Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

Secretos de belleza


Ya, ya. Ya sé que lo mío con Letizia parece fijación. Pero no lo es. La fijación la tienen los de las revistas, que no saben ya qué contar para sacarla en portada. Y, como ella sale con asiduidad casi obsesiva, yo lo comento con…

—Más pena que gloria.

… toda la sagacidad de la que soy capaz.

—Que es mucha menos de lo que tú te crees.
—Quizá, pero mi paciencia también es menor de lo que tú te piensas, Julieta, darling, así que ten cuidadito, no se me vaya a acabar sin avisar y te arree dos guantás.
—Ordinariez y violencia en la misma frase. Si no es delito, debería serlo.
Juliiiiiii.
—Ya me callo, ya me callo.

Dos portadas de revistas recientes me sorprenden:

Diez Minutos. Fotografía de la princesa Letizia con esa cara de princesa Rania que se le está poniendo. El titular: «Los secretos de belleza de doña Letizia» o algo parecido. La revista lanza al aire la pregunta del millón: ¿Qué hace la princesa para estar cada día más guapa? Yo tengo la respuesta: operarse. Lo que hace la princesa es operarse.

—Bueno, eso y tener un nivel de vida que ni te cuento y que, eso si te lo cuento, pagamos nosotras.
—¿Solas?
—No, por todos los dioses, nosotras y el resto de españoles que pagan impuestos.
—Qué susto. Me veía pidiendo un crédito para ortodoncias y arreglillos varios.

Otro chiste. Revista mensual Saber vivir. ¿Quién es portada este mes? Doña Letizia I la Ubicua. Por si alguien tenía dudas, esta revista que se autoproclama líder de ventas lo confirma: La Sra. de Borbón saber vivir… bien, se entiende. Y allí está ella con esa cara de princesa Rania que se le está poniendo.

—Eso ya lo has dicho antes.
—Y lo diré cuantas veces sea necesario. Doña Letizia es cada vez más como doña Rania.
—-¿Guapa tirando a cursi?
—Una mujer de su tiempo.

Ah, y antes de cambiar de tema. Las nuevas inquietudes de doña Letizia, me temo, se parecen sospechosamente a las viejas….

Y aquí sí, cambio de tema, aunque sigo leyendo revistas. País semanal del domingo, reportaje sobre hombres que rondan los cincuenta

—¿Kilos?
—Años.


Salen Antonio Banderas, Perico Delgado, Guillermo Solana, Josep Piquer, Miguel Bosé… Cincuentañeros estupendos en la flor de la vida. Uno de los titulares que salpica el texto dice: «Se les pide el aplomo de un senior y el aspecto de un junior».

Ejem. Mujeres del mundo, ¿no os suena este requerimiento? ¿Es que alguna vez a nosotras, y mucho antes de los 50, no se nos pide exactamente eso?

—Mmmmm, sobri, exactamente eso no.
—¿Ah, no?
—No, a vosotras se os pide un aplomo de senior,  un físico de Lara Croft y que os contentéis con menos sueldo.
—Ahí tienes razón.

Y vuelvo al principio. Nuestra plebeya princesa, no contenta con ser eso, princesa, además tiene que ser guapa. O, al menos, eso es lo que ella se cree. Cuánto trabajo nos queda por hacer, compañeras.




Archivo histórico