Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Tiempos complejos

Puede contribuir al mantenimiento de Divertinajes comprando los libros de su interés aquí. Gracias.    eorue[arroba]divertinajes[punto]com

Tenemos que felicitarnos

Sí porque nuestro compañero Javier Goñi es el nuevo y muy flamante Vicepresidente de la Asociación de Críticos literarios que preside (era el único candidato) Ángel Basanta. ¡Estamos de un contento!

¿Pelillos a la mar?

Como ya saben a estas alturas, las elecciones convocadas para el próximo 23 de febrero en la Asociación de Editores de Madrid (AEM) tienen virtual ganador: Javier Cortés (SM), quien ha tenido que encabezar la candidatura única en la que se alían los Cuatro Grandes: Anaya, SM, Santillana y Planeta, vía Espasa.

Ya contaba Manuel Rodríguez Rivero que, «Para empezar, supongo que lo primero que hará la nueva junta será retirar la demanda contra el procedimiento de elección del presidente de la FGEE, algo que amenazó con judicializar la crisis.» Y añadía: «Vista la composición de la candidatura lo que me llama la atención es la insuficiente presencia de pequeños-pequeños, "bibliodiversos" y caras nuevas, lo que, si no se corrige en las correspondientes comisiones, podría ocasionar tensiones y alejar a los editores más jóvenes de las instituciones. Y más vale que, con la que está cayendo, grandes y pequeños tengan una voz única ante las Administraciones.»

Lo cierto es que hubo al menos un intento, que yo conozca, de incluir a un pequeño. No sé cuáles fueron las razones concretas que le llevaron a declinar la oferta, pero sí conozco el sentir de quienes fueron consultados sobre tal posibilidad: lo de antes era malo, lo de ahora no es mejor. Cuando los grandes se unen, los pequeños no tenemos nada que ganar. Seremos su coartada.

Y eso me lleva a preguntarme si, al margen del hecho de que ambos comercian con un artefacto llamado libro, los megagrupos y los editores artesanos tienen algo que ver, si existen eso que algunos llaman «intereses comunes».  

Tras las huellas de El Chacal

Que así y no de otra manera llaman sus compañeros al reputado y muy temido Andrew Wylie.

Me cuentan, por un lado, que a la vista de la guerra de precios que se ha desatado en torno al libro electrónico, y visto que algunos quieren vender a precios que no dan ni para pipas, don Andrew ha optado por una política de precio fijo: para mis autores, tanto por texto vendido, y allí se las apañen ustedes (editores, amazones y demás gentes del sector) con sus PVP.

Por otro, me dicen que la agencia Wylie se está haciendo con los derechos de autores como Evelyn Waugh, Auden y otros, y se está dirigiendo a los editores pidiéndoles que le remitan copia de toda la documentación, estado de las cuentas, volúmenes impresos, etc., etc. Quien me lo cuenta cree que esto no es del todo regular, y que significa que ellos no consiguen esa documentación de los propietarios o de los anteriores agentes, que sería lo normal, sólo en ese caso se puede admitir que manden una nota con la situación que ellos controlan (listado de obras, contratos, etc.) y pregunten si existe alguna divergencia con los archivos de la editorial requerida (que es por ejemplo lo que hacen los auditores).

En fin.

¿Qué pasa aquí?

Me llegó un correo, aunque la remitente tiene la misma denuncia colgada en su blog: «¿Por qué Raúl M. Mir no paga a sus autores?». Elisabeth G. Iborra denunciaba que el editor de Styria mantiene en la ignorancia a «un buen número de los autores de la editorial [que] ni siquiera saben cuáles son los derechos de autor que le corresponden por 2008, muchos no han cobrado ni tan sólo el anticipo que les tendría que haber dado a la entrega del libro, a pesar de que ya han terminado hasta la promoción… Y a ninguno nos coge el móvil, ni nos responde a los mails, ni hace caso a nuestros abogados o agentes… En otras palabras, nos está dando esquinazo para no pagarnos lo que nos debe.»

No es la única acusación enganchada en la Red, también en el foro de la Asociación de traductores se menciona a ésta, entre otras editoriales, como una de las que no está al día con sus autores y traductores.

