Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Las críticas cítricas

Maruja Limón

He decidido


He decidido…

—Mal rollo.
—¿El qué?
—Que hayas tomado una decisión.

Santiago, que me teme desde que he decidido…

—Y dale…

Que voy a ser asertiva.  A los hombres les incomoda…

—¿El qué?
—Que seamos asertivas.
—No sé ni qué es eso.
—Miedo a lo desconocido, lo llaman.

Pero la decisión de la que hablaba antes no es ésa. Es que he decidido hablar sólo del ¡Hola!.

—¿Y eso?
Santiago, cariño, ¿tú no tienes trabajo?
—Ni yo ni casi cinco millones de españoles.
—País de vagos, oyes.

Lo que les quiero decir. Que abdico del Diez Minutos por falta de interés, y del Semana porque no me interesa.

—Que viene a ser lo mismo.


En cuanto a Lecturas, sinceramente se lo digo: le voy a hacer un boicot activo, porque no se me ocurre ninguna razón por la que debería yo sustentar una publicación que ha decidido…

—¿Ella también? Hija por dios, qué plaga…

… convertirse en el Boletín Oficial del Estado de ánimo de Belén Esteban, esa inoperante a la que algunos han convertido en fenómeno mediático, cuando en tiempos de cordura no habría pasado de ser un fenómeno de feria, pasen y vean, la increíble mujer cambiante, el monstruo de Telecinco, the Telecinco monster. Capturada en la selva mediática, aparecida de la secta catódica, semoviente de lengua viperina y colmillo retorcido, bautizada por algunos como Princesa del pueblo,  apodada por otros Coñazo supremo, ¡el monstruo de Telecinco, the Telecinco monster!

—Vaya, que no te cae bien.
—Ni tanto asín.

"Belén dice basta", titulan. Error: Belén ES basta, la que dice "basta" soy yo.

Así que voy a quedarme con el ¡Hola!, que es pata negra y no engaña. Bueno, un poco, en las fotos, porque no publica una que no esté retocada. Pero como ya lo sabemos, pues la aceptamos y la queremos como es.

—¿Y qué trae el ¡Hola! que la convierte en La Más Interesante?
Santiago, hijo, ¿estás seguro de que no tienes nada mejor que hacer?

Además del testimonio gráfico de una “elegante reunión en México D.F.” que convocó a Isabel Preysler, sus hijos, la novia de uno de ellos (el más inútil de todos, para ser precisa), Carlos Baute, Genoveva Casanova “y los famosos actores mexicanos Ana de la Reguera y Eduardo Verastegui”, y todo eso “de la mano de Porcelanosa”, que se ve que son ellos incapaces de reunirse motu proprio

—¿De qué?
—Un latinajo, Santiago, que ya tenía yo ganas de soltar uno.


Pues como te decía: además de eso, poca cosa. Bueno, sí. Chábeli, que sigue manteniéndonos al día de su actualidad ginecológica. Y Adriana Abascal, una pájara que sólo se casa con ricos, también conocida como la nueva Thomas Alba Edison a raíz de esta declaración: “Estoy viviendo la mejor etapa de mi vida, el momento en que todas las luces se encienden y tienes una claridad que antes no tenías”,  que digo yo que no hay que ser muy lista para saber que cuando las luces se encienden y tienes una claridad que antes no tenías, porque básicamente hasta los niños que no llegan a los interruptores de la luz saben que cuando las luces se encienden tienes una claridad que antes no tenías…

—Te has embuclado, Maruja.
—Es que la lectura de ciertas entrevistas me proporciona una claridad que antes no tenía, y es de justicia reconocerlo.

Aunque el momento ¡Hola! de la  semana es el reportaje de una denominada Miranda, al parecer modelo y al parecer media naranja de un actor, a la que han fotografiado en la casa de sus padres —como para demostrar que de todas partes, incluso de ambientes rurales y antípodos, pueden salir beldades— y más concretamente han “pillado” en la cama con su madre y su abuela. Vaya, los tres osos versión Australia.

En fin, voy terminando que en la cocina la lavadora ha dicho que quiere dejar de centrifugar, porque ella quiere ser centrípeta. Vayan ustedes sabiendo que  María José Suárez ha confirmado su embarazo y su ruptura con Feliciano López. Por este orden, espero. Estos dos han roto y se han rejuntado en varias ocasiones, ocasiones que han aprovechado debidamente para trabajarse exclusivas que imagino bien remunerada. No digio más. Bueno, sí: que ese bebé es carne de cañón. Al tiempo.




Archivo histórico