Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Los viajes

de Sara Gutiérrez

Por fin, Capadocia


 OTROS DESTINOS

Por fin, Capadocia.

Llegamos atraídas por sus formas externas, esas que sugieren procesiones de monjes pétreos, sin saber que realmente fueron multitud los monjes que allí vivieron y que lo que albergan muchas de sus formaciones rocosas en el interior son monasterios e iglesias fascinantes.

Era lógico que no fuera sólo paisaje éste que lleva conformándose millones de años, treinta a decir de los expertos, y que seguirá variando mientras el aire y el agua sigan corriendo. Porque sí, lo que vemos en Capadocia es ceniza volcánica convertida en piedra porosa (toba) cubierta en zonas por roca volcánica erosionado todo ello por los elementos naturales a lo largo de miles, millones de años.


Chimeneas (Pasagabi)

Dedicamos a Capadocia 3 días de nuestro tiempo, y nos conformamos con un vistazo rápido al pequeño y vistoso triángulo articulado entre Uçhisar, Göreme, Ürgüp, pero Capadocia son 300 km2, y bien vale por si sola un viaje, especialmente para aquellos que gustan de caminar y contemplar.

En la escasa decena de kilómetros entre Uçhisar y Göreme, los miradores para contemplar los frutos de la erosión se suceden, y con ellos los puestos de recuerdos y bebidas. Posiblemente dos de las vistas más interesantes en este minirrecorrido sean precisamente la prominente mole perforada por viviendas de Uçhisar vista desde abajo y el entramado de Göreme visto desde arriba.


Uçhisar - Göreme



Göreme House Hotel

Por miedo a tener que dormir en el coche, habíamos reservado con tiempo en uno de los muchos hoteles que aseguran estar total o parcialmente excavados en la toba, y no nos defraudó: la habitación que nos esperaba en Göreme House Hotel era realmente una cueva muy confortable. También dejamos en las manos de su amable personal la organización del inevitable pero prescindible (lo digo después de haberlo hecho) vuelo en globo, y también en esto su servicio resultó satisfactorio.

Una vez instaladas en nuestra suite troglodita, nos dispusimos a pasear pero evidentemente no era la hora. El sol de mediodía no daba tregua. Así que nos fuimos a hacer la visita de rigor: el Museo al aire libre de Göreme. Extraordinario. Las iglesias y monasterios excavados en la toba que acota, conserva y muestra no son simples cuevas desperdigadas, son verdaderas estructuras arquitectónicas que no escatiman en detalles como arcos y columnas, y que exhiben aún hoy hermosísimos frescos bizantinos. Que no os echen para atrás los incómodos accesos ni las elevadas tarifas, esos templos labrados en el siglo IX son realmente espectaculares.


Museo al aire libre de Göreme

Nos acercamos también al infinitamente más modesto y desatendido Museo al aire libre de Zelve, cuyo único interés por el momento es que da idea de la abundante y original vida monástica en esta zona entre los siglos IX y XIII: los monjes, aparentemente muchos, vivían en cuevas conectadas entre sí por túneles y pasadizos. En este complejo de Zelve se conservan incluso restos de un molino. Conviene fotografiar el plano de la entrada para, una vez en el interior, poder hallar la salida porque está bastante mal señalizado y tiene zonas realmente peligrosas (escaleras en el borde de las paredes rocosas sin ningún tipo de barandilla, irregularidades del terreno cubiertas por maleza…).


Museo al aire libre de Zelve


Iglesia Simón (Pasagabi)

Fuera de las concentraciones monásticas convertidas en museos, las iglesias y celdas monásticas ocultas en la toba son numerosas, y la proximidad a la carretera de algunas de ellas las ha convertido en atractivo turístico sin ningún tipo de control.

Al caer la tarde, cedimos a la tentación de seguir los indicadores que nos dirigían al Mirador del atardecer, en la boca del Valle Rojo, en la colina de Aktepe. Más que la puesta del sol en sí misma, nos maravilló el valle hundido a nuestros pies, y la concentración de gente entregada dispuesta a despedir el día en el ocasodromo local. Al día siguiente, ya orientadas, quisimos contemplar a la luz crepuscular la peña de Uçhisar y lo hicimos desde el Valle de los pichones.

La noche en Göreme es la noche típica de las pequeñas localidades perdidas en la naturaleza indómita que de pronto se convierten en base y centro organizativo de la actividad turística de la zona: campesinos reciclados en gestores de hoteles y restaurantes, tiendas de recuerdos y agencias de ocio y aventura; extranjeros agotados que deambulan buscando donde matar el hambre antes de irse a descansar para afrontar con entusiasmo la actividad programada para el día siguiente.

Y, desde luego, no son pocas las posibilidades que ofrece Capadocia, porque sus formas se pueden observar desde fuera


Desde el globo

 y sus construcciones desde dentro,


Tokali (Museo al aire libre de Göreme)

pero también se puede caminar entre conos y chimeneas por los valles formados en las grietas, hay muchos y variados, con nombres tan sugerentes como Rosa, Rojo, Amor… Es costumbre que los hoteleros lleven a sus huéspedes en coche al inicio de uno de los valles y los vayan a recoger al cabo de las horas acordadas al final del trayecto. Tal es el atractivo de estos valles que nos prometimos ponernos en forma para regresar y recorrerlos pacientemente.


Valle del Amor

La mayoría de las fotos las hizo Eva Orúe; el resto, yo misma. 

 

Más sobre Turquía en Divertinajes.com

Preparación del viaje
Estambul (I): Aterrizaje, primeras impresiones (la gente, la Mezquita Azul, Santa Sofía...)
Estambul (II): Sultanahmet y El Serrallo
Kumkapi, Bazares y Eminonu
Beyoglú, Museo de Arte Moderno, Palacio Dolmabahçe y Mezquita Sakirin
El Bósforo y el Cuerno de oro
Bursa - Assos
De Assos a Çesme, pasando por Yenifoça
Çesme – Selçuk – Éfeso – Pamukkale
Pamukkale
Afrodisias, Priene y Mileto
Bodrum, Datça, Ölü Deniz
Letoon, Xantos, Patara, Kas, Üçagiz, Demre, Myra, Olimpos y Phaselis
Antalya - Konya - Uçhisar
Capadocia

OTROS DESTINOS

(Entre paréntesis)


Bárdenas Reales de Navarra

Curiosamente, al regresar de Turquía, siguiendo los orígenes de una carne excelente, la del cordero de Navarra, he podido contemplar formaciones rocosas que me recordaron muy mucho las de Capadocia, fue en el el Parque Natural Bárdenas Reales.

GOLF SOLIDARIO

4 Eventos, 1 Causa” es el lema de los cuatro torneos que se celebrarán entre los meses de julio y octubre en una iniciativa más de Starwood Hotels & Resorts en Portugal y UNICEF:

31 de julio en el Meridien Penina (Sir Henry Cotton Championship Golf Course)

21 de agosto en el Sheraton Algarve (Pine Cliffs Golf Course & Country Club)

24 de septiembre en el Sheraton Porto (Estela Golf Course)

15 de octubre en el Sheraton Lisboa (Quinta de la Peru Golf Course).

Todo lo recaudado (green fee y comida: 60€) se entregará a la representante de UNICEF el 15 de octubre.

Cuatro buenas ocasiones para ayudar a quienes más lo necesitan. Los interesados en participar podéis inscribiros en la web o directamente en los hoteles.




Archivo histórico