Secciones:

Boletín de novedades

Reciba nuestro Divertín de manera regular y gratuita.
Su e-mail

¡Web seleccionada entre las mejores!

Círculo de iluminación

Eva Orúe

Felices Novedades

Puede contribuir al mantenimiento de Divertinajes comprando los libros de su interés aquí. Gracias.    [eorue@divertinajes.com]

Las campanas de nuestro correo electrónico repiquetean una y otra vez anunciando las novedades que vienen. Leyendo las listas de libros-promesa, una tiende a creer que la vida sigue, pero ¿igual?

Me dice una editora que el único ganador de este 2009 que se acaba y que a punto ha estado de acabar con todos es Larsson. Bendito-maldito Larsson. Por un lado, ha «dopado» las cifras del mundo editorial; por otro lado, su apabullante presencia ha robado el tiempo (muchas páginas, muchas horas de lectura) y el dinero (muchas páginas, muchos euros de gasto) que los lectores (muy pocos, muy ocupados, justitos) tenían para otras obras.

Y la presgunta es: ¿qué leeremos en este 2010 que se anuncia? ¿Quién sustituirá a Larsson? Confieso que no tengo ni idea.

Buenos deseos


El buzón E (nada que ver con el Plan del mismo nombre) rezuma estos días deseos de amor y prosperidad. Pero, de entre todas las felicitaciones recibidas, permítanme destacar dos:

1) La enviada por Edhasa, que reproduzco a la derecha y que venía acompañada de este texto:

«Queridos amigos,

»Se acaba el 2009, año de la crisis, y se nos viene encima el 2010, año del vaya usted a saber...

»Es una tradición muy hispana encomendarse a una Virgen protectora cuando los tiempos vienen malos... Visto lo visto, y sin saber lo que ha de venir, nuestra tradicional felicitación para el año nuevo se ha convertido en una estampita, con unas cuantas jaculatorias impresas para que Nuestra Señora del Libro nos libre de todo mal y nos dé la salvación.

Amén. Y feliz año...» 

2) La de LID editorial. Si quieren verla, pinchen aquí.

Dura realidad

Pero no se dejen engañar por el meloso espíritu de la Navidad. Al menos en el proceloso ámbito de los editores madrileños, las espadas siguen en alto… lo cual no es bueno, pero quizá sí es mejor que lo que ocurría hace unos días, cuando hasta los sordos oían silbar los puñales.

Resumen de lo (último, tal vez a estas horas ya penúltimo) sucedido. Hace unos días se celebró la reunión ordinaria de la asociación. Una reunión cuya finalidad primera era aprobar las cuentas de 2009 y aprobar las de 2010. Pero la cosa se torció, y tras cuatro horas y media de reunión (trufadas de desacuerdos e incluso de insultos personales) la sesión se levantó sin que los asistentes hubieran aprobado nada.

El rechazo mayoritario (51-21) quedaba justificado por la falta de transparencia y por la (en opinión de la oposición) dudosa necesidad de sufragar los gastos derivados de dos iniciativas de la directiva: un Congreso de la edición y un Libro blanco de la edición, menos aún cuando en las arcas de la asociación (sin ánimo de lucro) quedan aún fondos (¿80.000 euros?) y cuando el sector atraviesa una crisis que ha obligado a todos, y sobre todos a los pequeños, a apretarse mucho el cinturón.

La protesta tiene también mucho que ver con los muchos conflictos en los que andan metidos los editores madrileños (vale decir su Junta, porque muchos no tienen problema alguno con nadie), situación que algunos achacan en exclusiva a una Junta que actúa —dicen— sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, y que está enfrentada con los libreros, con la Federación y con la Feria del Libro, por lo que anda metida también en litigios judiciales.

No es de extrañar que, llegados a este punto de enfrentamiento y desencuentro, algunos se cuestionen su pertenencia al Gremio… y sólo encuentren una razón para seguir ahí: sin carnet de socio, no es posible participar en la Feria del Libro de Madrid que es, al fin y a la postre, el mejor y más rentable escaparate de la edición madrileña.

De momento, el presidente de la Comisión de los Pequeños editores ha presentado su dimisión (se ha nombrado una «comisión de la comisión» integrada por tres editores para buscar sustituto), y me consta que alguno más estaba tentado de huir, y que se ha quedado bien por puro sentido práctico, bien porque es consciente que esta junta directiva está condenada a la dimisión. De hecho, se trabaja ya en una candidatura liderada por Anaya o SM (el actual presidente cuenta con el respaldo de Santillana), que son los dos grandes (junto con muchos medianos y pequeños) que se han opuesto a los actuales dirigentes.

¿Qué hacer?

He hablado con varios editores. Y claman por una profesionalización del Gremio, en la línea de lo hecho por el cine (industria como la editorial, al fin y al cabo). «¿Acaso hay un Gremio de Directores de Cine de Madrid?», me pregunta uno de mis interlocutores que, obviamente, no espera respuesta. Lo que muchos piden es una representación que pueda hablar cara a cara con los ministros, en la línea con lo hecho últimamente por la Federación, que ha conseguido el IVA del 4% para el e-book.

