Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Cosas mías

Divertinajes necesita ingresos para subsistir en la red. Si desea contribuir a su mantenimiento, puede hacerlo comprando los libros de su interés aquí. Gracias.
eorue[arroba]divertinajes[punto]com

Lo primero

La semana que viene este Círculo no se publicará el lunes, y el Divertín literario llegará a sus correos el martes.

¡Socorroco!

Cuando yo era pequeña, a los que perpetrábamos faltas de ortografía nos obligaban a escribir la palabra destrozada hasta cien veces, en la esperanza de que la repetición nos alejara del error.

No sé si era ése un buen método, supongo que hay otros; tampoco estoy segura de que tanta y tan reiterada pedagogía haya desterrado los errores de mis escritos. Pero desde aquel lejano entonces subsiste en mí un qué sé yo de yo qué sé que me hace erizarme cuando leo barbaridades, algunas de las cuales he fotografiado para ustedes. Por lo que pueda servir…


Filósofos catódicos

Los expertos en la cosa catódica, los mismos que hace no tanto llamaban al aparato «caja tonta», convienen ahora en que las ficciones más inteligentes han encontrado en la tele un hábitat perfecto. Para satisfacción de quienes han hecho de ese medio un pilar esencial de sus vidas, y al mismo tiempo, no se conforman con cualquier cosa.

Por eso a nadie le extraña que, como les conté hace un par de semanas, a partir de una serie como Los Simpsons alguien elabore un libro filosófico, o que tras empapase de Perdidos otro alguien publique una obra condensando el saber que rezuma la isla y sus habitantes…


Tampoco ha de sorprendernos que una serie inspire una obra colectiva, como la forjada hace algún tiempo por Errata Naturae con la colaboración de seguidores confesos de Los Soprano. Y la cosa no ha debido ir mal, puesto que la editorial reincide en el formato, aunque a partir de una serie distinta: The Wire

La cosa es sencilla y prometedora: los editores recopilan algunos textos ya publicados, y encargan otros para abordar el fenómeno desde todas sus perspectivas. Así, juntan entre las tapas de un libro colaboraciones de Rodrigo Fresán (el perejil de todo este tipo de salsas); Marc Pastor (autor de La mala mujer [RBA]e investigador criminal), sobre la relación entre realidad y ficción en la serie y en policía; Iván de los Ríos (profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y del Loyola College en Maryland), a propósito de los vínculos entre The Wire y la filosofía; Jordi Carrión, quien analizará la nueva narrativa de The Wire y otras series de la televisión; Marc Caellas, experto en narcoliteratura, quien escribirá sobre el papel del narcotráfico en la serie; y Sophie Fuggle (profesora del Kings College, University of London), a quien se le ha encomendado un análisis foucaultiano de la critica a las instituciones en The Wire.

Añádase a todo ello una entrevista que David Simon, creador y guionista de la serie, concedió a Nick Horby; un texto de Margaret Talbot sobre el rodaje de la quinta temporada de la serie; y un relato inédito de otro de George Pelecanos (escritor de novela negra, sus últimos libros han sido traducidos al castellano por Ediciones B) y parte esencial del equipo de The Wire y se obtendrá un cóctel que se antoja prometedor. Podremos catarlo en mayo.

El color y el cristal

Me escribe alguien de una editorial, alguien cuyo nombre me guardaré, que reacciona a un comentario sobre lo que me dijo (y yo les conté) otro editor, a saber: que le deben el importe de un premio institucional otorgado por la Generalitat valenciana desde noviembre.

Dile que tiene mucha suerte, me sugiere, porque aquí lo normal es pagar/cobrar a los doce o trece meses. Eso si no hay problemas, así que imagínate cómo estamos este año, que los hay y graves.

La Generalitat, continúa, tampoco compra desde hace años libros para bibliotecas, y nadie parece estar molesto por eso. Aunque soy injusto, añade: creo que nos pasean por ferias previo pago de una cantidad con unos cuantos ejemplares. Eso sí, disfrutamos de un tiempo mejor que el de otras comunidades.

También le resulta curioso este otro señor (se refiere a Juan Casamayor, editor de Páginas de espuma) que defiende las plataformas que permiten imprimir en dos países o incluso en dos continentes con muchos razonamientos doctos. Se hace porque es más rentable y punto. Lo hace quien tiene el dinero que todo lo rige. Lo chocante es ver como el mundo del libro reproduce ese lenguaje doble de los políticos para no llamar a las cosas por su nombre.

Un motero


Se llama Miquel Silvestre, es escritor y amigo de Divertinajes, donde en alguna ocasión nos ha permitido publicar alguno de sus textos.

Desde hace un tiempo, y no entiendo bien cómo lo hace, mejor: cómo puede permitirse hacerlo, anda recorriendo el mundo en moto, y sus correos electrónicos me llegan tan pronto desde el Lejano Oeste como de alguna ex república soviética o del corazón de África.

