Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Leyendo...

En algunos blogs me he encontrado con que sus autores colocan en algún rincón de la página una referencia al libro que están leyendo o al disco en cuya escuchan andan enfrascados y que serán objeto de comentario en siguientes entregas. Las lecturas, una detrás de otras, tiene algo de work in progress mental; ahí andamos, colocando ladrillos a ver si sale algo coherente…


La cosa es que ando con un libro, que no he terminado aún en el momento de ponerme a escribir esto. Me quedan pocas páginas; si ahora me encontrara con alguno de ustedes en, pongamos por caso, un bar, y nos pusiéramos a hablar de libros, les recomendaría, sin dudarlo, que se pusieran con Canciones de sangre, de Jake Arnott (publicada por Roja y negra, una colección de la editorial Random House Mondadori, y traducida por Ignacio Gómez Clavo). Canciones de sangre es la segunda parte de una trilogía que empezó con Delitos a largo plazo, una trilogía que tiene como hilo conductor a un mafioso del Londres de los años sesenta, Harry Sacks, un personaje en el que estaba centrada la primera novela y que en esta juega como una sombra. 

Un detective habla en primera persona; un periodista de sucesos, también; y hay un tercer personaje, un delincuente de poca monta, cuya peripecia se narra en tercera persona. Las tres voces, las tres historias van montando esta trama, que también empieza en el Londres sesentero y que, también, como en la anterior, avanza en el tiempo, hasta los años ochenta. Corrupción policial, bajos fondos, algo de fútbol…

Ahora, ¿alguien me puede explicar por qué el título The Long Firm se convirtió en Delitos a largo plazo o He Kills Coppers, en Canciones de sangre?

A seguir leyendo; y a esperar Crímenes de película, la tercera entrega (que en inglés es True Crime…).

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico