Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

El abrazo

¿Dónde comienza el movimiento que se  transforma en un abrazo?

Alicia nunca encuentra el momento para marcharse... Alicia siente que yo la retengo, que yo la necesito, que yo no soy capaz de caminar hacia adelante sin ella... pero eso es mentira.


Cuando te vi anoche me quedé sin aliento. Sé que suena a película de finales de los ochenta, pero es que me gustaba, me gusta ahora también, ese punto tan "ingenuo" de aquellas historias... esos hombres y mujeres suspendidos en un estado inalterable de enamoramiento álgido. Hombres y mujeres que existían solamente durante la trama de la película y que tenían para ellos, para su vida, ese único instante-estado de amor-pasión con un toque de perturbación en algún aspecto de lo erótico.
Pero...

Cuando te vi anoche me quedé sin aliento, te observé, te sostuve la mirada densa, la mirada caliente y brillante, la mirada estremecida por algo interno que te mueve a mirar de una cierta manera... Sin aliento y pequeña, diminuta, misteriosamente frágil al instante de tenerte frente a mí. Ingrávida. Sin poder tragar saliva, sin poder cerrar los labios uno contra otro, sin poder dar ni un sólo paso.
Sin aliento.
Tú eres, estás frente a mí, tan cerca. Al fin... Al fin podría extender la mano y tocarte, pero sé que serás tú el que primero extenderá su mano hacia mí y eso me hace feliz, me gusta, me hechiza, me deja hipnotizada y álgida.
Te quiero.
Te quiero- dices tú, y en efecto, tal cual lo acabo de presentir, extiendes tu mano familiar y a la vez inquietante hacia mi cuerpo.

Así de simple.

Mi cuerpo percibe ese momento tan trivial, tan poco intelectual, tan carente de indagación filosófica... mi cuerpo percibe ese momento como único y se mueve en dirección hacia tu recién nacido te quiero. El sonido de tu te quiero vibra aún en el aire cuando me abrazas y yo me dejo abrazar durante los primeros segundos, y después, yo también me abrazo a ti y te abrazo, abarcándote, intentando abarcarte. Introducirte dentro de mi corazón completamente, reducir tu tamaño a la esencia de lo que eres, reducirte al tamaño de un latido. De un latido de corazón.
Sin aliento.

 

 

-Pequeños Deberes-
Completa tú, las siguientes líneas;

Abrazar es encontrar, reencontrar al otro. Es reencontrarse a uno mismo. Abrazar es un comienzo, un final o un instante entre dos caminos.
Abrazar es..............................................................

 

A.AliciaNlarealidad@gmail.com




Archivo histórico