Llamé, claro, a la editorial. Mir, quien dice estar al tanto de las acusaciones de Iborra, también de las que sin firmar (aunque cree saber quién está detrás) lanzan desde la web de Acett. Asegura que son falsas, y que su política siempre ha sido no contestar. Se remite a los autores que han probado con su editorial y han repetido, algunos de ellos nombres prestigiosos de la vida social y cultural española: si no pagáramos, argumenta, no querrían seguir trabajando con nosotros. Lamenta que algunos no acepten que, a veces, las ventas no son lo que uno querría, y que éste es un negocio en el que las devoluciones rompen algunos espejismos y destrozan muchas ilusiones. Finalmente, esgrime como argumento a su favor que nadie le haya denunciado ante los tribunales. Aunque la acusación pública de Iborra acaba con un «la justicia lo resolverá» que suena a denuncia. 

¿Sueno muy ingenua si digo que me gustaría que estas diferencias no se dirimieran en la plaza pública? ¿Y que estaría bien, para evitar malentendidos, encontrar un sistema definitivo para calibrar la venta de ejemplares?

Otros caminos

Mientras unos andan buscando la manera de asegurarse el negocio tras el (tantas veces anunciado) advenimiento del libro electrónico, otros exploran caminos alternativos. Así, Maeva nos propone que nos descarguemos y leamos en nuestros móviles.

Me dicen que la cosa es muy sencilla. Hay que acceder a www.librosparamoviles.com, seleccionar un libro de los seis ahora disponibles, introducir el número de teléfono y pulsar en «Aceptar». Entonces, recibiremos un SMS con una dirección wap para descargarnos el contenido seleccionado. La campaña tiene una duración de dos meses, hasta el 1 de abril, durante los cuales podemos enviarnos al móvil un capítulo cada día.

Me suena un poco japonés, pero dicen que tiene futuro…

Ya está aquí la nueva...

Acuse de recibo


Naciones de rebeldes. Las revoluciones de independencia latinoamericanas
Manuel Lucena
Taurus 

La experiencia de la libertad moderna está unida a los procesos revolucionarios que se produjeron en el continente americano entre la independencia de Estados Unidos y la culminación de las emancipaciones hispanoamericanas y de Brasil, con la excepción de Cuba y Puerto Rico, en 1825. Este libro recupera la historia de aquellas revoluciones tal y como sucedieron, a través de las acciones de sus grandes protagonistas, junto a las de aquellos que los relatos de nación han tendido a dejar de lado, blancos de orilla, mulatos, esclavos e indios. Aborda en sus diferentes capítulos aspectos tan novedosos como la organización de las juntas autonomistas, la aparición de profesionales revolucionarios, el uso del terror o los límites del poder y la democracia.


Barcelona-Madrid. Sobrevivir a la ciudad
Pablo Nacach
Península

Una aproximación a Barcelona y Madrid, a sus gentes y su forma de mirar, sentir y habitar ese organismo vivo que acostumbramos a llamar «ciudad». Una mirada que revela diferencias y claves entre las dos capitales.

 


Viaje mágico a África
Jordi Llompart
Roca editorial

A veces necesitamos encontrar a alguien que nos ayude a descubrir el mundo que hay entre nosotros y las estrellas. ¿Cuál es el mundo real? Eso depende de vosotros. Cada uno escoge cuál es su mundo real. Este es el país de los sueños, la imaginación, la magia y las criaturas mágicas… A los elefantes les gusta mucho que les lean cuentos. Retienen en su memoria las historias que crean los humanos y que llueven del cielo. Guardan en su cerebro la historia de la humanidad.


El oficio de poeta. Miguel Hernández
Eutimio Martín
Aguilar

«Habría salido de la cárcel accediendo a colaborar de cualquier modo con el régimen franquista. Pero se negó porque supo que no podría desarrollar con la necesaria dignidad su oficio de poeta y que su condición de icono republicano de la Guerra Civil española perdería toda legitimidad. Y lo pagó con la muerte.» El autor.


Libro de las caídas
Andrés Barba y Pablo Angulo
Sexto piso

Este libro, compuesto por un prefacio de Javier Cercas y un prólogo de Sergio Pitol, textos de Andrés Barba y dibujos de Pablo Angulo, se ocupa del instante justo que precede el momento de la caída.

 

 

Una revista


Delibros

En este número: En 2008 la producción de libros creció un 7,7%; eBook a examen en la industria editorial; Dossier: Ferias del libro: presente y futuro; 2010: un año clave para la LIJ en español; y entrevistas con Esther Tusquets y Antonio Muñoz Molina.




Archivo histórico