Yo creía que ya estaba de vuelta a casa (la tenga donde la tenga), pero acabo de recibir un emilio con este texto: «Como dice mi buen amigo Chris Dawe, no soy nada más que un jodido ladrón mejicano tratando de robar el viento de América. Ahora puedo decir que también soy un ladrón de oro. Aquí tenéis un poco del que hay en Marrakech», y esta foto que reproduzco a la izquierda.

Sospecho que sus lectores y su editora tendremos que seguir esperando... En cuanto a los interesados por sus aventuras, pueden seguirlas aquí.

Espero que más valga tarde que nunca

Se me pasó en su momento, y bien que lo siento, pasaros en enlace al Mapa de concentración editorial en España que publican los amigos de Anatomía de la edición. Algunos lo conocerán ya, otros no, pero, como merece la pena, he pensado que unos y otros me agradecerán que les facilite el link.

Ya puestos a subsanar errores, permítanme que salude el nacimiento de Culturamas.

A la fuerza ahorcan

En los meses previos a la Feria del Libro de Madrid, es curioso ver cómo las editoriales más pequeñas, las que no tienen los títulos suficientes para solicitar una caseta en solitario, andan buscando alianzas (con otras pequeñas, o buscando el cobijo de alguna más grande) para alcanzar el objetivo: estar en el escaparate del Retiro y beneficiarse del maná que generosamente reparten los lectores.

No aplica aquí el dicho que tan ajustado se nos antoja cuando de política hablamos, el de los extraños compañeros de cama, pero no deja de sorprender cómo hay quien se une a gente cuyo catálogo apenas conoce. Aunque en este caso, el fin justifica los medios. Sobradamente.

¿Os habéis asomado al escapatare?

Acuse de recibo


Robin Hood, el proscrito
Angus Donald
Edhasa

Alan Dale se ve abocado a un futuro incierto cuando es descubierto robando y, sabedor de la dureza de la justicia, no le queda otra alternativa que huir al bosque de Sherwood, donde entra en contacto con una banda de forajidos cuyo cabecilla, Robin Hood, impone su propia ley. Sin embargo, su protección tiene un precio; los delatores son mutilados, los traidores condenados a muerte. Nadie escapa a la justicia del temido Robin Hood.


Azul ruso
Patricia Esteban Erlés
Páginas de espuma

Trece piezas en una colección que descansa sobre alegorías e imágenes poderosamente estructuradas, con una fuerte vocación narrativa y estética, bajo un orden que lleva de la mano al lector, saltando de universo en universo, donde lo fantástico y lo terriblemente real se dan la mano. Los relatos de Esteban Erlés desequilibran al lector, lo sumen en tonalidades azules e invitan a pasear entre personajes frágiles, que conviven con la ensoñación, con mundos truculentos que se transforman o se destruyen, con seres felinos, reales y soñados.


Pálido reflejo
Martín Caamaño
Lengua de trapo

Una novela coral que construye la historia de padre, hijo y afectos desde las necesidades de cada personaje, desde lo que pretende contar cada uno y en la forma en que cada uno puede contarlo. Entre las emociones, las pulsiones, los egoísmos, el sexo, la infidelidad y todo esto que nos construye como únicos, la primera novela de Caamaño, autor y músico argentino, se muestra como una nueva forma de contar los sentimientos y de mirar cómo hacemos las cosas y vivimos las segundas oportunidades, que es, con suerte, como mejor nos sale.


La invención del aire
Steven Jonson
Traducción de Laura Vidal
Turner Noema

Éste es un libro de historia sobre la Ilustración y la Revolución norteamericana, sobre el ciclo del carbono dentro del planeta y la química de la pólvora, sobre el auge de los cafés en la cultura europea, sobre la dinámica emocional entre dos amigos…”. Así define su autor esta obra, una curiosa indagación sobre el origen de las ideas, sobre esos cambios trascendentales que definen una nueva época o un nuevo paradigma y que tanto deben, afirma Johnson, a las “redes sociales”, hoy como hace dos siglos.

Y también


Revista de libros

En este número de marzo, entre otros, os siguientes artículos:
«Una estupenda enciclopedia sobre crisis financieras», de Carlos Pérez de Eulate.
«¿Para qué sirve la literatura? (II). El caso Gadda», de Álvaro Delgado-Gal.
«¿Todos somos ahora keynesianos?>>, de Raimundo Ortega.
«Aportaciones para una reescritura de la Guerra Civil española», de Ángel Viñas.
«Juan Carlos Onnetti: Cuentos completos», de José María Guelbenzu.
«Más allá de las predicciones», de Alfonso Carbajo.
«El intransigente», de Martín Schifino.




Archivo histórico