Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

A las puertas de la Feria

eorue[arroba]divertinajes[punto]com

 

Una mesa propia

Ingenio de Comunicación, la empresa de comunicación y contenidos en la que me desempeño, estará en la Feria 2010 con una mesa de título provocador: «La provincia nos visita». Nuestra intención es conocer la labor de esas editoriales pequeñas, medianas o grandes que desarrollan su tarea lejos de las grandes capitales del libro español.

El 4 de junio, a las 18.00, en el Pabellón Carmen Martín Gaite, escucharemos las reflexiones de José Ángel Zapatero, de Menoscuarto (Palencia); Eduardo Riestra, de Ediciones del Viento (Coruña); Alfonso Castán, de Contraseña (Zaragoza/Huesca); y Rafael Ceballos, de Grupo Alcalá (Jaén). La mesa estará moderada por quien esta sección firma.

¿Se animan a acompañarnos?

En marcha

Libranda ya está aquí… o casi. Aunque la presentación oficial queda para junio, los detalles nos han llegado vía El País. Circunstancia que ha provocado la reflexión de un lector de este Círculo, Carlos:

«Hola Eva, leí tus artículos sobre Libranda, y hoy he leído el que aparece en El País, y aunque suena bien y parece que por fin el sector se pone las pilas, me pregunto: ¿por qué se vende en las librerías? Entiendo que todavía el libro en papel es todavía el grueso de la venta, y que hay que estar a bien con el librero. Pero ocurre lo mismo con las distribuidoras, y éstas se ven fuera del negocio.

»Mantener a los libreros y su margen de beneficio no hace más que encarecer el libro, obligando al comprador a que, con su esfuerzo económico, mantenga a un sector que con el libro electrónico pierde bastante su razón de ser. Eso encarece el libro, evitando que baje todo lo que podría bajar y permitiendo que la gente comprara más libros. 

»Y encima se quejan del IVA, con la que está cayendo en el país.»

Carlos se contesta a sí mismo: las editoriales no pueden prescindir de las librerías, en las que se juegan (y lo que te rondaré) lo sustancial de su futuro. La pregunta, supongo, es hasta cuándo podrán mantener (distribuidores excluidos) el esquema de negocio tradicional porque, efectivamente, la lógica de la red de redes va por otro lado…

… eso por no hablar de que ya ahora hay editoriales que venden e imagino que seguirán haciéndolo directamente desde sus páginas web.

La lógica www

Hay que contar con ella, nos guste o no. Y se impuso también a la hora de informar. A lo que aquí contamos se vino a sumar lo que desveló Emily Williams en Publishing Perspectives.

Williams sigue la evolución de la misteriosa plataforma digital desde hace tiempo (esta primera revelación le valió alguna crítica) y se puso de nuevo manos a la obra (http://publishingperspectives.com/?p=15564) tras leer lo que aquí escribimos.

La situación de los libreros

Hacen bien los editores en preocuparse por la suerte de los libreros, porque han sido, son y serán un eslabón esencial de la cadena del libro.

Ocurre que algunas editoriales no siempre han velado por la suerte de sus aliados.

Aquí les contamos ya el enfado de algunos tras la llegada a los quioscos de algunas novedades y de colecciones hechas a partir de títulos veteranos, pero aún muy vivos en las librerías.

La cuestión es cómo pueden reaccionar los libreros ante esas muestras de falta de respeto hacia su labor. ¿Dejando de vender o, al menos, retirando a un segundo plano determinadas obras, como hicieron algunos libreros infantiles tras el desembarco en los quioscos de determinados personajes extraordinariamente populares entre los pequeños lectores? En estos tiempos de crisis y reducción de los ingresos, ¿se pueden permitir el lujo de una protesta semejante?

Los autores se mueven

No les queda otra. La Comisión de Estudios de Nuevas Tecnologías y el Libro, de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE), ha propuesto un modelo de Contrato-tipo denominado CONTRATO DE CESION DE LOS DERECHOS DE EXPLOTACION DE LA OBRA EN FORMATO DIGITAL para conocimiento de todos los autores (escritores y traductores) españoles. Se puede consultar en la web de ACE.

Antonio Gómez Rufo, vicepresidente de la asociación y responsable de la comisión, asegura en la misiva (¿se puede decir así, cuando hablamos de un correo… electrónico?) en la que brinda el enlace, que es intención de la ACE que todos los autores estén asesorados sobre este asunto a la hora de suscribir con Editores o Plataformas Digitales la cesión de sus obras para ser puestas a disposición de los lectores en formato digital, para libros electrónicos o e-books. «No sabemos (nadie lo sabe aún, ni en España ni fuera) cuándo se producirá la venta masiva de libros electrónicos y el volumen de las descargas digitales que supondrá, pero estimamos que los autores deben estar informados y velar para que el futuro digital que se avecina no les represente pérdida de ninguna clase, económica y de derechos de autor.»

Eso, como la web, también tiene su lógica, ¿no?

Los piratas


Estos personajes tan literarios que llenaron nuestros sueños, pueblan las pesadillas del sector. Por eso, CEDRO organiza, en el marco de Feria del Libro de Madrid, una mesa redonda lleva por título «El libro y la piratería digital», que contará con la participación de Aldo Olcese, presidente de la Coalición de Creadores; el escritor Andrés Trapiello; Antonio Mª Ávila, director ejecutivo de  la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), y Juan Mollá, presidente de CEDRO.

Edhasa tiene preparado el último libro de Mauricio Wiesenthal: El viejo León. Tolstoi, un retrato literario, que llega cuando el gran ruso se prodiga en las librerías gracias a uno de esos socorridos aniversarios, y que según me cuentan es, sobre todo, una reivindicación de Tolstoi como uno de los maîtres a penser, como un guía intelectual del que tan faltos andamos en estos tiempos que corren, en los que hemos sustituido a los intelectuales por los gurús.

