Allan Poe, que es el padre de todos los cuervos.


¿Y?

En realidad nada. Que hay libros que vienen encadenados. Otro ejemplo: apenas hojeaba Correr el tupido velo (Alfaguara), de Pilar Donoso, un libro escrito para ―-son sus palabras―  reencontrarse a sí misma y saltar sobre la personalidad y la sombra de su padre, José Donoso. Chileno, como saben y como Antonio Skármeta, del que Planeta acaba de publicar Un padre de película, una fábula. Pues eso.

Una curiosidad y un anuncio


Vale lo que vale, pero quería compartirlo con ustedes. Hace nada, un editor me dijo que el boom de la novela histórica se acabó. ¿Oigo algún aleluya de fondo?

Le pregunté su opinión a Manuel Francisco Reina, cuya novela La emperatriz amarga, la historia de la emperatriz Sabina, esposa del emperador Adriano, tal vez, la primera mujer maltratada de quien se tiene constancia histórica.aguanta meses después de su lanzamiento en las mesas de novedades. 

«Creo que es verdad que ahora mismo hay un agotamiento de la fórmula comercial de la llamada “novela histórica”, responsabilidad en parte de los editores que vieron un filón en los Cátaros, los Masones, y los Templarios, y los autores que se apuntaron a esa veta con más o menos fortuna. Esta cuestión tiene una doble lectura: la perversión de un mercado cada vez más teledirigido, en el sentido primero y en el literal y, por otro que, para los que amamos el estudio literario de la materia histórica por sus matices y posibilidades, quedamos de nuevo situados fuera de las lindes del oportunismo. De todas formas este debate no es nuevo, ya sucedió cuando Flaubert publicó Salambó, o cuando la Yourcernar hizo lo propio con las Memorias de Adriano, que algunos reseñaron como biografía para que no fuese manchado por el demérito del género histórico, y son piezas fundamentales de la literatura universal.»

A mí, le digo, lo importante es que la novela, aun histórica, aborde nuestros asuntos, nuestros problemas…  «Lo más fascinante, para mí, desde el punto de vista del investigador y del literario al acercarme a la historia, con rigor, siempre, es lo poco que hemos cambiado en tantos siglos. En lo básico, en los conflictos emocionales, familiares, políticos, temores, deseos y necesidades seguimos siendo prácticamente los mismos que salimos, temerosos, de las primeras cavernas, no digamos si del mundo clásico, base cultural y civil del nuestra sociedad,  hablamos».

Si quieren leer la conversación completa, pueden hacerlo. La conversación es jugosa, y les permitirá conocer algo más a quien, desde la próxima semana, será nueva firma en Divertinajes.com. Su sección se titulará La hoguera de las vanidades. Y va exactamente de eso. Ya verán, y leerán…

Algunas propuestas...

En este Escaparate de la edición independiente:

· Amor malo y feroz, de Larry Brown (Bartleby).

· A la música, de Ketil Bjørnstad (Juntando Palabras).

· Diez pequeños indios, de Sherman Alexie (Xordica editorial).

El quiosco


Revista Delibros

· Dossier: 2008, un punto de inflexión
· Yo e-leo, ¿y tú?
· Los libros de texto se abaratan este curso un 0,50%
· China en un libro: Amarillo pasión
· Fráncfort 2010: nuevas ideas para una Feria que confía en dejar atrás la crisis
· Nùria Cabutí, consejera delegada de Random House Mondadori
· Libros bilingües: uno, dos… and three!

Divertinajes necesita ingresos para subsistir en la red. Si desea contribuir a su mantenimiento, puede comprar estos u otros libros y revistas de su interés aquí. Gracias.




Archivo histórico