Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Lolita Bosch, primera entrega

Las casetes han pasado –casi– a mejor vida tecnológica, y ahora tiramos de CD o lista de reproducción para un mp3, pero algunos de los objetivos son idénticos, como cuando hacemos una selección de canciones para luego grabarlas así, en ese orden; ésas y no otras; aquellas versiones, la original o la remezcla; empezando por una flojita para acabar a toda tralla; en español o solo en inglés; todas de un mismo intérprete o de un único estilo; o mezclando a lo loco. Hace unos días, grabé un par de estos cedés para A., y la verdad es que resulta divertido.

De primeras, se podría pensar que una cosa parecida no se puede hacer con la literatura, ¿verdad? No es lo mismo exactamente, pero existe por ahí un libro que intenta algo similar y logra un resultado más que digno.


En Hecho en México (Mondadori), la escritora Lolita Bosch (Barcelona, 1970) da la sensación de que nos ha querido ofrecer a los lectores una selección de sus lecturas mexicanas: hay cuentos, artículos, letras de canciones, algún poema, textos varios. La nómina de autores es de lo más amplio. Los hay de sobra conocidos y otros –al menos para mí– que suponen agradables descubrimientos. Hay de todo, y –como es fácil imaginar– no es una obra completa, pero sí representativa, al menos, de la idea que Bosch quiere ofrecer de lo que se hace en México.

Estos son los autores: José Juan Tablada, Luis Humberto Crosthwaite, Manuel Maples Arce, Antonin Artaud, Julián Herbert, Paquita la del Barrio, Salvador Elizondo, Alma Guillermoprieto, Pablo Jaime Sainz, Heriberto Yépez, Fabrizio Mejía Madrid, Gerardo Murillo –alias Doctor Atl–, Juan García Ponce, José Eugenio Sánchez, Martín Solares, Los Tucanes de Tijuana, Carlos Monsivais, Xavier Villaurrutia, Antonio Ortuño, Guillermo Colín Sánchez, Sabina Berman, Mario Santiago Papasquiaro, Mario Bellatin, Jorge Ibargüengoitia, Café Tacvba, Julio Trujillo, Efrén Hernández, Sergio González Rodríguez, Los Tigres del Norte, José Manuel Prieto, Álvaro Enrigue, Grupo Exterminador, Jesús Blancornelas, Chava Flores, Juan Villoro, Juan Vicente Melo.

Voy a hablarles un poquito de dos o tres de ellos, que a mí me gustan especialmente.


Café Tacvba es un grupo de rock de la Ciudad de México, una banda que hace una música estupenda y que suelen cantar unas letras que juegan de maravilla con la ironía y el sentimentalismo, con la rebeldía y la sensatez. Lolita Bosch ha elegido una canción que a cualquiera que no sea chilango, esto es oriundo del Distrito Federal mexicano, le puede resultar absolutamente incomprensible, pero gracias al glosario que Bosch nos proporciona en su libro podemos entender el abracadabrante juego de palabras que conforma toda la pieza, titulada Chilanga banda. Una muestrecita:

“Mejor, yo me echo una chela y chance enchufo una chava, chambeando de chafirete me sobra chupe y pachanga. Si choco saco chipote, lo chota no es muy molacha, chiveando a los que machucan, se va a morder su talacha”.

Es decir: “Mejor me bebo una cerveza y a lo mejor que acuesto con una chica, trabajando como taxista me sobra bebida y fiesta. Si choco tendré un chichón, la policía no es muy ética, intimidando a los que atropellan, van a cobrar su mordida (corruptela)”.


Carlos Monsivais (1938) es el intelectual de izquierdas mexicano más famoso, si no más respetado y escuchado, y ha hecho sus pinitos en la narrativa. Uno de sus libros recientes (tendrá cinco años o así) es Aires de familia (Anagrama), un soberbio ensayo sobre la cultura popular (desde la música a las telenovelas) latinoamericana.


Y Jorge Ibargüengoitia (1928-1983), que murió en un accidente de avión en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, es un novelista magnífico. Lo descubrí en Los relámpagos de agosto, una novela sobre la Revolución, todo un género literario en México, que él abordó desde un punto de vista humorístico. Una maravilla.

Y en la próxima entrega, hablaremos un poco de la responsable de esta selección literaria, Lolita Bosch.





Archivo histórico