Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

Piedras

Alicia, mírame!- parece gritar todo lo que te rodea esta noche. Mírame, míralo, mira a tu alrededor... Mira y memoriza cada detalle de lo que observas, de lo que te observa a ti, y recuérdalo todo. Para que cuando todo cambie, para que cuando tú misma cambies y todo sea o parezca distinto, tengas al menos el tesoro de unos cuantos recuerdos acumulados en la memoria.
Alicia se sobresalta, entonces... Como si despertara de un sueño pegajoso. Abre los ojos aún más que de costumbre y se sacude el pelo, se sacude de encima también las sensaciones pesadas de pereza, de tedio, de mecanicidad. Alicia se levanta de la silla de mimbre y camina hacia ti.
Alicia te mira. Alicia te ve ahora. Por fin.
Alicia es materia, es carne ahora... y te ve.

..."Estás allí, como un hombre hecho de piedra
Y nadie puede darte lo que tú quieres-
lo frenas con un golpe lo suficientemente suave
como para hacerme daño...
sin dejar huellas"

Detrás de ti, también se puede ver. Se ven los sueños sin terminar de soñar, se ven preguntas dejadas en el aire, se ven sensaciones de miedo, de duda, de inquietud... También se ven estados de ánimo que te han llevado por caminos ligeros y suaves. Se ven esos momentos de felicidad, de alegría liviana que corre como un río a través de tu torrente sanguíneo... se ven los desiertos que has creado con tus palabras y con tus silencios. Se ven paisajes de árboles deshojados por los vientos fríos de tus besos sin besar. Se ven tus recuerdos de alguna infancia ya dejada atrás. De tu infancia tal vez, o de una infancia que inventaste. Se ve más y más lejos, se ve más y más adentro, se ve más y más de cerca todo lo que tu cuerpo emite mientras Alicia camina hacia la sombra que dejas caer a tu paso en la hierba antes verde. 
Pero en tu sombra, también se puede ver. Si te fijas y miras, también se ve. Se ve hacia adelante, más y más... hacia el futuro tibio que engendras con una sonrisa petrificada. Una sonrisa que se convirtió en piedra hace ya tanto...


Pequeños Deberes- ¿Cómo es lo que cuenta de ti, la sombra que proyectas cuando te miras en el espejo?




Archivo histórico