Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

Silencios

Alicia: Un espasmo en medio de la llanura arenosa. Un espasmo, un grito, un orgasmo de luz, un sonido estridente que corta el aire punzante del desierto. ¿Es esto el silencio?


¿Cuántas cosas dejamos silenciadas sin mirar atrás? Pero, ¿realmente nos llegamos a creer que aquello que silenciamos desaparece, se disuelve o ni siquiera ha existido?
Podemos silenciar volviendo la mirada hacia otro lado, podemos silenciar no escuchando, podemos silenciar al taparnos la nariz ante las cámaras de gas, podemos silenciar al no tocar la ceniza de los cadáveres que quedan por el camino. Podemos usar todos nuestros sentidos para crear silencio, pero aquello que sucede con la intensidad de una navaja que corta el corazón no desaparecerá a pesar del silencio. Seguirá sucediendo y el grito de dolor que cae con su peso, resonará en nuestro cerebro para siempre, queramos atenderlo o no, sucederá aunque queramos silenciarlo, taparlo, esconderlo, ignorarlo.
¿Cuántas cosas se pueden silenciar? ¿Cuántos hechos? ¿Cuántas injusticias? ¿Cuántos gritos ajenos y propios? ¿Cuántos rostros, cuerpos, heridas, manos, pies, labios, lenguas, voces? ¿Cuántos deseos se pueden silenciar? ¿Cuántas expectativas? ¿Cuántas esperanzas?
Alicia: ¿La esperanza acaso se puede silenciar?

Pequeños Deberes- ¿Qué es lo que sueles silenciar tú? ¿Está dentro de ti, es algo tuyo o está fuera?

A.AliciaNlaRealidad@gmail.com

Alicia: ¿De qué color es el silencio? ¿Gris?
X: No, es azul. 
Alicia: ¿Y cómo es el azul del silencio?
X: Azul
     Azul oscuro
     Añil
     Azul plomizo
    Azul




Archivo histórico