Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Otoño

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

 

La huelga


El Gobierno y las Comunidades Autónomas lo han hecho o lo están haciendo (o no). Negociar los servicios mínimos para el día de la huelga general. Los de Liber también han tenido que hacerlo… Que ya es mala suerte que te convoquen una huelga el día de tu inauguración. Tema da, digo yo, para una novela. Negra. Tal vez roja.

El caso es que este jueves, la organización distribuyó un comunicado informando de que la Fira de Barcelona ha pactado los servicios mínimos «tanto a nivel de personal interno como externo, para garantizar que los servicios de celebración del Salón se lleven a cabo con la máxima regularidad que la situación permita». Resultado: se prevé normalidad absoluta. Siempre y cuando los liberos puedan llegar hasta el recinto ferial.

Una curiosidad: el correo electrónico en el que se informaba de estas gestiones tenía como remitente a un tal LIBER'08 SALONES. No sé si lo de aprovechar el expedidor de hace dos años es un despiste o una señal.

Una comida


A veces, esta profesión tiene esos momentos. Te invitan a compartir mesa y mantel, en petit comité, con un autor. El último era un escritor periodista,  el canadiense Terry Gould, autor de Matar a un periodista (Los libros del lince), un libro que nos permite conocer las vidas, y sobre todo la muerte, de unos profesionales de la información cuyo único crimen fue contar lo que sabían. Y que sabiendo que iban a morir por ello (no sólo a ser asesinados, en ocasiones a ser torturados), no cejaron en su empeño.

Lo más llamativo del libro es que la peripecia de esos héroes modernos nos permite conocer mejor las sociedades que hicieron posible su muerte: Rusia, Colombia, Filipinas, Bangla Desh e Irak… Faltan países, claro: México, por ejemplo, e incluso España, aquí también han caído algunos compañeros y otros muchos han estado, siguen estando, amenazados.

Es verdad que, en esta sección, casi siempre hablamos de libros literarios. Pero en ocasiones hay que ampliar la mirada. Y en este caso lo hago con gusto.

¿Están conformes?

«Andrés Neuman considera que los grupos editoriales españoles son “como una segunda o tercera generación de colonialismo”.»

No he leído ninguna reacción… Si alguien sabe de una respuesta, ¿sería tan amable de decírmelo? Gracias.

Planeta Facebook


Ya entiendo que es la lógica de los tiempos, pero no por ello deja de… iba a escribir «asombrarme», pero no, no es eso (como diría Ortega. Ha sido el momento: «citas por los pelos»).

Editorial Planeta anuncia la salida de la novela Ángel caído, de Åsa Schwarz. Lo peculiar de la obra es que el personaje protagonista, Nova Barakel, «nacido en la red social, tiene vida propia en Internet». No acabo de decidirme: ¿eso es bueno, es malo?

Leo luego que «Nova Barakel nació en Facebook, pero creció en las página de Ángel Caído. Esta joven vídeoartista ecoactivista, que se ve envuelta en una serie de terribles crímenes medioambientales en Suecia, es el primer personaje novelado que se gesta en una red social. Los límites entre realidad y ficción están, más que nunca en esta obra, desdibujados. Todo es posible.»

Incluso, claro, que el libro sea bueno.

Puertas abiertas

Recibo un mensaje: «hola eva, acaba de salir, hoy mismo en el appstore arte inocente».

Quien lo firma es Francisco García Deza, quien unos días antes me había escrito para contarme que, harto ya de las editoriales, había decidido publicar su novela de una manera distinta.

No he leído el texto, así que no lo puedo juzgar. Al recibir la información, pensé simplemente: ¿Por qué no? Otros lo hicieron antes mediante otras herramientas, on pero también off line. La pregunta ante es: ¿se imaginan qué será de la literatura si desaparecen los editores?

En todas partes cuecen habas

La semana pasada abrí una sección de barbaridades (gramaticales, ortográficas, etc.) para cuya elaboración pedí su ayuda.

La primera aportación fue ésta:

«Despertar con lluvia: qué alivio que septiembre parezca septiembre. [...] Le celebro a Ángel una escalera empinada que comunica la zona de exposiciones con la librería y se encoje de hombros...»

Me dice Margarita, la cazadora del gazapo:

«Ese “encoje” con jota (la negrita es mía) lo firma un bloguero que no es un bloguero cualquiera, sino un miembro de la RAE: Antonio Muñoz Molina. Ejem (con jota).» (Si quieren leer el texto original, pinchen aquí.)

Es un error, y errores los tiene cualquiera. Incluso el corrector del Word, que al menos en mi ordenador no detecta esta falta de ortografía. Curiosa herramienta, que no señala como fallo «encoje» pero denuncia «tonto» como palabra inexistente. Nada que no se pueda esperar de un programa que se llama Ventanas, aunque su creador se apellide Puertas.

Babelio


Pivot: los orígenes

(No, no hay errata.)

Hace unos días, el fallecimiento de Joaquín Soler Serrano permitió a muchos recordar aquellas entrevistas A fondo que el periodista murciano afincado en Barcelona nos ofreció, luminosas conversaciones en blanco y negro. Un entrevistador concienzudo, unos personajes relevantes, una emisión de culto.

He pensado de nuevo en ellas al enterarme de que la página cultural francesa Babelio, en colaboración con el Institut National de l'Audiovisuel, ofrece la posibilidad de ver on line las 440 emisiones de un programa que marcó una época: Apostrophes, que Bernard Pivot presentó durante años en la televisión pública gala. Se puede ver un aperitivo gratis, para verlo todo hay que pagar: 2,99 más impuestos.
 
Se lo cuento por si les sirve…

Escaparate de la edición independiente

Esta semana os presentamos:

· Elegía, de Mary Jo Bang (Bartleby)
· Un matrimonio de provincias, de Marquesa Colombi(Contraseña)
· Los chicos de las taquillas, de Ryu Murakami (Escalera)
· Para el señor Genaro, con nuestros mejores deseos, de Elisabeth Steinkellner (Hotel Papel); y
· Actas del Congreso Conocer Al-Andalus. Perspectivas desde el siglo XXI, recopiladas por Mª Mercedes Delgado Pérez y Gracia López Anguita (Alfar).

Divertinajes necesita ingresos para subsistir en la red. Si desea contribuir a su mantenimiento, puede comprar estos u otros libros y revistas de su interés aquí. Gracias.




Archivo histórico