La solución, a principios de 2010.

El futuro ya está aquí

Y no me digan que el sector editorial no ha tenido tiempo de preparárselo.

Desde el 15 de diciembre está disponible, en la Biblioteca Digital Hispánica, la primera colección de obras digitales sujetas a derechos de autor.
ENCLAVE Editores-BNE es un proyecto de investigación e innovación, promovido conjuntamente por la Biblioteca Nacional de España y la Federación de Gremios de Editores de España y tiene como objetivo definir y desarrollar modelos de integración de contenidos sujetos a derechos de autor en bibliotecas digitales. Se constituye como un centro de referencia para las bibliotecas que deseen ofrecer servicios de este tipo.

Mientras tanto, la mega plataforma que impulsan Planeta, Santillana y Random House Mondadori trabaja ya con la vista puesta en la próxima primavera. Y, como saben que el mundo editorial no se acaba en sus dominios, por amplios que éstos sean, han invitado a cinco medianos a sumarse a la aventura. En principio, este proyecto respetará el canal de venta tal y como lo conocemos hoy, es decir, aunque sea de manera virtual, los compradores tendrán que pasar por la librería de su elección.

Por su parte, los más pequeños también se mueven y hay por ahí editoriales que han unido sus fuerzas para dar salida electrónica a sus libros.

Fascinante, ¿no? Como diría El País (no sé si por fallo de quien hace las declaraciones, o del que las traduce del catalán), lo que las editoriales lograrían con movimientos como los citados es que, al final, todos «tengásemos» que aceptar la posibilidad de que los libros electrónicos son libros.


Por si os da una idea...

Acuse de recibo


Cuentos de la selva Horacio Quiroga
Prólogo de Santiago Roncagliolo
Ilustraciones de Miguel Carini
Alcalá

En estos Cuentos..., hombres y animales conviven en igualdad de condiciones, como miembros de una misma sociedad. A veces se ayudan entre sí, como la tortuga que salva la vida del cazador o el hombre que salva a las rayas de los pescadores. Otras veces se alían contra otros animales, como el loro pelado y su dueño. A veces los animales se alían contra el hombre, como los yacarés y el surubí. Pero en todos los casos, los hombres aparecen como una especie animal más, y a veces ni aparecen.


Ya no se hacen películas como las de antes… pero no importa: 154 razones para seguir teniendo fe en el cine
Miguel Ángel Delgado
Laria http://www.editoriallaria.com

Los que nos dedicamos a esto conocemos a Miguel Ángel por su labor en el gabinete de prensa de Galaxia Gutenberg. Pero es también espectador fiel y crítico habitual en labutaca.net. En esta obra nos ofrece 154 títulos de películas estrenados en los últimos cuatro años. No pretende sentar cátedra ni establecer cánones, pero sí asomarse a lo que de verdad hay en nuestras salas, en un amplio abanico que va del cine comercial, de autor, del infantil al más sesudo… Para el buen aficionado las buenas películas pueden esconderse bajo cualquier etiqueta.


Libro de la mujer fatal
Edición de Marta Sanz
451 editores

La mujer mortífera que cautiva y repele, que seduce porque da miedo y da miedo porque es libre hasta la amoralidad. Su principal destreza: destrozar la vida de un hombre.

Relatos de Jules Barbey D´Aurevilly, James M. Cain, Raymond Chandler, Wilkie Collins, Mary Wilkins Freeman, E.T.A. Hoffmann, Pierre Choderlos de Laclos, Matthew Lewis, Prosper Mérimée, Vladimir Nabokov, Antoine François Prévost, Ramón María del Valle-Inclán, Mika Waltari, Émile Zola, Stefan Zweig.

Pinturas de Gilbert Baldry, François Boucher, Bradbury and Wilkinson, Howard Chandler Christy, J. Gordon Edwards, Frida Khalo, Gustav Klimt, Édouard Manet, Edvard Munch, Anselmo Miguel Nieto, José de Ribera, Julio Romero de Torres, Anthony Frederick Augustus Sandys, Paul Schrader, John William Waterhouse, James Whale.


Pequeño catecismo para la clase baja
August Strindberg
Capitán Swing

Nueva colección Polifonías

Este pequeño panfleto, que no pudo ser publicado en vida del autor, es un cáustico repertorio de preguntas y respuestas sobre las «verdades» presuntamente inconmovibles sobre las que se asienta la sociedad moderna. Con el advenimiento de la industrialización ocurrieron dos sucesos de enorme trascendencia en la vida de Strindberg: la fuerza creciente de la clase obrera y de los menesterosos en general y el surgimiento de la mujer como fuerza independiente que se expande por ámbitos que tiempo atrás eran privativos del hombre. Ambas conflictivas identificaciones quedan perfectamente reflejadas en esta obra.




Archivo histórico