Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Alicia en la realidad

Adriana Davidova

Después

--Temo que no podré explicarlo con más claridad --insistió Alicia con voz amable-
Lewis Carroll


Después de la tempestad, nada.
No hay cambio. No hay nacimientos de momentos nuevos, no hay sobresaltos ni movimiento.
Todo detenido en una especie de densidad y brumas. Las brumas del infierno, que es el lugar donde todo se repite bajo el mandato de la más absoluta y ardua rutina. La rutina de las mismas horas, de los mismos días, de los mismas pautas idénticas unas a otras. Así que... después de la tempestad... nada. Nada. Nada. Nada.
Y de repente algo me sucede, mi cuerpo toma el control de mis actos y me hace abrir la puerta, bajar las escaleras y mirar en el buzón del correo... Meto la mano y saco unos papeles doblados por la mitad. Todo se agita dentro de mi cerebro. La posibilidad de la sorpresa dispara la adrenalina en mi torrente sanguíneo. Como una yonqui de las emociones, me disparo y floto ante la realidad que se abre ante mí. Tengo entre mis dedos algo escrito por ti. Algo escrito por ti para mí, y esto es aún mejor. El chute será más exquisito todavía.
Desdoblo uno de los papeles y leo entre tanto me elevo más ligera que nunca, hacia el techo del portal que es alto y amplio. Alcanzo el tragaluz y vuelo hacia el horizonte mientras distingo tu letra. Escrita en rojo.
-------------------------------------------------------------------------------------
Una pequeña luz al fondo

Una chispa, un fuego encendido a ratos

Un gesto, un objeto, un detalle que sólo él percibe.

Una sonrisa disimulada

Una caricia

Unas caricias...

Las caricias que se desprenden poco a poco de los muslos de ella.

A medida que el tiempo pasa las caricias se escurren, se pierden entre las piernas de la chica cuyos recuerdos se van borrando

Un mensaje secreto

Un mensaje

Un vacío

Un vacío que siempre estuvo hueco

Él se detiene entre sueños, recuerdos o invenciones.

Poca es la distancia entre lo que se inventa y se recuerda. Porque todo sucede en la cálida masa gris donde todo podría ser un simple sueño.

¡Todo!

Donde todo estalla y se expande, se esparce como líquido húmedo derramado.

Como agua que cae sobre una arena caliente

como besos robados a plena luz del Sol

------------------------------------------------------------------------

 

 

Pequeños Deberes- Busca entre todo lo que te rodea, detalles que te demuestren que lo que tú crees como real, no es simplemente un sueño... Aunque claro, los sueños también son reales mientras los estamos soñando.

 

A.AliciaNlarealidad@gmail.com

 




Archivo histórico