Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Pantumaca

Sara Orúe

Frío


—Brrrrrr, que frío hace.
—Ya estamos con el frío y el frío, Sobri, es enero, ¿qué quieres?
—Que haga calor.
—Un poco de frío viene bien.
—Si, para los del gas natural.

La verdad, entre el frío que hace y que en los informativos no se habla de otra cosa, me estoy helando.

—Que digo yo, Sobri, que no es por molestar pero esto del frío… ¿No será por culpa del invierno? Mira que las estaciones son muy jodidas… y muy tozudas, en primavera salen las flores y las alergias, en verano llegan el calor y las multitudes a Benidorm, en otoño venga de caerse hojas de los árboles y en invierno, pues eso, un frío de narices y el moquillo.
—Oye, pues ahora que lo dices, va a ser que tienes razón.
—Claro mujer, si cada año es lo mismo: frío que te cagas. Lo que no sé es porque sólo me doy cuenta yo de que el frío, en invierno, no es noticia.
—Pues para no ser noticia, hay que ver el despliegue.
—Y que lo digas, todas las teles mandando corresponsales a las carreteras cortadas, a los parques nevados, a la Puerta del Sol a pasar frío y a que nos lo cuenten.
—Claro, así parece que es noticia, pero no lo es. Nada que se repita cada año es noticia.


—Error. Mira si no las navidades, la liga de fútbol, la pasarela Cibeles, los Oscars, la Semana Santa, las operaciones de estética de Belén Esteban
—No exageres, la Esteban no se opera todos los años.
—Es cierto, se opera cada dos.

Esa sí que debe estar helada: después de la operación vio la portada del Lecturas y creyó que había quedado guapa... pero no.

—Ella no se queja, pidió una nariz y eso es lo que tiene.
—Olvidó pedir una nariz bonita, por lo que veo.

Le ha pasado como a mí con los reyes, que les pedí unas botas.


—¿Y te las han traído feas?
—No, Julieta, me las han traído de vino.
—¿De qué?
—De lo que has oído, míralas.
—Bueno, Sobri, yo qué sabía. ¿Cómo imaginar que las botas las querías para caminar? Además son preciosas, de piel de verdad, curadas al aire… una obra de arte butil.
—Déjalo Tío Ra y dame un trago, a ver si entro en calor.




Archivo histórico