Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Ficha policial...


El sujeto fichado atiende al nombre de Julián Rodríguez, nació en Ceclavín (Cáceres) en 1968. Es el director de la editorial Periférica (cuyos libros son merodeadores habituales de esta Errata). Pero también escribe y publica lo que escribe; y lo vuelve a publicar, que eso sí que es sospechoso. Y tiene un blog.

La obra: Antecedentes (Mondadori, 2010), que es el motivo por el que se redacta esta ficha policial, reúne Mujeres, manzanas (2000) y Nevada (2000). Fueron, en su momento, un libro de relatos y un poemario, con vidas separadas, pero el tal Rodríguez, diez años después, sostiene que son un mismo libro, que lo eran ya entonces aunque salieran al mundo cada uno por su lado, y que con esta nueva edición (ha añadido y quitado algunas cosas, confiesa, y cambiado el orden) queda fijada su unidad. Con anterioridad, apareció Lo improbable y otras novelas (DeBolsillo, 2007), que reúne las novelas Lo improbable (publicada en 2001), La sombra y la penumbra (2002) y Ninguna necesidad (2006). Y hay más: Piezas de resistencia es el título genérico de su obra de no ficción (se podrían llamar diarios…), de los que por ahora se han publicado Unas vacaciones baratas en la miseria de los demás (Caballo de Troya, 2004) y Cultivos (Mondadori, 2008).


Dice en el prólogo de Antecedentes: “Este libro fue un laboratorio”. Y quizá porque lo he leído con esa idea en la cabeza, me ha parecido que tiene toda la razón. Hay en los textos cosas que recuerdan a sus novelas, y flashes de sus diarios. Los leí hace tiempo, no los tengo tan frescos como para ser más precisos, pero las voces de los personajes, de las mujeres de este libro me han recordado a las actitudes, a las maneras de mirar de los de Ninguna necesidad, por ejemplo. Hay algo en la narrativa de Julián Rodríguez que me hizo pensar, en su momento, en los personajes de las películas de Eric Rohmer; y lo he encontrado otra vez. Y está la infancia y el campo y la familia, algo así como el mantra de los títulos que conforman sus Piezas de resistencia; y por aquí ya estaban. El libro fue un laboratorio, vale, pero no se le ven las costuras, ni tiene alma de borrador, ni hay fallos de pardillo. A mí me lo llegan a presentar como la nueva obra de Julián Rodríguez y me hubiera cuadrado perfectamente.

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico