Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

Trastorno de atención


Penélope, te quiero mucho” , Vamos anda, ¿alguien piensa que esa es la declaración de amor de un hombre, que digo, de un macho ibérico?

―Sobri, cómo eres. ¿Qué querías, que le dijese? ¿Moza, vamos al pajar?
―No joer, que hubiera puesto pasión, arrebato… no sé. A mí mi hijo me dice “Mami, te quiero mucho” y me derrito. Pero Bardem
―Pues a mí me pareció muy tierno.
―No jodas Julieta. Que la ternura está bien, pero un poco de fuerza viril se agradece.

De verdad Bardem, con lo que tú me gustas, vaya decepción.

Y es que, la verdad, qué semanita mas rara llevamos. Lo misma los del PP piden la dimisión del jefe de los de PSOE, que me entero de que Monica Belucci ha sido madre y de que Gema Mengual y Ana Aznar van a serlo o de que Bardem se declaró a Pe, o de que tengo colesterol o de van a subir los impuestos a los ricos, o de que han encontrado indicio de delito en el gobierno de Camps o de que la infanta Elena ha ido a los toros o de que…

―Vale, vale, que me estoy mareando. ¿Qué tiene que ver una cosa con otra?

Pues que todas ellas forman parte de la vida…

―Misma.

Misma o diferente, de la vida. Porque la vida, se mire por donde se mire, es hiperactiva y no lo sabe.

―¿Lo qué?


Como un jefe que yo tuve, seis años hace, que era hiperactivo…

―¿Tuviste un jefe de seis años que no podía parar quieto?

Casi, casi, era hiperactivo sin diagnosticar. Quiero decir que él no sabía que lo era.

―¿Y tú sí? Lista, que eres una lista.

Pero si era evidente. Tenía siete millones de ideas por la mañana y cuatro por la tarde. De esas comenzaba a poner en práctica la mitad, a los dos días había abandonado una tercera parte de las que quedaban, al final de la semana sólo una o ninguna continuaba encima de la mesa. Para entonces estábamos todos agotados y, como no hacía seguimiento, entre otras cosas porque no le importaba nada que no fuera tener otros 11 millones de ideas para proponer, pues él tan pichi.

―Vale, vale, que me estoy mareando.

Y él no sabía que lo suyo era un trastorno porque, cuando él era niño…

―Hace muchíiiiiiisimos años

… la hiperactividad no existía. Por eso nunca lo trataron y por eso es ahora un adulto hiperactivo.

―¿Y eso que tiene que ver con la vida?
―Pues que la vida es hiperactiva sin tratamiento. Por eso pasan muchas cosas simultáneamente, sin conexión entre ellas, que requieren tu atención. Pero como son tantas y tu capacidad de atención…
―¿La mía?
―Si tú no tienes, Tío Ra, la capacidad de atención de la gente normal.
―¿Yo no soy normal?
―Tú eres un encanto.


… tu capacidad de atención es la que es, pues tu mente salta de una noticia a otra y no se queda con ninguna, con lo que, por la noche, ya no sabes si Bardem se declaró al PP y Pe dio calabazas a Zapatero o si la hija de Aznar ha ido a los toros. ¿me explico?

―¿A dónde quieres llegar con todo esto?

A ningún sitio, sólo quería constatar que estoy abrumada de este exceso de información.

―¿Sabes? Mi jefe es tonto y tampoco lo sabe.
―De esos hay muchos, Julieta. Y si no, mira Bardem “Penélope, te quiero mucho” ains, cuanto sueño húmedo desaprovechado…




Archivo histórico