Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Errata

Evaristo Aguirre

Abriendo juego

He estado este fin de semana viendo los primeros partidos del torneo de rugby de las Seis Naciones (antes eran cinco). Me gusta cómo se pasa el balón en este deporte, cómo se abre el juego desde la mêlée, por ejemplo, rápidamente; cuando un jugador se lanza, balón en ristre, hacia los contrarios suele ser porque tiene claro que puede avanzar, y lo consiga o no, si no le acompañan cerca los de su equipo, se encontrará sin nadie a quien hacerle unos de esos pases veloces y contundentes. Será porque he visto estos días muchas de esas jugadas por lo que he pensado en utilizar esta Errata para hacer unos cuantos pases, no de balones claro sino de direcciones de blogs.


Hace ya unos años que los blogs se convirtieron en un escaparate casi obligado para quien tenía, en teoría, algo que decir, me refiero a escritores o creadores de de diversos pelaje (ya se sabe que un blog lo puede hacer cualquiera para cualquier cosa, pero aquí nos interesa lo que tenga alguna relación con la escritura, con la literatura, con una redacción más o menos decente; es verdad que una mayoría de aquellos que tenían un blog para contar, no sé, sus ligues o sus cuitas con el jefe, están emigrando hacia parajes como Facebook o Twitter). Hubo escritores que empezaron a colgar sus textos como locos, pero muchos se fueron desinflando, porque mantener vivo, actualizado un blog es una tarea dura, de manera que muchos han ido perdiendo ese aspecto de dietario digital, para convertirse en un lugar al que acudir de vez en cuando a expresar una idea, ha hacer un comentario, a crear de una forma o de otra. Algunos de ellos pasan a ser lectura habitual, y suele dar gusto encontrarte con que han sido actualizados. Aquí van unos…

Hay una chica llamada Beta que escribe en Mi madre es idiota. Quizá se cierto todo lo que cuenta (sobre ciertas cosas no hay duda alguna), quizá tenga unas dosis considerables de ficción (hay textos de indiscutible y brillante imaginación). Es un blog, en cualquier caso, divertido, bien escrito, con una mirada diferente, joven desprejuiciada. Para un viejuno como yo, supone una ventana a otros mundos. Llegué a Mi madre es idiota por un comentario de Lorenzo Silva en su blog, Los trabajos y los días. Silva es un veterano de la presencia en la web, pues fue uno de los primeros escritores españoles en montar su propia página y mantenerla con un criterio en absoluto promocional. En Los trabajos y los días escribe muy de vez en cuando, pero es un buen lugar para seguirle un poco los pasos.

Luisgé Martín ha empezado hace poco a darle a esto de la blogosfera en El infierno son los otros. Por ahora, hay muchos comentarios de carácter sociológico (puede que sea un poco palabro para esto, la verdad) y menos sobre literatura, pero no importa, pues un escritor tiene su estilo y su mirada en todo lo que hace, sea más o menos literario. Es un blog airado (lo que está muy bien), escrito con libertad (lo que es necesario) y con algo parecido a una ideología (lo que es de agradecer). Y con esto de las ideologías, o los valores o como se quiera llamar, ya se sabe que se puede simpatizar o no, pero si están bien contadas y argumentadas hay que tenerlas en cuenta. Como pasa con el exagerado Fernando Márquez, conocido como El Zurdo desde sus tiempos musicales (Kaka de Luxe, Paraíso, La Mode). Es un tipo que ha estado en la Falange (en una de ellas) y que ha coqueteado con Batasuna. No parece lo mejor para un amigo, no, qué pereza, pero es fantástico para seguirle en un blog como The Zurdman Zone. Es barroco, está plagado de referencias culturales y políticas, a veces no está claro de qué está hablando, en ocasiones te saca de quicio… Muy recomendable. El poeta y traductor Jordi Doce tiene el suyo, Perros en la playa, y el profesor y crítico Fernando Vals, otro, La nave de los locos. Y como hablo de música tan a menudo (hay un lector, JC, que me lo recrimina a veces), termino con uno de pop, pero que tiene su peso literario, En esta quiero humo: ¡¡bue-ní-si-mo!! 

eaguirre@divertinajes.com




Archivo histórico