No he leído el libro, así que no puedo contar más. Pero sí sé que Wiesenthal es un lujo. Si quieren comprobarlo, echen una ojeada a su web personal

Hablando de lujos


Tuve la oportunidad de compartir mesa y mantel con Paola Rondini, autora de Miniaturas (Algaida), novela que arranca con una herencia, notifica el descubrimiento de algo sospechoso en la molécula de un fármaco, y nos lleva a la Biblioteca Real de Dinamarca, donde los protagonistas afrontan un dramático ajuste de cuentas con su pasado.

Es Rondini una escritora no profesional, puesto que a pesar de lo bien que funcionó ésta, su primera novela (y las buenas perspectivas que le auguran para la segunda, recién publicada), mantiene su trabajo. Esta labor que la lleva constantemente lejos de su casa y de su país (Italia, claro). Conoce bien el mundo farmacéutico, terreno fértil para tantas intrigas, y se muestra tremendamente preocupada por algunas de sus derivas. Por ejemplo, el uso de los antidepresivos, tan frecuente para combatir la tristeza cuando, dice ella, la tristeza debe fluir.

Estamos, sí, demasiado acostumbrados a borrar nuestras emociones, no queremos dejar que nada nos aparte de nuestro camino, cualquier contratiempo nos altera. Afortunadamente, los periodistas de lo cultural siempre podemos aliviarnos con una comida al lado de alguien razonable y simpático.

Mesa de novedades

La tragedia del Congo, de Roger Casement, Mark Twain, Arthur Conan Doyle y G.W. Williams (Ediciones del Viento); Nuevos colores, de Fran Nuño (Hotel Papel); Stefan Zweig, cumbre apagada, de Benjamín Jarnés (Quálea); El Sembrador, de Kemble Scott (Barracuda); El valle de las muñecas, de Jacqueline Susann (Quaterni); y Eugene Pickering, de Henry James (Contraseña).

Acuse de recibo


La cara del miedo
Nikolaj Frobenius
Roca editorial

En su lecho de muerte, Edgar Allan Poe le pidió a su editor, Rufus Griswold, que fuera su albacea literario. A la muerte de Poe, Griswold escribió un obituario sorprendentemente ofensivo. A partir de ese momento, dedicóo toda su vida a manchar la reputación del escritor. Esa obsesión acabó destruyéndolo a él mismo.

Ésa es la historia real a partir de la cual Frobenius elabora su novela. Que es, claro, mucho más que eso.


The Wire
VV.AA.
Errata Naturae

The Wire es el relato de la brutal guerra de desgaste entre las fuerzas policiales de Baltimore y los principales traficantes de drogas de la ciudad. Pero, en realidad, la historia que nos cuenta es la de una difuminación: entre el bien y el mal, la justicia y la injusticia, lo legal y lo ilegal, lo correcto y lo erróneo. Finalmente, da cuenta del derrumbe de un Imperio y de las terribles consecuencias para sus ciudadanos.

Errata naturae ha querido entrar en el «negocio» distribuyendo 10 nuevas dosis para todos los adictos a la serie. Y de la mejor calidad: la magnífica introducción al volumen escrita por David Simon, creador de la serie; un relato inédito del escritor George Pelecanos, uno de los guionistas de The Wire; y contribuciones de otros destacados escritores y pensadores de ambos lados del Atlántico.


La mano del predicador
Miguel Lorente
Aguilar

Lorente, médico forense y especialista en Medicina Legal, continúa en La mano… con el análisis científico de la crucifixión y la resurrección de Jesucristo que ya inició en 42 días, su obra anterior, en la que tras analizar la imagen de la Sábana Santa aportaba una serie de hallazgos compatibles con la vida del Nazareno. En esta ocasión se traslada de nuevo al momento histórico de la muerte y a los escenarios donde se desarrollaron los sucesos que la envolvieron para continuar el viaje a través del tiempo y aportar nuevas evidencias que apoyan esta hipótesis a través del análisis forense del Pantocrátor del Sinaí, el retrato de Jesús más antiguo y una de las imágenes más representadas del arte.


La creación de las identidades nacionales
Anne-Marie Thiesse
Ézaro

Las identidades nacionales no son hechos de la naturaleza sino construcciones. La lista de elementos básicos de una identidad nacional es hoy bien conocida: unos antepasados fundadores, una historia, unos héroes, una lengua, monumentos, paisajes y un folklore. Su puesta a punto fue la gran obra común llevada a cabo en Europa durante los dos últimos siglos. Desde la invención de las epopeyas bárbaras a la concepción de los museos de etnografía, de la elaboración de las lenguas nacionales a la de los paisajes emblemáticos o las costumbres típicas, esta obra repasa la fabricación cultural de las naciones europeas. Lección de historia a tener en cuenta, sin duda, para la Unión Europea.

Y también...

Revista de libros

En el último número, entre otros asuntos:

Manel Ollé. La década convulsa
Stanley G. Payne. La revolución permanente: Trotski y el trotskismo
Miquel Porta Perales. La pandemia de la credulidad
Jorge Bustos. La fama, en serio
Laura Freixas. El dandi, el incorruptible y el famoso
Rafael Núñez Florencio. intelectuales.com
Ángel Luis Luján. Alucinada tentación de lo clásico
José María Merino. Manuscrito encontrado en Zaragoza, de Jan Potocki
Eloy Tizón. Ocasos

Divertinajes necesita ingresos para subsistir en la red. Si desea contribuir a su mantenimiento, puede comprar estos u otros libros y revistas de su interés aquí. Gracias.




Archivo histórico