Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

De memorias 1


No he pasado por aquí en las últimas dos semanas a causa de una mala mezcla de falta de previsión (mía) y de pésima gestión (la de una compañía aérea que me dejó tirado). Y en estos días, he encadenado unas cuantas lecturas con un común denominador, la memoria de sus autores, unas memorias presentadas de las más diversas maneras, de diferentes formas de encarar lo autobiográfico desde la literatura; quiero decir que no se trata de memorias puras y duras, de alguien que se pone a contar su vida, o una faceta de su vida, por la razón que sea, no, se trata de escritores que utilizan su vida como materia prima de una creación literaria, en la mayoría de los casos sin dejar de ser unas memorias.

Hace cuatro años, se publicó el primer libro, Eclipse de cuerpo (Pre-Textos), de un desconocido autor colombiano de treinta y pocos años, Pedro-Juan Valencia. Era una novela diferente, una buena novela; lo conté aquí en su momento. De lo que se decía sobre Valencia en la solapa y en la contraportada del libro se destilaba un cierto misterio; estaba claro que el autor quería quedarse entre las sombras de lo que hacía pensar en un seudónimo, pero no eran nada claras las razones, un turbio asunto familiar, decía.

Pues ha llegado un segundo libro; otra vez en Pre-Textos. Se titula Versiones de mi vida. Son sus memorias, desde la infancia (madre muy joven, viuda durante su embarazo), hasta aquel problema familiar (dinero distraído), pasando por exclusivos colegios (en Suiza y Estados Unidos) o por la aparición de la pulsión literaria o por la existencia de tres grandes amigos.

Lo de la pulsión literaria es curioso. Cuando escribí sobre Eclipse de cuerpo terminé así: “Solo me queda una duda: ¿Qué será ése trabajo de copista de las más grandes obras de la literatura inglesa y universal?”. Pues en Versiones de mi vida se explica: durante una buena temporada Pedro-Juan trabajó pasando a un ordenador obras literarias y en ese proceso se enamoró de la literatura y aprendió mucho sobre esos libros.

Lo que cuenta el autor es que su permanencia, tras la publicación del libro, en la sombra dio lugar a ciertos malentendidos, como que se creyera que era un alias de otro escritor colombiano. Por eso, Pedro-Juan Valencia se decidió a contar su vida. Lo hace en dos partes. Empieza con los hechos, con la narración de sus treintaytantos años. Es una vida interesante que, además, está muy bien contada, con sencillez. Y hay una segunda parte, más corta, al final del libro, en la que se explica y detalla las razones, incluso los disfraces de esta autobiografía.

Versiones de mi vida es un buen libro de memorias y es buena literatura. ¿Es las dos cosas o solo una? ¿Se trata, de verdad, de memorias? ¿Quizá sea una novela presentada con una trampa? Quién puede saberlo.

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico