Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

De paradojas, contradicciones y cumpleaños


Mi amigo Jacinto, alérgico a las flores, y  su mujer Dolores, quien presume de una envidiable salud, tienen dos hijos: Abril, que nació en enero, y Julio, que nació en septiembre.

La familia se completa con un gato, Tres. Tres es el quinto cachorro de la segunda camada de la gata de la abuela y el primer felino que entra en esa casa. Los niños convencieron a sus padres diciéndoles que, un gato nacido el 29/02/2007 tiene que traer mejor suerte que un trébol de cuatro hojas.

Mis amigos viven en el número 15 Bis, que no es ni 15 ni 16, de la Calle Mayor, calle que, pese a su nombre, es realmente pequeña, de Villanueva de Segura, llamado el pueblo de las tres mentiras: ni es villa, ni es nueva ni pasa el Segura.

Dolores es fisioterapeuta, Jacinto químico nuclear. Abril tiene los ojos marrones verdosos, como los bosques en otoño. Julio es tremendamente friolero.

¿Que como se llaman? Familia Aragonés Rubio aunque, como ya probablemente habrán adivinado, no son ni lo uno ni lo otro.


Y ya está.

―¿Cómo que ya está?
―Que no se me ha ocurrido nada más.
―Pero, ¿cómo? ¿Esto es una historia inventada? ¿Dónde está la gracia?
―Pues la gracia está en las contradicciones con las convive esta familia en su día a día. Esta familia vive en la paradoja continua.
―Sí, sí, vale, vale, pero ¿dónde está la gracia?

MI amiga Julieta, mujer sin Romeo que le ladre…

―Vete al guano

… carece totalmente de imaginación…

―Y cuando llegues, te vas a la porra.

… y de sentido del humor.

―Estoy escribiendo una novela. Este es el inicio, pero me he quedado parada, me ha abandonado la inspiración.
―Por lógica no te puede abandonar algo que nunca tuviste, ni se te acercó siquiera.
―En serio, estoy teniendo una crisis creativa.
―Lo que tú estás teniendo es una crisis vital. Lo de tu cumple te ha matado.


―¡Ja! Lo de mi cumple ha estado fenomenal. Cumplir años es lo mejor.
―No es cierto, te molesta ser una señora de mediana edad.
―Yo no soy eso, envidiosa, que me ha felicitado mucha más gente que a ti.
―Es que yo no me dediqué a pegar post it en los ordenadores de mis compañeros de oficina recordando la fecha, ni envié a mis amigos un mail amenazando con desdichas sin fin a quienes se olvidasen de tu cumple y a quienes no enviasen ese mail a mínimo 10 personas.
―Jejeje… y lo bien que funcionan estas cadenas de mails… Además me han hecho un montón de regalos. Mi madre me compró un vestido…
―De señora.
―… monísimo, elegante a la par que informal.
―Vale, vale, como de señora joven.
―Mi hermana me ha regalado un bono de belleza facial.
―Para borrar las arrugas.
Tío Ra me envió flores.
―Los clásicos no fallan nunca.
―Eres lo peor.
―Sí, pero asumo mi edad.
―Edad que, por cierto, es levemente superior a la mía.
―Tan levemente que no se nota.
―Pero lo es.
―Pero no se nota.
―¿Ves? Otra contradicción. Soy algo más joven pero no se nota.
―Estás insistente con el tema.
―La vida está llena de contradicciones: es junio pero hace una rasca como de octubre.
―¿Y que tiene que ve todo esto con tu novela?
―Estoy intentando completar la famosa trilogía de plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo.
―Pues casi mejor te pones con lo del árbol.
―Es que se ha pasado la época de plantar.
―Ains, qué lástima. Porque lo del libro lo veo crudo. Eso sí, el hijo te salió fantástico.

Estoy pensando si valdrá un libro de relatos breves…. Me hago mayor…




Archivo histórico